close
Admirabox enero: un maravilloso fondo de armario
07 Febrero 2014

Admirabox enero: un maravilloso fondo de armario

Hola de nuevo. Siento publicar con tanta parsimonia pero de verdad, es por una buena causa, o más bien por buenas causas, que me meto en unos fregados maravillosos pero que me tienen totalmente enloquecida y trabajando hasta las tantas.

Pero bueno, empecemos que se nos va el vino en catas…

WP_20140127_004

Hoy os quiero hablar de la cajita de enero de Admirabox. Con tres ediciones ya puedo decir que se consolida la estupenda trayectoria de esta caja eco. Sabéis que soy amante de las cosas bellas y de las presentaciones cuidadas. Soy de las que caen rendidas ante un postre bien presentado o un detalle bien envuelto. Pues bien, Admira Box es una caja que nunca decepciona en ese sentido. Cada mes es diferente y está cuidada hasta el último detalle. Me gusta mucho que no ponga nada impreso en la caja y que sólo la pequeña  mariposa de fieltro rosa la vincule con la marca. Así, podemos reutilizar la caja o regalarla con cualquier otra cosa dentro. Y eso también es muy ecológico. Este mes, además, la cajita venía acompañada de una pinza de madera y una tarjetita con mensaje totalmente cierto.

 

Si bien es cierto que a simple vista la caja no sorprende tanto como la de diciembre (estaba abarrotada), cuando te detienes en cada uno de los productos te das cuenta de la calidad y del acierto, una vez más, de Silvia y Oriol a la hora de seleccionar los productos. En primer lugar tenemos un gel de ducha de Cattier de arcilla rosa y palmarosa, una hierba originaria de la Indica y Pakistán que se utiliza mucho por sus propiedades regenerantes y antisépticas. Su color es rosa chicle y huele parecido a la rosa pero, si me permitís el comentario, menos ‘rancio’ (lo siento, no me gusta el olor de las rosas…). Como casi todo lo de Cattier está certificado por Cosme Bio. Este envase tiene 200 ml y cuesta 8,60 en la web de Admiracosmetics. En otras cajitas venía otro gel de arcilla blanca y miel de lavanda. Sencillamente adoro los geles, champús y cremas de manos. Creo que nunca tengo bastantes de cada una…

 

El segundo de los productos con el que nos encontramos es un contorno de ojos de Green People. Adoro esa marca. Creo que su INCI es uno de los más maravillosos que he visto nunca (sí me repito mucho, pero en un mundo en que las multinacionales repiten las mentiras hasta convertirlas en dogma de Fe, los que estamos al otro lado no hemos de ser menos para que cale nuestro mensaje). Por ejemplo, este producto en fórmula gel es idóneo para aplicar antes del maquillaje. Con una muy buena absorción deja los ojos muy fresquitos ¡y mentolados! y tiene un ligero efecto tensor (las que estéis pensando en las ampollas flash olvidadlo, nada que ver, este no te acartona la piel). Sus formulación está llena de extractos e ingredientes naturales como la achicoria, la tara bush, el alga verde enteromorpha compressa (una de las algas de la carísima (por no decir desorbitada) crema La Mer pero si nos vamos al INCI de los contornos de ojos de ambas marcas, vemos que en Green People está en quinto lugar, mientras que en La Mer lo encontramos en el decimosegundo lugar), el aloe, la camomila o los aceites de oliva y girasol, entre otros ingredientes. Su formato es el típico tubito y contiene 10 ml. Como todo lo de esta firma lleva varios sellos y galardones y este producto en concreto es 86% certificado orgánico, que se dice pronto.

 

El tercero de los productos es una manteca de karité y rosa damáscena de la marca Biofloral. He leído mucho de esta marca pero no había probado nada. Este producto es una pequeña latita de 35 gramos hidratante y que se sirve para las zonas más castigadas de nuestra piel, como codos, rodillas…, por lo que es una fórmula bastante densa y concentrada, y cuyo karité proviene de una cooperativa de mujeres de Ghana que contribuye al desarrollo social y económico de estas mujeres. Certificado por Cosme Bio su precio es de 6,40 euros. En otras cajas la manteca era de karité y baobab ¡debe ser una pasada con lo hidratante que es el baobab!

 

Por último tenemos una mascarilla de arcilla verde también de Cattier. Si no habéis probado las arcillas como parte de vuestros rituales de belleza es un buen momento. Las arcillas son 100% naturales (las marcas bio además te aseguran que no contienen metales pesados) y tienen muchas, muchísimas propiedades, tanto aplicadas en forma de mascarilla como de cataplasma, diluidas en agua en un barreño para baños de pies (especialmente reconfortantes), o en la bañera para disfrutar de sus muchos beneficios. Algunas de ellas (como las de Cattier en polvo) son aptas para el consumo humano, ya que muchas personas se toman media cucharadita disuelta en agua tibia nada más levantarse. Yo no lo he probado vía interna, pero dicen que es mano de santo para depurar el organismo y regularizar el tránsito intestinal, entre otras muchas virtudes. Si os interesa el tema os pongo un link con más información. Por lo que respecta a sus aplicaciones cosméticas, casi sería más fácil enumerar aquellas para las que no sirve, ya que entre sus usos podemos destacar que ayuda a eliminar toxinas, es un potente antiinflamatorio, es calmante para picaduras de insectos y heridas contusivas no abiertas, tonificante, relajante, combate el acné y el exceso de sebo sin resecar, es un gran cicatrizante… Además de todo esto es un producto económico y que cunde mucho. Este tubo de Cattier (una de las mejores marcas que vende arcillas) contiene 100gr de arcilla verde ya preparada y tiene un precio de 3,48 euros en Admiracosmetics.

En definitiva, creo que es una caja sensacional con productos de gran calidad que seguro les doy buen uso, lo que yo llamo un buen fondo de armario. Todos ellos están certificados (excepto la arcilla que no puede ser certificada porque los minerales, al igual que el agua, no pueden ser certificados porque no pueden ser cultivados ni granjeados). 

WP_20140127_007

Por supuesto que todo el embalaje está hecho con materiales reciclados y una cosa que me gusta mucho, muchísimo, es el uso de los flupis@. No sólo porque sean biodegradables, sino porque se deshacen en el agua. Son como los ganchitos. ¿Y eso qué importancia tiene? Pues cuando eres mamá de un enano de 17 meses vives algo obsesionada con lo que puede meterse en la boca y atragantarse o, lo que sería una tragedia, asfixiarse. Las bolsas de plástico y el corcho blanco se convierten en unos grandes enemigos y con los flupis@ tengo la tranquilidad de que si cae alguno por el suelo (intento que no sea así, pero soy una madre tremendamente imperfecta -que no imprudente-), no me preocupa lo más mínimo. De hecho si no tuviéramos la falta de espacio que tenemos en casa los almacenaría (junto con los de Lush que son los mismos) para que jugara cuando fuera un poco más mayor, ya que hay un juguete hecho con estos elementos en colorines que se llama Play Mais y con el que se pueden hacer cosas tan cucas como estas…

Captura de pantalla 2014-02-07 a las 02.09.29

Con todo esto ¿qué mas le podemos pedir a Admirabox? Por mi lado les sigo dando un sobresaliente o, como decían en mi cole, un PA+

Y vosotros ¿conocéis alguna de las cajitas bio del mercado?

Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

13 Comentarios

  1. Desde luego está muy bien la caja, quizá trae menos cosas que otras veces pero son todas muy buenas. Yo tengo la arcilla verde de Cattier y estoy encantada con ella, deja la piel estupenda.
    Un saludito 😉

  2. Tengo dos preguntas. Estoy leyendo todos tus post atrasados pq te descubrí hace poco y en uno leí q desp de dejar la lactancia usaste productos adelgazantes y drenantes, podrías decirme cuales son? Mi bebe dejo el pecho hace casi dos meses y sigo con mucho peso de más. Y la segunda es sobre estas cajas, si compro de una en una puedo elegir que producto, cuando meten diferentes, elegir o no?
    Besos

    1. Hola Rosa. Disculpa que no te haya respondido antes. Yo usé algunos productos de la casa Mama Mio para reafirmar la zona del vientre y afinar las caderas. Me gustó mucho. EL aceite de ozono de The Secret Soap Store de Krous es una maravilla, hidrata mucho la piel y la oxigena, al igual que el anticelulítico de abedul de Weleda. Pero tienes que darlos con un rodillo de masaje para ayudar a eliminar los depósitos de grasa y los líquidos retenidos. De la marca bio Demain Nature usé el anticelulítico y la verdad me gustó mucho (gracias NeroBeauty por recomendármelo), de Iwonatura el reafirmante de pecho y escote que aún estoy usando. Lo más importante es ingerir mucho mucho líquido (los dos litros esos famosos) e infusiones de cola de caballo para eliminar líquidos retenidos, así como hacer algo de dieta y ejercicio. La cosmética ayuda (sobre todo con el tema de la flacidez y para afinar la silueta), pero no hace milagros, eh!. Otro producto que me han dicho que va muy bien (aunque aún no lo he probado) es el anticelulítico de Krous. Ya me dirás cómo te van!!

  3. Que cositas tan buenas trae este mes la cajita, me gusta mucho todo lo de Cartier, muchas gracias por compartirlo con nosotras ..
    Un abrazo

  4. Las conozco por Instagram, que siempre veo fotos por ahí. Pero nunca me he abonado a ninguna. Estuve a punto de abonarme a esta, pero al final no lo hice. Pienso que es tontería acumular productos que no vaya a usar, aunque lo bueno es que pruebas cosas que de otro modo tienes que comprar y puede salir rana… Como la crema de ojos de Dr.Hauschka que compré a ciegas en el Herbolario Navarro y no me va bien.
    Un saludito.

    1. Ains, Amparo, es que algunas veces te llevas algún chasco con esto de las cajitas (yo con las Bio aún no me he llevado ninguno…). Desde que salieron me pareció una gran forma de conocer productos nuevos. Por supuesto no todos ellos se ajustan a mis necesidades pero en esos casos mi familia y amigos son maravillosos receptores de esos regalos. Y hay algunos productos, como las cremas de manos, los geles, jabones o champús, que no me importa tener repetidos para ir alternando ¡por eso me encantan! Y lo de comprar a ciegas…, sí, la política de muestras es algo que las marcas Bio aún no tienen demasiado asumido y a mí me parece fundamental. Besitos.

Deje un comentario

error: El contenido esta protegido!