close
Bálsamo labial Keims de mimosa y té rojo, entre la necesidad y el vicio ;-)
21 julio 2013304Visitas

Bálsamo labial Keims de mimosa y té rojo, entre la necesidad y el vicio ;-)

Hace unos meses probé en una de esas cajitas de belleza un bálsamo labial Keims. Hasta ese momento no había probado nada de esa casa. Lo primero que me encantó fue el packaging y, a pesar de que mi debilidad es el vidrio, el tubito de plástico me gustó porque era satinado (no se resbala entre las manos si llevas crema recién puesta, por ejemplo). En su caja se detallaba las virtudes del bálsamo y lo que no llevaba.

Captura de pantalla 2013-04-26 a las 09.04.22

He de decir que la primera vez que me lo puse experimenté dos sensaciones totalmente contrapuestas: por un lado, mis labios respiraron aliviados desde el mismo instante en que lo apliqué. Es suave e hidratante, huele deliciosamente, pero tan suave que no molesta, no es pegajoso (cosa que odio en los bálsamos labiales) y deja un brillo satinado que hace unos labios preciosos. Pero, al mismo tiempo, al estar en los labios, siempre penetra algo de producto en la boca y esa sensación como de aceite no me gustó nada. A pesar de que en los labios es ligerísimo, al probarlo me parece muy grasa y la sensación perdura mucho tiempo en la boca. También os diré que, a pesar de esto, es uno de los bálsamos labiales que más uso porque sus virtudes sobrepasan con creces ese pequeño ‘pero’. No sé si será el té rojo (rico en vitamina C y poderoso antioxidante como reza su web), o la mimosa (con propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y regenerativas de la piel), pero cuando tengo los labios cortados es mano de santo (y creedme, en bálsamos labiales soy toda una experta ;-))

La marca Keims

Sobre Keims os puedo decir que es una marca española que lleva más de 30 años trabajando para ofrecer productos de calidad y respetuosos con nuestra piel. En la propia presentación de la marca dice algo que me ha gustado mucho, ya que esta firma aúna la naturaleza con la ciencia: “al igual que creemos que una persona que sólo cuida su exterior no es plena y sólo está desarrollando la mitad de sus posibilidades, pensamos que un producto cosmético que nada más aplica la ciencia o la naturaleza, está desaprovechando un gran potencial“.

Y es que soy de las que considero que, por desgracia, se está perdiendo la tradición y la artesanía, pero eso no implica que el uso de la tecnología más puntera y la ciencia sea mala. La cuestión es cómo usamos esa ciencia y esa tecnología y qué mejor uso que ponerla al servicio del ser humano y la naturaleza, y no al contrario.

Sin embargo, esta marca NO es ecológica. Vende productos en los que, principalmente, se usan ingredientes naturales y prescinde de muchos químicos nocivos en todas sus líneas, como parte de su filosofía. No practica greenwashing, sino que cree firmemente en estos principios pero sus productos no son orgánicos ni están certificados y sí utilizan algunos químicos de los que yo prescindiría como SLES y SLS. A pesar de que es una empresa de la que me fío al 100% no me gusta que en la web no ponga el INCI. Sí pone una lista de ingredientes que no lo es. Es una lista de principios activos, pero no pone todos los ingredientes. Eso me parece un error garrafal por parte de la empresa porque en la lista de ingredientes debe ponerse todo lo que lleva, mientras que en los principios activos las marcas ponen los ingredientes más destacados. Espero que modifiquen eso de la web porque confunde a los consumidores y es una pena, porque estas cosas convierten las empresas transparentes en algo opaco.

Bueno, tras este poco breve inciso paso a detallar los ingredientes de este bálsamo maravilloso:

Agua termal, mimosa, té rojo, aceite de ricino, vitamina E, uña de gato, naranja, gingo biloba, cardo mariano y mango. Lleva FP 15. (lo que no he encontrado por ningún sitio es el ingrediente que le confiere esa protección solar). Como todos su productos está libre de:

Aceites minerales (también conocidos con otros nombres como Mineral oil, Paraffinum, Paraffinum liquidum, Petrolatum, compuestos con las sílabas Paraffin-, Petroleum, silicone quaternium, methylsilanol, cera microcristalina, ozokerit, ceresin, vaselina y algún otro que me dejo pero sobre los que profundizaré en un post de Ingredientes).

Siliconas (algunas de ellas derivadas del petróleo).

Etalonaminas

Parabenos (¿qué puedo decir de ellos que no haya dicho? Puedes leer más sobre ellos en estos post).

balsamo labial keims

Lo recomiendo

Pues, a pesar de todos los pesares, sí. A mí me ha gustado bastante y, si no eres tan quisquillosa como yo para los sabores, es un producto excelente. Sí, sé que todo lo que pongo lo recomiendo al 100%, pero es que de los productos que no me han gustado ¡me cuesta tanto dedicarles un post! Debería hacer un mini post o una mini entrada para estos ¿no? Y eso que le tengo unas ganas a algunos…

Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

Mama Mio, una cosmética hecha por y para mujeres que está revolucionando el mundo

Orgànics Magazine + natural con Krous®

9 Comentarios

  1. hola la verdad que es la primera vez que escucho hablar de estos productos se ven interesantes la verdad pero la verdad el no poner lo que lleva es raro nooo?

    1. Hola Mamenjoaquín. Desgraciadamente no es nada raro no poner lo que llevan los cosméticos. El INCI lo ponen muy pocas webs. Siempre ponen que este productos lleva tal cosa, este tal otra, pero siempre destacan los ingredientes naturales, o los complejos con nombres raros que ellos patentan, coencimas y vitaminas, aminoácidos…, pero no la composición. Ninguna marca destaca que la base de su maquillaje es la silicona o que el aceite para el cuerpo es a base de petróleo. Eso sólo está en el INCI y lo ponen por ley. La pena es que empresas como Keims que no tienen nada que ocultar no pongan este INCI en su página corporativa…

  2. Nina,
    Tengo muchas ganas de probar cosas de Keims, (esta marca me recuerda a Korres) y lo que tu dices de ese ligero sabor a aceite, también me ocurre con más de uno que tengo; (huiles&baumes entre otros) y se lo perdono, ya que, creo que me acabo acostumbrando.
    Y sí, aunque sea haz mini posts de productos que no te han gustado; toda opinión es importante y me gusta ver en blogs cosas que gustan y que no.
    Un abrazo

    1. Si NeroBeauty, a mí también me recuerda a Korres (de la que por cierto hice un pedido hace mil porque no había probado nada y me está gustando bastante). Te haré caso y empezaré con los mini post de los productos que no me han gustado, así me saco algunas espinitas y os prevengo de tomaduras de pelo… Un besazo.

  3. Lo que nos cuentas no me atrae demasiado, pero sobre todo, eso de que no ponga los ingredientes completos en la web, me produce desconfianza.
    Besos

    1. Si Marian. Lo bueno de esta empresa es que desde el principio, te dicen lo que no usan. No encontrarás parabenos, ni aceites minerales, ni siliconas ni otras muchas sustancias en NINGUNO de sus productos, pero creo que deberíamos poder ver el resto de los ingredientes. Es una gran marca con grandes productos pero, al no ser bio ni con certificado, considero imprescindible poder leer el INCI.

  4. No conocía esa marca y no me gustan las marcas que no ponen sus INCIs en su web. Hace tiempo le pedí el INCI a Sensilis de un producto, se lo reiteré en dos ocasiones y no obtuve respuesta. Así que lamentándolo mucho no pienso comprar nada de esa marca.

    Ayer mirando en una tienda física los INCI de los desodorantes de parafarmacia veo que La Roche Posay no los tiene a la vista, tienes que despegar la primera lámina. ¿Pero esto que es? ¿Una vez comprado descubro lo que contiene? Menos mal que en su web los ponen. El único que me gustó fue de SebaMed pero qué caros son (7,80 – 9,15)

    Yo en los labios me pongo Karité por la noche y por el día un bálsamo labial 100 % natural y artesano.

    1. Si Raquel. A mí tampoco me gustan las marcas que no los ponen, sobre todo para las marcas que tienen tienda on line creo que debería ser obligatorio por ley ¡deberíamos poder saber lo que nos ponemos en la piel! Yo me he llevado algunos chascos monumentales con empresas que juegan al greenwashing, sobre todo Yves Rocher y Bottega Verde. Es indignante. Sin embargo, otras empresas que están en la misma línea como Rituals ponen toda la información de sus productos y más. Con los INCIS, con todo detalle. Eso me encanta, aunque la marca no sea todo lo natural que me gustaría ¡no esconde nada!

Dejar comentario

error: El contenido esta protegido!