close
Biocultura Barcelona: un abismo bio al que lanzarse sin paracaídas

Biocultura Barcelona: un abismo bio al que lanzarse sin paracaídas

Hola de nuevo. Tras la resaca de Biocultura (menudo exitazo de convocatoria), vengo de nuevo con un post sobre la edición de Barcelona de la feria del mundo ecológico y bio en España. Una feria que, año tras año, se va consolidando como una cita ineludible para el mundo bio. Pero, lo mejor de todo, edición tras edición se va llenando de personas ajenas al mundo bio, de gente que está despertando y se está dando cuenta de que volver a lo natural es la tendencia que imperativamente hemos de seguir en el siglo XXI si queremos seguir en este planeta.

Me encanta ver todas esas marcas de cosmética natural y ecológica tan alejadas de la imagen de mercadillo medieval que es muy bucólica pero creo que no está acorde con la realidad de la cosmética ecológica. Detrás de la cosmética bio hay mucho trabajo, mucha investigación y mucha, muchísima ciencia. Casi más que detrás de la cosmética tradicional, ya que la cosmética natural y bio al prescindir de los conservantes químicos sintéticos (dañinos pero con una efectividad fuera de toda duda), han de formular, reformular, probar y conjugar elementos para conseguir la seguridad y estabilidad microbiana necesaria para vender productos cosméticos con todas las garantías sanitarias (las que exigen nuestras leyes y las que no).

No tenía previsto ir a Biocultura Barcelona. Sabía que era bastante más grande que la de Valencia, pero la verdad, dejar a Leo un día entero y hacerme tantos kilómetros para ver la feria se me hacía un mundo. Pero entonces me enteré de que Biocultura me había concedido el premio periodístico al mejor blog y no podía faltar a la cita. Aunque me doliera en el alma dejar a Leo. Aunque fuera una paliza de tren ir y volver. Aunque mi economía no esté para echar cohetes precisamente. Y compartir ese galardón periodístico con los más grandes como la Agencia EFE, RNE y La Dos de TVE ha sido un verdadero honor.

WP_20140510_015
Compartiendo foto con el resto de premiados. Gracias Manel de Herbals Nature por el reportaje fotográfico 😉

Pasear entre los stands y ver cientos, miles de personas interesarse por una cosmética más saludable para su piel ha sido como abrir una ventana y dejar que el aire fresco corra. La casa de la Luna Media de Eslida, Mona y Leo, Herbals Nature, Adonia, Hifas da Terra, Cosmoética, Karicia, Gamarde, María Davik, El Granero, Taüll Orgànics, Amapola BiocosmeticsDecenas de marcas y ditribuidores con los que pude hablar ¡y los que me quedaron por ver! y de los que me traje deberes para casa, muchas cosas que contar y, por desgracia, muy poco tiempo para escribir de todo lo que quiero escribir.

No os miento si os digo que me faltan horas al día, pero sí os digo que muy pronto os hablaré de unas personas que me causaron un hondo impacto en Biocultura, y os contaré la historia detrás de ellas. Hablo de La Boutique Natural, una pequeña tienda de cosmética ecológica de la que tenía pendiente hablar de algunos de sus productos. Como sabéis no soy una gran testadora. Me gusta probar las cosas con tiempo, ver sus beneficios, cómo le va a mi piel y hacerlo con la atención y el mimo que esta cosmética merece. Despacito… Pues bien, tenía pendiente una review de algunos de los productos de esta tienda que estoy probando, pero tras mi encuentro con el 75% de esta pequeña empresa en Biocultura no puedo sino hablar de la tienda y sus creadores y, más adelante, os haré la pertinente review.

VISTAGENERALDELPABELLN1

También os hablaré de Adonia, una tienda on line (y dos físicas muy céntricas en Barcelona) que tiene algunas de las marcas más lujosas de cosmética ecológica que he visto jamás (Mádara, Kivvi, Unique…., y Coslys, para las que me preguntabais dónde comprar productos de esta marca francesa). Como siempre, este tipo de empresas va unida a un proyecto vital y detrás de este hay muchos kilómetros y mucho amor…

Por supuesto os seguiré hablando de Herbals Nature (donde instalé mi campamento base. Gracias Manel y Conchi por ser tan especiales y maravillosos), de sus marcas con sus super ventas: ZAO Make Up y los solares de Alphanova que fueron un exitazo (no es para menos). En el stand se pudieron vivir emocionantes momentos, como cuando una nena de seis años con alergia a casi todos los aromas de los productos con el mero contacto, al probar la gama de solares para bebés sin perfume le dijo a su madre que esa no le hacía daño. Las lágrimas de la madre al encontrar un solar que no dañara a su hija provocaron un hondo silencio.

O las historias que pude vivir con Raquel de Cosmoética, cuyos productos no considero de belleza sino a medio camino del botiquín y el neceser, y cuya energía vital traspasa las barreras y te inunda (cuando llegué a su stand estaba agotada de tanto andar y me fui con un subidón…). Con Nati, Teresa y José de Karicia me hubiera quedado horas. Estar con ellos es aprender a cada segundo, casi recordar las eternas cosas que sabíamos hace siglos y con el tiempo hemos olvidado para dar cabida a lo inmediato.

También hablé con Marta, de Hifas da Terra, una marca que aprovecha los beneficios de los hongos para hacer productos increíbles y novedosos. Conocí a Alex y Vanesa, de El Granero, una de las distribuidoras más grandes de España y que distribuye varias marcas de cosmética ecológica centradas en mamás y bebés y de las que os hablaré próximamente. Con Jesús de Provinat, la empresa distribuidora de Gamarde, conocí algunos de los secretos de la marca y entendí por qué este año muchos solares Bio contienen nanopartículas…

WP_20140510_003

En el stand de Maria Davik volvía a abrazar a la maravillosa Conxita, y conocí a Natalia Daza, una de las bloggers más veteranas de cosmética natural y Bio del país que tomó mi testigo para dar la conferencia en Barcelona. Me dio mucha pena no llegar a tiempo a verla, pero luego nos tiramos un buen rato hablando e intercambiando opiniones.

La feria es tan, tan grande que me quedó mucho por ver. Hubiera querido hablar con los compañeros de La Finestra sul Cielo, pero el stand estaba tan lleno que no tuve ocasión de hablar con ellos, ni con La Redoma Creativa, una de los proveedores de materias primas cosméticas más serios del país, o con Vivencia Skin Care, con quienes tengo pendiente hacer algo en el blog… Tampoco pude pararme a hablar con Javier, de Terpenic Labs, siempre con su stand repleto de gente interesada por sus maravillosos aceites esenciales…

Fue un día muy intenso y cansado. Levantarme a las seis de la mañana, y vestirme de puntillas para no despertar a Leo. Salir de casa y coger el tren mientras sale el sol. Tres horas de viaje. Llegar a Sants, andar hasta la Plaza de Espanya de donde salía el bus hasta el Palau Sant Jordi. Andar sin descanso. Hablar sin parar. Escuchar intentado absorber todos esos conocimientos y experiencias. Conocer productos, personas, historias. Recoger un premio que me ha colmado de emoción. Contemplar la bella Barcelona una vez más. Ser acogida por los brazos de mi prima, sin horarios. Volver a casa con la maleta rota y encontrar en la estación a mi marido y a Leo. No es un anuncio de Mastercard, pero realmente estas cosas no tienen precio. Gracias Biocultura. Gracias a todos los que habéis hecho posible este hermoso día que siempre tendré en mi retina.

 

Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

24 Comentarios

  1. Hola Nina,

    ¡Cuánta alegría nos produce que compartas tus buenas sensaciones en Bio Cultura! Y más emoción nos provoca el saber que cada edición supera a la anterior y que siempre son un éxito. Feliz nos hace saberlo y comprobar como cada día somos más personas y mucho más conscientes de cuán importante es elegir cosmética natural.

    Gracias Nina y muchas felicidades por el premio. ¡Por supuesto más que merecido!

    1. Hola Ana y Sofía!!!! Muchas gracias por vuestras palabras. La verdad es que lo de Biocultura ha sido maravilloso, sobre todo conocer y poner cara a tantas personas con las que he colaborado en el blog. Poder abrazar a la gente con la que mantienes una estrecha relación por mail es una gozada ¡¡¡A ver cuando os abrazo a vosotras!!! Un besote.

  2. Felicidades por el premio! Adonia es una tienda genial vende marcas muy jugosas y generalmente difíciles de encontrar 🙂

    1. Hola cosméticosaldesnudo. Sí, Adonia es una tienda estupenda y Jorge y Laura son dos pedazo personas. Y es que la gente que está en este mundillo tiene ese no sé qué especial… Y las marcas que llevan…, uf, me lo quería probar todo…

  3. Me hubiera encantado poder asistir Nina! Casi, casi jajaja por un día… Otra vez será! Es cierto que no da tiempo a verlo todo ni a hacer todo lo que te hubiera gustado, pero le has sacado mucho partido! ^_^ Un besazo enorme

    1. Jajaja, Raquel Pues me faltaron horas para verlo todo, ya que del otro pabellón sólo pude saludar a Conxita de Maria Davik y a Javier de Terpenic Labs…, a la siguiente 😉 A mi también me hubiera encantado conocerte. Este mundo virtual es maravilloso, pero nos quita el placer de mirar a los ojos a las personas y cuando lo haces descubres cosas importantes, como me pasó con los chicos de La Boutique Natural… Besitos.

  4. Biocultura es más que una feria, es un lugar de encuentro en el que sale lo mejor de cada uno, y en el que se manifiesta la voluntad de comprometerse con nosotros mismos, con los demás, con nuestro entorno. Es un lugar en el que nuestra energía crece. !Un abrazo muy muy fuerte!

    1. Sí, Conxita. Es mucho más que una feria. Es un clamor por recuperar lo que hemos perdido, pero esta vez usando la más alta tecnología al servicio de los hombres, y no al contrario. Os juro que la investigación, la ciencia y la tecnología que hay detrás de la cosmética natural nos permite conseguir cosas apenas soñadas hace unos años. Y sin porquerías para nuestro cuerpo que es lo más importante. Me encantó ver a tanto padre con sus hijos, esas nuevas generaciones que, quizá, tengan un horizonte más allá de su esperanza de vida, más allá de la codicia y más allá de los intereses de las grandes corporaciones. Esos niños que crecen con el respeto por la naturaleza y por nuestro cuerpo como parte vital de la vida e indisociable de nuestra sociedad. Biocultura es como abrir una ventana y dejar que entre el aire fresco en una habitación falta de oxígeno. Yo, de momento, he llenado mis pulmones para una temporada…

    1. Muchas gracias María. Mi verdadero premio sois vosotr@s, los que hacéis este blog posible y alimentáis mi ánimo para pasar tantas horas frente al ordenador. Un abrazo gordo.

    1. Hola guapísima!!! Hubiera sido una pasada conocerte en persona… En principio no tengo previsto ir para el norte, pero quién sabe, igual me lanzo porque la verdad es que me quedaron tantas cosas por ver… Un besote gordo

Deje un comentario

error: El contenido esta protegido!