close
Ca la Font, la limpieza del hogar con menos tóxicos
22 Noviembre 2014

Ca la Font, la limpieza del hogar con menos tóxicos

Hoy os traigo ese primer post sobre limpieza que os anuncié en este artículo. En este caso, y aunque no lo hago por orden cronológico, quería hablar de los productos Ca la Font. Hace unos meses se puso en contacto conmigo Josep Maria de la marca Ca la Font, una empresa muy pequeña dedicada a la venta de productos de limpieza naturales. Josep Maria Me ofreció probar algunos productos y, como ya tenía en mente la sección, le dije que sí.

Cuando me llegaron lo cierto es que me decepcionaron un poco. Unas botellas blancas, del estilo de las de los chinos, con una etiqueta bastante sosas con el nombre del producto. Siempre os digo que las impresiones son muy importantes. Se dice que una persona tiene siete segundos para causar la primera impresión. Siete segundos nos bastan para saber si una persona nos cae bien o no, y luego esa primera impresión es muy difícil de cambiar. Con la cosmética pasa igual. Nuestro sistema límbico es tan fuerte que muchas de las decisiones que tomamos siquiera pasan por nuestro cerebro consciente. Y si hacemos cosmética bio (o cualquier producto que queramos vender) tenemos que enamorar primero a esa parte no racional de nuestra mente. Esa que nos dice que todo lo bonito es mejor, esa que nos ha enseñado que si Penélope Cruz anuncia esa máscara de pestañas tiene que ser la mejor del mundo mundial, aunque en un lado muy pequeñito de la página publicitaria nos diga que esas pestañas infinitas ¡¡son postizas!! Nos da igual. La queremos. Nuestro raciocinio queda a veces a la altura de un simio cuando se trata de publicidad. Y estamos tan expuestos que ni nos damos cuenta. Si quieres vender, enamora a ese primate que todos llevamos dentro.

El spray anti mosquitos es el segundo de los productos excepcionales de esta marca. Con citronella y aceite esencial de limón, este producto nos ha librado de ser devorados por los mosquitos en más de una ocasión.

Pues este no es el caso. Los productos de limpieza Ca la Font no enamoran a primera vista. Pero funcionan. De verdad. En concreto a mi me han enamorado cuatro de ellos (de los muchos que me mandó Josep Maria): El jabón para la ropa, el spray anti mosquitos,  el descalcificador y el limpiacristales de jabón de coco.

El jabón para la ropa en polvo es ideal para la ropa de los adultos que en pocas ocasiones nos manchamos pero sí tenemos la ropa rozada y/o sudada. Para estos menesteres es uno de los mejores que he probado porque deja la ropa con olor a limpio. Si me preguntaran en abstracto cuál es el olor a ropa limpia, ese que me viene a la mente cuando evoco los anuncios de detergentes en los que las señoras tendían las blancas sábanas en un frondosísimo prado, creo que este olor encajaría casi a la perfección con aquel imaginado. Un finísimo polvo que creo ya no está disponible en su web ¡y es una lástima!

El spray anti mosquitos es el segundo de los productos excepcionales de esta marca. Con citronella y aceite esencial de limón, este producto nos ha librado de ser devorados por los mosquitos en más de una ocasión. Cuando compramos a nuestra perrita nos dijeron que no le podíamos vacunar de la lehismania hasta los seis meses. A finales de verano en la zona en la que vivo hubo una invasión de mosquitos, tanto es así que algunos municipios tuvieron que desinsectar en determinados parajes. Vivir en el campo con una perrita pequeña se convirtió en una pesadilla. Además de los insecticidas normales (bio y reconozco que no bio), cada anochecer le poníamos a nuestros dos cachorros el spray anti mosquitos (el humano y el can), porque además el olor era delicioso. Con la perra, obviamente, no notamos nada. Pero sí con Leo. Si alguna noche se nos olvidaba amanecía con alguna picadura. Eso sí, si tienes alguna herida (de montar muebles como era mi caso), escocía un poco, pero es un producto que funciona a las mil maravillas. Para uso diurno en las largas tardes de verano, Ca la Font ha sacado la misma versión sin aceite esencial de limón, que ya sabéis que es fotosensible y puede manchar la piel (irónicamente es uno de los aceites esenciales con más poder quitamanchas, pero hay que usarlo de noche siempre).

El tercer producto es el mejor contra las manchas de cal que he probado en mi vida. Es un descalcificador y sólo lleva ácido cítrico y agua. Hasta mi madre (que es de Viakal de toda la vida) me dijo que quería uno de esos… Funciona muy muy bien, con cristales, mamparas de ducha, grifos. El baño lo deja como los chorros del oro en poco tiempo y seca muy bien sin dejar rastro al no contener ningún tipo de grasas. La verdad es que es un producto muy efectivo y que me ha encantado. Pienso repetirlo cuando se me acabe este. Como véis no hace falta añadir mil ingredientes químicos para limpiar la casa.

Y el último de los productos que me ha sorprendido es el limpiacristales con jabón de coco. Cuando lo vi pensé “¿un limpiacristales con jabón? Pues quedarán de pena”… Pero no. No sé a vosotras pero a mí siempre hay algún cristal de la casa que se me resiste. Ese que limpias y cuando la luz le da en otro ángulo ves esos brillos horribles. Y da igual el producto que uses. No se va. Pues bien, este producto es ideal para acabar con las manchas de grasa de los cristales. Al ponerlo hace espuma como el jabón (en mucha menor cantidad) y conforme se va evaporando el cristal queda como una patena. Dependiendo de la cantidad de producto usado, los cristales pueden quedar con una pequeña pátina blanca por el jabón, cosa que se soluciona pasando una gamuza de pelo seca por encima. Ni rastro de grasa, de suciedad ni de brillos antiestéticos.

Por supuesto, ninguno de estos productos molesta al ponerlo en el spray. No creo que sean aptos para personas con SQM (Algunos de ellos llevan amoníaco), pero sí para personas sensibles a los aerosoles tradicionales como es mi caso y personas que desean limpiar su casa pero de una forma algo más tradicional, más sana, sin tanto ingrediente agresivo.

Pues bien, además de los productos de limpieza que me hizo llegar (que son más pero estos son los más destacables en mi humilde opinión) me mandó varios jabones. Estos sí tienen una estética más cuidada, envueltos en papel transparente con una tarjeta de estilo rústico y un cordel de hilo. Especialmente destacable el jabón para pieles atópicas y el de propóleo. Todos los jabones están exentos de colorantes y conservantes artificiales. Sólo ingredientes naturales que se mezclan de forma tradicional.

Sí que es cierto que el aroma de los jabones no es lo más atractivo de los mismos. De hecho si te gustan los jabones con aromas deliciosos no creo que estos estén hechos para ti, pero es porque Ca la Font no hace productos para decorar o para que sean bonitos, sino que hace productos funcionales. Y cumplen con lo que dicen.

A pesar de que en todas las etiquetas pone los ingredientes, en los jabones me falta algo más de INCI. Os lo explico. Ca la Font no fabrica los jabones, sino que coge jabones base y les añade los propóleos, las hierbas, la glicerina…, para obtener los jabones con las propiedades que desea, pero no pone en la etiqueta el INCI de esos jabones y no sé si esos jabones base están hechos con SLES, SLS, o sólo llevan sosa cáustica, agua y aceite como los que se hacen en casa. Me gusta mucho más cuando es la propia casa la que hace los jabones, desde el principio hasta el fin, pero para eso se ha de ser artesano jabonero y Josep Maria no lo es (amén de las miles de licencias que te piden para fabricar jabones).

Sé de las dificultades de Ca la Font para sacar adelante su pequeño negocio. Sé lo que es estar frente al ordenador esperando que alguien entre en tu página, que se produzca una compra, que una consulta desemboque en algo más que un consejo. Sé lo duro que es tener una empresa en este país en el que el pequeño tejido empresarial es el sostén de toda una sociedad. Un tejido que se rasga un poco más con cada fracaso empresarial.. Y por eso he colado este post a otros de limpieza que tenía pendientes, porque sabéis que me gusta poner mi granito de arena y daros a conocer marcas y empresas que están haciendo las cosas bien y que apuestan por una vida con menos tóxicos.

Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

12 Comentarios

  1. Interesante post, Nina! Me encanta que te hayas decidido a hablar también de limpieza eco. Un temazo!! Lo seguiré bien atenta. Solo comentar que yo también uso ácido acético como antical y va genial. Además se prepara en casa de manera fácil i segura.. solo mezclando el ácido acético que es sólido y se compra en las droguerias, con agua.. la pones en un espai y ala! A limpiar! También es útil este ácido en formato sólido para limpiar el lavavajillas en lugar de los limpiadores de las marcas conocidas… se pone lavavajillas vacio con acetico en el lugarl del jabon i programa normal. Queda limpio limpio. Hasta pronto!

    Vanessa

      1. Por favor, me recomiendas algún detergente que valga también para niños. La ropa de los adultos no se mancha tanto pero la de los niños sí.
        Muchas gracias,

        Alicia

        1. Hola Alicia. Pues mira para la ropa con manchas de los niños mayores no he encontrado nada bio que vaya tan bien como lo químico (pero no desisto, ¡eh!). Pero sí hay un remedio muy bueno. En los supermercados, concretamente en Mercadona, tienen percarbonato natural. Es un químico suave y poco tóxico para el medio ambiente. Yo lo uso para poner en remojo la ropa muy manchada. Luego uso el jabón de Attitude, el de Beltrán, el de Ecover… Cualquiera de ellos. Ya me dices cómo te va. ¡AH otra maravillosa solución es el jabón casero… Muy fácil de hacer y limpia mejor que ningún otro…

  2. Hola Nina, un post genial y como siempre nos presentas marcas estupendas.
    Yo soy de Valencia y aquí tenemos muchísima cal en el agua con lo cual las mámparas de las duchas, los grifos, los fregaderos… todo acaba lleno de costritas de cal, aunque no te goteen los grifos y limpies cada dos por tres…
    Así que me habeis convencido para probar el descalcificante y también me gusta lo del limpia cristales, voy a convencer a alguien más para que los portes nos salgan gratis. 🙂

  3. La estética de los productos de limpieza a mí no me parece muy relevante, lo que sí me lo parece es que tengan precio asequible y si por ello tienen que rascar del empaquetado, me alegra.
    No me cuadra el aceite de pieles atópicas en una web de productos de limpieza.
    Me guardo la web para futuras compras.

    1. Claro, Raquel. Lo importante es el precio y el resultado y en eso Ca la Font saca nota…
      Lo del aceite es porque él también vende jabones para el cuerpo. Digamos que sus productos son soluciones más sanas para la limpieza y ese aceite se lo pidieron… Y funcionó.

  4. Lo tendré en cuenta a la hora de ir incorporando poco a poco los productos de limpieza, gracias Nina por darnos a conocer la marca, comparto la opinión de ayudar a salir adelante las pequeñas empresas que encima ofrecen salud para el cliente. Por cierto no comentas acerca del precio, hay mucha diferencia entre estos productos y los convencionales?

    1. Uy Bárbara, qué razón tienes, no he puesto el precio. Puede que un poco más que los convencionales, pero no son productos caros y al ser tan eficaces cunden mucho más que los tradicionales. Un abrazo.

Deje un comentario

error: El contenido esta protegido!