close
Línea caléndula de Ártica Bio-Cosmética, una delicia para pieles delicadas

Línea caléndula de Ártica Bio-Cosmética, una delicia para pieles delicadas

Ártica Bio- Cosmética es una de las marcas de las que os hablamos habitualmente en Orgànics Magazine porque es deliciosa. Y es que cuando conoces de cerca a las personas que hacen la cosmética que te pones en la piel, cuando te hablan de todos y cada uno de los ingredientes de sus productos, cuanto te dicen que a la hora de buscar ingredientes no miran precio y siempre escogen los mejores… Eso tiene un valor que no se puede medir con dinero. Hoy os queremos hablar de la línea de caléndula de Ártica Bio-Cosmética, de la que hemos probado el jabón, la crema facial y la corporal. ¡Empezamos!

Jabón de Caléndula Ártica Bio

Como sabéis la caléndula tiene mil y una propiedades y es uno de los principales ingredientes a la hora de formular productos para pieles delicadas, tanto de los niños como de los adultos. No en vano en muchos lugares se le conoce como maravilla. Además de ser una flor preciosa y una planta muy vigorosa y productiva. 

Entre sus propiedades destaca el hecho de ser desinfectante, antiinflamatoria, favorecer la circulación, mejorar la cicatrización de llagas y heridas…  Y este suave jabón de caléndula hecho de la forma más artesanal (os ponemos de nuevo nuestro link para que podáis leer sobre cómo se elaboran los jabones). Los ingredientes de este jabón de Ártica Bio-Cosmética no pueden ser mejores: aceite de oliva virgen extra ecológico, agua, aceite de coco, hidróxido de sodio, extracto de caléndula, aceite de lavanda y flores de caléndula.

Como veis, además de la caléndula lleva otra de las plantas más indicadas para su uso en pieles sensibles como es la lavanda, uno de los pocos aceites esenciales que se puede usar sin diluir en la piel.

En cuanto al jabón, se trata de una pastilla cremosa en la que se aprecian las flores de caléndula que le dan un toque muy bonito al jabón. Es muy cremoso y suave al contacto con la piel y a pesar de los aceites que lleva su aroma nos recuerda a los jabones antiguos, esos que olían a limpio y que las marcas de detergentes intentan imitar echando porquerías ¡¡deberían aprender de las marcas ecológicas!! Claro, que así no tendrían los brutales márgenes que tienen…

Nos ha sorprendido la buena espuma que hace, algo poco habitual en los jabones hechos de forma artesana y que se debe al buen equilibrio entre el aceite de oliva y el de coco.

El precio de este sensacional jabón es 8,90 euros en la web de la marca.

Crema facial de Caléndula

Con aloe como primer ingrediente del INCI, esta suave crema tiene un aroma a medio camino entre lo herbal y lo floral, con toques de monte dulce por decirlo de alguna manera. Su textura media de absorción inmediata nos ha encantado porque es mate pero altamente hidratante. Lo que se viene llamando una textura ‘gustosa’ que la piel adora y que mantiene la hidratación durante, al menos, ocho horas sin que notemos en ningún momento que nos queda corta.

Además del aloe vera, esta crema tiene agua de rosa damascena, ideal para pieles maduras, apagadas y delicadas, agua de jara, con propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antioxidantes y los aceites de oliva, macadamia y aguacate con propiedades nutrientes e hidratantes, así como aceites calmantes de cáñamo y lavanda y, como no, extracto de caléndula.

Un INCI muy bueno del cual los principios activos llegan hasta abajo del todo, a un paso de los conservantes. Como debería ser en todas las cremas.

Aunque no os lo hemos dicho, todos los productos de Ártica Bio- Cosmética están certificados por Bio Inspecta, lo que ya es una garantía… El precio de este amor de crema es de 25,90 euros en su web.

Crema corporal de caléndula de Ártica Bio-Cosmética

Podríamos definir esta crema de Ártica Bio-Cosmética como una auténtica bomba de hidratación, nutrición y regeneración celular pues es una combinación a base de aloe, agua de lavanda y aceites de oliva, coco, almendra y sésamo que reactiva la circulación y mejora las pieles tanto con acné como secas, y con manteca de karité que previene el envejecimiento y aporta un protección frente a los rayos UVA-UVB (pero no es una solar ¡eh!). Como la anterior, contiene extracto de caléndula y aceite de lavanda. Esta crema es más blanca que la anterior que era de un tono blanco roto y tiene una textura en mano bastante fluida, pero luego, como es tan rica, a la hora de aplicarla le cuesta un poco distribuirla, se debe masajear un poco y también se absorbe algo más lenta que la facial pero no deja sensación grasa.Eso también es debido a que la hemos estado testando en época de frío y la manteca de karité es más dura y los aceites se densifican en invierno.

Esa es una de las maravillas de la cosmética ecológica. Al tratarse de ingredientes naturales responden a los cambios de temperatura. Así en invierno las cremas y mantecas son más sólidas porque nuestro cuerpo necesita más nutrición, fórmulas más densas. Y en verano se hacen más ligeras, texturas que nuestra piel absorbe con más facilidad y agradece más. Al igual que nuestra piel y nuestro organismo, nuestras cremas se comportan de forma diferente en verano y en invierno, siendo un complemento perfecto para la piel y evolucionando con ella.

En cuanto al efecto hidratante, este dura unas 6 horas en piel normal-seca, algo más en las pieles mixtas y grasas. Su aroma es tan rico como el de la crema facial pero algo más intenso, cosa que al tratarse de una corporal no resulta pesado. El precio de esta crema de 250 ml es de 22,50 euros en la web de la marca y está realizada con un 96 por ciento de ingredientes ecológicos. Sin duda una de las proporciones más altas que podemos encontrar en el mercado ¡¡y es una marca Made in Spain!!

Dentro de poco os contaremos algo más de esta marca y de sus fantásticos proyectos…

Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

2 Comentarios

Deje un comentario

error: El contenido esta protegido!