close
París acoge la XXI Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático
30 noviembre 2015298Visitas

París acoge la XXI Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático

Hoy empieza en París la COP21, la vigésima primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Este larguísimo nombre se dio en la primera cumbre, la llamada Cumbre de la Tierra, donde se reunieron los países preocupados por el cambio climático celebrada en 1992 en Río de Janeiro. Allí se acordó una convención que entró en vigor en 1994 y que ya ha sido suscrita por 195 países más la UE.
Ha habido otras COP conocidas: como la COP3 que dio lugar al famoso, y al final menos útil de lo previsto, protocolo de Kioto donde se prohibieron, entre otros, los clorofluorocarbonos (CFC) que rompen la capa de ozono; la COP15 en Copenhague, que como resultó ser un fracaso pues aún estamos aquí así, sin acuerdos vinculantes…

la mayoría de los acuerdos a los que se ha llegado en éstos 21 años no están vinculados a ningún tipo de sanción y no se cumplen
Y ¿cómo si está suscrita por 195 países más la UE, 21 años después aún estamos de charlas? pues porque la mayoría de los acuerdos a los que se ha llegado en éstos 21 años no están vinculados a ningún tipo de sanción y no se cumplen. Los países los firman porque queda bonito sobre el papel pero luego hacen lo que quieren, muchos si quiera tienen políticas o leyes en su país que controlen y sancionen a quien contamine. O son tan laxas que no suponen un verdadero cambio de hábitos hacia un verdadero cambio de mentalidad, no hay cambio hacia un mundo más ecológico o por lo menos más sostenible.

Además esta COP21 es la última oportunidad que tenemos para frenar de verdad el cambio climático, diciembre de 2015 es el plazo máximo que se dieron en la COP17 Durban para llegar a un acuerdo mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y parar el calentamiento global. El principal gas antropogénico con efecto invernadero es el CO2, ya que absorbe y emite radiación infrarroja (calor), se libera masivamente en la quema de carbón y en la combustión de otros combustibles fósiles como el petróleo y el gas natural, y debido a la deforestación las cantidades de CO2 atrapadas en las selvas han disminuido, además como es soluble en agua es el responsable de la adificación de los océanos, por todo ello, ambiciosamente, se quiere reducir sus emisiones un 40 % en 2030 y un 60 % en 2040, respecto a 1990.

Si no hay acuerdo serían 22 años perdidos más los que costaría llegar a otro posible acuerdo o lo que costaría volver a sentar a todos los paises en la misma mesa. Aún habiendo acuerdo, éste no sería efectivo hasta 2020.
Y es que desde 1850, que es cuando hay registros de temperatura a nivel mundial, la temperatura global ya ha subido de media 1ºC si llegamos a alcanzar una subida de 2ºC desde 1850 las consecuencias que se prevén son desastrosas:
Deshielo de los polos ya que al hacer más calor en verano se deshelará más cantidad de hielo que no se recuperara en el invierno, aumento del nivel de las aguas que sumergirán parte de nuestras actuales costas y harán desaparecer muchas islas y ciudades.
Deshielo de nieves perpetuas por la misma causa, con la consiguiente pérdida de reservas de agua dulce.
Extinción de especies de animales y plantas, algunos de ellos aún sin descubrir ni catalogar, por el cambio de sus hábitats: más calor, más evaporación del agua, más sequía, menos plantas que crecen y menos animales. Son particularmente sensibles los anfibios, algunos insectos de los trópicos y grandes mamíferos que habitan los polos. Así como todos los seres de los océanos, por la acidificación de sus aguas.
Desaparición de las selvas de zonas tropicales ya que se tornarán más áridas, más sequía, peores cosechas…
-Más migraciones por todo el planeta, dilución de grupos étnicos minoritaríos y de su forma de vida ancestral, peor reparto de los recursos, más pobres,
Bueeeno pero si en unos 150 años solo ha subido 1ºC no hay que alarmarse, aún hay tiempo… nada más alejado de la realidad, 9 de los 10 años más cálidos desde que hay registros, se han producido a partir del 2000. Y es que nos hemos pasado en el consumo de combustibles fósiles.
Cuando empezamos a mediados del siglo XIX a consumir carbón con el desarrollo de la revolución industrial íbamos calentando poco a poco también el planeta, además emitimos a la atmosfera millones de micropartículas de carbón que rodearon la Tierra con una especie de manto que hacía que vistos desde el espacio brilláramos más. Ese brillo era la luz solar que parte rebotaba en esas partículas y no entraba dentro de la atmosfera (quien no ha oído decir a nuestras abuelas eso de “cuidado que el sol de ahora no es el de antes y te quemarás”, bien el sol es el de siempre, pero nuestra atmósfera no), con lo cual el calor que no entraba del sol lo proporcionaba el carbón que quemábamos, digamos que se compensaba algo. A esto hay que añadir que a principios del siglo XX se inventaron los aerosoles con CFC que poco a poco han ido mermando la capa de ozono. Después de la segunda guerra mundial, es el apogeo del petróleo y sus derivados, poco a poco de deja de usar el carbón en las industrias y en los hogares, hasta que sobre los años 80 su consumo se reduce tanto que empiezan a cerrar masivamente minas de carbón (el despertar de China ha hecho que el carbón resurja y suponga hoy en dia casi el 30% de los combustibles fósiles que se queman). La capa brillante que nos rodeaba y que algo nos protegía con el desuso del carbón también desaparece poco a poco, el calor del Sol que llega a la Tierra entra por la atmosfera y queda atrapado en los gases efecto invernadero y los UV nos entran por el agujero que han provocado 100 años de usos de aerosoles en la capa de ozono. Así que nos juntamos con el calor que nos llega del Sol y el producido por nosotros, que crece exponencialmente pues una población mayor requiere también mayores consumos de energía de combustibles fósiles, amén de las nuevas supereconomías emergentes que necesitan del petróleo y del barato,  pero sucio, carbón para acabar de despegar, y por eso en los últimos años es cuando más evidente y rápido es este aumento de temperatura global.
Para mitigar todo esto se requiere, como no, de un buen presupuesto, unos 78.000 millones €/año, una hucha que han de financiar los países desarrollados, y empresas privadas, para que los países en vías de desarrollo puedan seguir avanzando sin usar combustibles fósiles y además también se debe invertir en el Fondo Verde para el Clima para paliar los efectos adversos que el clima cambiante produce en estos países en desarrollo: huracanes, inundaciones, sequías…
Es injusto que ahora se exija a países en vías de desarrollo no usar combustibles fósiles para su desarrollo sin darles a cambio algún tipo de compensación económica para invertir en energías renovables

Es injusto que ahora se exija a países en vías de desarrollo no usar combustibles fósiles para su desarrollo sin darles a cambio algún tipo de compensación económica para invertir en energías renovables. No cuando la causa del problema en gran parte ha sido nuestro desarrollo y sobre todo cuando nosotros mismos no hacemos el uso extenso que deberíamos de las energías limpias. Especialmente es grave, y poco ético, exigirlo desde España donde tenemos la mejor tecnología y unos recursos naturales excepcionales que no usamos.
También se requiere invertir en educación de las nuevas generaciones en buenos valores medioambientales y en economía sostenible, una política mundial sobre el agua, un acuerdo sobre el respeto a los mares y los océanos y su biodiversidad, apoyar la economía circular y del reciclaje y formación de trabajadores hacia trabajos en un mundo eco… ¿he dicho ya lo de la educación?
Y no, no hay tiempo, o llegan a un acuerdo válido de verdad en menos de 11 días, obviamente con algún tipo de sanción a quien no cumpla, o no habrá marcha atrás para este desastre anunciado y del que somos responsables todos.
¿Que te quieres quitar un poco de culpa? haz tu #Revoluciónbio ya, empieza a consumir productos ecológicos o sostenibles: desde alimentación a ropa, pasando por cosmética y productos de limpieza hasta muebles y tu casa. En Orgànics Magazine te ofrecemos una ventana a este mundo eco sin renunciar ni al diseño, ni a la comodidad ni al glamour.
http://newsroom.unfccc.int/es/paris/

COP21 París

Orgànics Magazine

Orgànics Magazine

El primer magazine on line sobre moda sostenible, belleza ecológica y green living de España ¿Te quedas con nosotr@s?

Savias de oro Yipsophilia, un sorprendente descubrimiento

Adiós Elblogdeninabenito. ¡¡Hola Orgànics Magazine!!

0 Comentarios

¿Quieres suscribirte a los comentarios de este artículo?
avatar

wpDiscuz
error: El contenido esta protegido!