close
Dr. Bronner’s, el mejor jabón de Castilla made in USA
11 Enero 2016222Views

Dr. Bronner’s, el mejor jabón de Castilla made in USA

Hola de nuevo. Hoy os queremos hablar de algunos de los productos Dr. Bronner’s que he probado estos días gracias a Cristina de Verum Natura. Sabéis que siempre me ha gustado a apoyar a las tiendas españolas y por eso nunca he comprado en tiendas como Iherb o similares, pero eso no quiere decir que no las haya mirado y remirado deseando que llegaran a España algunas de esas maravillosas marcas. Y mis plegarias fueron escuchadas. Hace poco más de un año aterrizó en España esta marca norteamericana especializada en jabones, curiosamente en jabones del estilo del jabón de castilla. Quizá una fórmula que ha ido pasando de generación en generación después de que los colonos la llevaran a aquel nuevo mundo, o en épocas más recientes cualquier emigrante llevara consigo un pedacito de esos jabones de la abuela… Sea como fuere, en Dr. Bronner’s hacen jabones como si fueran castellanos de toda la vida. Y poco a poco amplían su catálogo, pero poco a poco, practicando el slow que tanto predicamos en este camino bio de la vida pero que tan poco aplicamos. Y es que ya se sabe, en casa del herrero…

Pero vamos ya con los productos que he podido probar de Verum Natura, tienda de la que ya os he hablado aquí:

Jabón en pastilla Dr. Bronner’s cítrico

Sabéis que adoro los jabones en barra. Son objetos preciados y preciosos y quizá porque me gusta hacer jabón desde hace años puedo comprender la magia que surge cuando mezclas un aceite con la sosa cáustica. Esta suave y sencilla pastilla es delicada con la piel, hace una buena espuma (teniendo en cuenta la escasa espuma que suelen hacer las barras tradicionales) y deja la piel limpia sin agredirla. Sin picores ni tiranteces. Eso sí, como todos los jabones en barra, en los ojos escuecen más que los geles, por eso cuando baño a Leo con este tipo de jabones no le dejo jugar demasiado con ellos porque luego se restriega los ojos y se los deja hechos un Cristo. Y es que contiene los aceites más compatibles con nuestra epidermis, como el de jojoba, coco, palma (ecológica por supuesto, por favor sé que soy muy pesada no compréis nada que lo contenga…) y cáñamo, además de los aceites esenciales de limón, lima y naranja.

El precio de esta preciosa barrita de 140 gramos (cunde una enormidad) cuesta 5,99 euros en Verum Natura.

Si tuviera que ponerle un pero a este producto es que se me queda un poco escaso de aroma. De hecho a penas huele a cítricos, sino más a jabón del de toda la vida. Y al día siguiente de usarlo el aroma casi es imperceptible. Un poco más de concentración de aceites esenciales me hubiera gustado más, sobre todo por los efectos energizantes que tienen los cítricos en mi ánimo, cosa que agradezco al final del día para poder acabarlo sin arrastrarme por los suelos, pues mi hijo es un poco búho y se acuesta a las mil con la misma energía con la que se levanta, si no más…

 

Jabón líquido cítrico

El segundo de los productos que he podido probar. Este sí tiene un aroma mucho más intenso y dulce. Quizá sea porque el aceite de naranja ecológica está en tercer lugar del INCI y se aprecia su aroma dulce y afrutado mucho más que en la barra (más bien me huele a mandarina, pero es que en eso los valencianos que vivimos entre huertos hilamos muy fino). También tiene aceite de coco en primer lugar del INCI, así como aceite de oliva en cuarto, seguido de cáñamo y jojoba y los aceites esenciales de los cítricos.

Lo cierto es que es un INCI tan escueto que me ratifica en eso de que para hacer buenos cosméticos no hace falta una lista de ingredientes kilométrica, sino que con pocos ingredientes de buena calidad se puede hacer jabones y geles maravillosos, que limpian nuestra piel respetando nuestro manto hidrolipídico para que éste se regenere sin problemas.

Además de eso hace una espuma generosa y cunde mucho, ya que contiene casi medio litro, concretamente 473ml que cuestan 15,90 euros.

 

Bálsamo corporal de naranja y lavanda

Un dulcísimo bálsamo con mil y un usos, de esos que tanto me gustan a mí. Que lo mismo te sirven para que los zapatos no te hagan llagas (olvídate de la vaselina, por Dios), hasta para los sabañones, los labios cortados, las durezas, las rozaduras, peinar las cejas, dar brillo al cabello (con un poco menos de un grano de arroz en las puntas o un poco más en todo el cabello para acabar con el frizz), para dar un toque de luz al maquillaje (pon un poco en el arco de la v del labio y en el hueso malar)… y lo más importante, para toooodas esas cosas que le pasan a mi peque y que se van con besitos y cremitas mágicas ‘de esa de tu bolso, mami’, su cómodo formato y tamaño la hacen ideal para llevar encima y sus ingredientes no pueden ser mejores: aceite de jojoba en primer lugar, de aguacate en segundo, cera de abejas en tercero (por lo que no es vegano), aceite de cáñamo y aceites de naranja y lavanda. Punto. Y así es perfecto.

Esta pequeña maravilla cuesta 5,98 euros en Verum Natura y tiene 14 gramos, lo que, en serio, es una auténtica barbaridad, ya que necesitas casi una vida para terminarla por lo mucho que cunde, ya que con pasar el dedo por encima tienes de sobra para la mayoría de usos.

Y respecto al aroma…, pues si bien al principio la combinación no me parecía muy sugerente, los dos aromas se funden bastante bien, predominando el de la naranja, dejando ese aroma de campo para el fondo.

Y vosotr@s ¿habéis probado ya algo de Dr. Bronner’s?

Orgànics Magazine

Orgànics Magazine

El primer magazine on line sobre moda sostenible, belleza ecológica y green living de España ¿Te quedas con nosotr@s?

Deje un comentario

error: El contenido esta protegido!