close
Fruit dèclat à la Tomate Bio, la superventas de Ella Baché en su versión ecológica
23 Mayo 2014441Views

Fruit dèclat à la Tomate Bio, la superventas de Ella Baché en su versión ecológica

Hola de nuevo.

Hoy os traigo una review de unos productos que llevo mucho tiempo usando. Se trata de la mítica Crema Tomate de Ella Baché pero en su versión Bio, llamada Fruit dèclat à la Tomate Bio. Muchas veces, cuando me enfrento a cremas bio de marcas convencionales reconozco que lo hago con reservas. No son pocas las ocasiones en las que me han colado cremas llenitas de químicos dañinos con dos o tres ingredientes certificados. Lo cual es totalmente lícito y loable por parte de las marcas, ya que supone un esfuerzo, pero en no pocas ocasiones es más un ejercicio de greenwashing que una decidida apuesta por la cosmética saludable.

Pero en este caso no es así. Natural Beauty me hizo llegar este producto que he estado usando durante dos meses seguidos con la finalidad de poder emitir un juicio sobre el mismo. Para empezar el bote me encanta. A pesar de mi declarado amor por el vidrio, reconozco que los envases pump up airless son los más indicados para la cosmética, máxime cuando ésta es orgánica (no olvidemos que los parabenos de los que prescinde este tipo de cosmética son dañinos, pero también son los mejores conservantes conocidos en el mundo de la cosmética). Además la estética está muy acertada. Una crema de tomate totalmente roja. Os he de decir que la crema de tomate original es uno de los superventas de esta marca, de la que ya os he hablado con anterioridad. Ella Baché es una de esas marcas que está fuera de los canales tradicionales de ventas. No la encontramos en ECI, sino en salones de belleza y tiendas especializadas, donde la venden personas profesionales, esteticistas… Pues bien, como os decía, esta crema original la formuló Ella Baché tras ver a las campesinas húngaras (Ella Baché fue la primera mujer en licenciarse en Farmacia por la Universidad de Budapest) cómo partían un tomate en dos y se lo frotaban por el rostro para lavarlo. Ella Baché, viendo la bonita piel que lucían estas mujeres, decidió crear la que ha sido la seña de identidad de esta casa: La Crema Tomate. Producto que ha ganado numerosos premios desde que esta visionaria de la cosmética la creara dados los resultados que ha obtenido. Su ingrediente activo principal es el licopeno del tomate, un compuesto antioxidante y regenerador que, además, actúa reforzando la resistencia de la piel ante las quemaduras solares (no, no es un factor de protección solar, pero se han hecho estudios en los que determinadas personas se les administraba altas dosis de tomate concentrado durante un periodo de tiempo y se disminuía el riesgo de quemaduras solares…, por favor, esto es sólo a modo informativo, no creáis que con esta crema y una ensalada de tomate podéis ir a la playa y pegaros una panzada de sol…)

Esta crema tiene un bonito color marfil y su textura es fantástica. Se extiende muy bien sobre la piel dejando como un velo nada aceitoso que hace que la piel esté muy confortable y permanezca así durante todo el día (muchas veces a lo largo del día noto la piel seca, pero con esta crema mi piel ha estado muy bien todo el día). En cuanto al olor huele intensamente a rama de tomatera. No es un olor desagradable, pero quizá un poco intenso para mi gusto, intensidad que se contraresta con sus virtudes y su excelente INCI:

Agua, glicerina, coco caprylate/caprate, glyceryl stearate citrate, manteca de Karité bio, aceite de semilla de sésamo bio, escualeno, alcohol cetearílico, aceite de almedra dulce bio, extracto de licopeno de tomate bio, extracto de naranja bio, extracto de albaricoque bio, extracto de uva bio, hydrolyzed algin, extracto de mora negra bio, extracto de raíz de zanahoria bio, extracto de alga palmaria palmata, agua marina, extracto de alga chorella vulgaris, xantano, hidróxido de sodio, ácido cítrico, tocoferol, benzoato de sodio, ácido dehidroacético, alcohol bencílico, sorbato de potasio D-Limonene, geraniol, linalool, citral y perfume.

 
 

Como podéis ver los ingredientes principales son aceites, mantecas y extractos naturales como el tomate, la naranja, el albaricoque, la uva, la mora… Contiene además algas (muy usadas en cosmética natural por sus muchísimas propiedades). Sin ingredientes dañinos. 100% natural y con un alto contenido en ingredientes bio (desde la manteca de karité hasta el aceite de almendra pasando por el extracto de tomate, naranja, albaricoque, uva, mora y zanahoria).

Me gusta muchísimo la luminosidad que aporta a la cara y su confortabilidad. Sin tener ningún mineral que aporte brillos (muchas cremas llevan mica u otros pigmentos para reflejar la luz), la combinación de extractos, mantecas y aceites hace que esta crema deje un aspecto a la piel luminoso y descansado. Un gran descubrimiento de una marca ya mítica. Por supuesto, este producto está certificado, tanto por Ecocert como por Cosmebio, dos de los sellos más prestigiosos.

El segundo de los productos del que os quiero hablar es de los polvos tratantes minerales Fruit dèclat à la Tomate Bio. Son el complemento de la crema y contiene polvo de piedras preciosas y semipreciosas, como el diamante, topacio y la hematita. Contiene aceite de jojoba (en segundo puesto del INCI) y de oliva (en quinto puesto), así como extracto de tomate Bio. De esta forma, estos polvos además de dar color y unificar la tez son un tratamiento debido a las múltiples cualidades de los aceites y de las piedras que contiene. Es un polvo compacto bastante cubriente y muy fino. Ya sabéis que yo soy más de maquillajes líquidos que de polvos, ya que me noto la piel más cómoda con estas fórmulas. Sin embargo he de decir que con estos polvos, y dado que contienen muchos aceites, no he notado la piel acartonada (tampoco tan cómoda como con los maquillajes líquidos), pero sí me gusta muchísimo cómo queda en la piel. Sí es cierto que es un tratamiento complementario, al menos de forma estética, ya que al poner la crema debajo, luego os polvos matifican ese aspecto glow de la crema y queda una piel mate pero con mucha luminosidad. Una cosa que me ha extrañado y maravillado es que estos polvos no son nada relucientes. A pesar de que la mica sea el primer ingrediente del INCI, no relucen nada en absoluto sino que dejan un aspecto satinado en la piel muy muy bonito.

 
 

Además, aunque el tono que me mandaron para probar desde Natural Beauty era el más oscuro (tienen dos tonos), se ajusta mucho a la piel, ya que es un polvo muy fino y con poca cantidad hay más que de sobra. Este producto no está certificado. A pesar de que el 99,5% de sus ingredientes son naturales, al contener un 84,7% de minerales no puede ser certificado, ya que sólo se puede certificar los ingredientes vegetales o animales y sus derivados, nunca el agua, los gases o los minerales.

Por poner una pega os diré que el olor del polvo compacto no es de los más agradables. No huele a verde como la crema, sino más bien a aceite dulzón. No es un olor malo, pero sí demasiado intenso que se junta con el de la crema y tenemos un buen rato de olores extraños en el rostro. Afortunadamente no perduran demasiado. Eso sí, os vuelvo a recalcar que en mi casa me llaman Rastreator…

En definitiva son dos productos que me han gustado mucho (ya os digo, la crema la he estado usando durante dos meses largos con puntuales infidelidades en viajes y fines de semana), mientras que los polvos los he ido combinando con otros productos.

Y vosotras ¿conocías la marca Ella Baché?

Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

6 Comentarios

  1. ¡menuda sorpresa!no había oido de que el tomate fuera tan bueno para la piel!sinceramente me has dejado con ganas de probar la crema de tomate porque tiene que ser lo mejorcito!!una pena que no se pueda adquirir on line!un post interesante!!!un besote y gracias!!!

    1. Sí Wonderwall!!! He intentado encontrar un documental que vi hace algunos años en los que se hacía pruebas con gente a las que les daban todos los días tomate concentrado y su capacidad para aguantar el sol sin que le provocase daños se incrementaba considerablemente. El tomate es una fruta maravillosa!!!

  2. Nina,
    Desde hace años, cuando iba a la playa y me quemaba (no quiero ni recordar los estragos que habrán hecho en mi piel esas quemaduras) iba a la nevera y me aplicaba o un yogur o un tomate recién cortado…por lo tanto, todo lo que dices del tomate y sus propiedades es bien cierto.
    Lo que sí me resultan curiosísimos son los polvos. A mi también me gusta más el maquillaje en crema, pero unos polvos minerales con buenos ingredientes, son una gozada. En este momento estoy probando por primera vez unos con caléndula y estoy muy contenta con ellos; el acabado, le textura y lo bien que se sienten en la piel a pesar de ser polvos.
    Averiguaré por si se venden por aquí cerca de mi casa…la crema me gusta para mi madre.
    Un besote enorme beauty

    1. Hola mi pequeña Meiga… Los polvos son muy buenos pero eso sí, el olor no es la experiencia más agradable del mundo. La crema sí me ha gustado mucho y su textura me encanta, creo que es apta para todas las pieles y con ese INCI… Besotes

    1. Pues será lo mejor que puedas hacer a tu piel y a tu organismo. Además tienes cientos de marcas donde elegir y cuando te lances ya no querrás volver ni a los chaneles!!!!

Deje un comentario

error: El contenido esta protegido!