close
Happy Healthy Box, por fin una cajita para una vida Wellness
31 julio 2015477Visitas

Happy Healthy Box, por fin una cajita para una vida Wellness

Hola de nuevo. Hoy en Orgànics magazine os quiero hablar de algo más allá de la cosmética. Se trata de la cajita Happy Healthy Box. Las personas que me leéis con cierta asiduidad sabéis que adoro este tipo de cajitas porque nos permite conocer productos y marcas nuevas. Y me encantaba el concepto de la Degusta Box, y siempre me decía, algo así bio sería fantástico… Y aquí está. Esta cajita que viene de la mano de Busco Eco y de El Universo de Cris está llena de sorpresas y entre ellas siempre hay varias de cosmética ecológica. La verdad es que no creo en las casualidades, sino que más bien soy una devota de las causalidades. La primera vez que me hablaron de esta cajita y de Busco Eco fue por parte de un distribuidor que va a colaborar con la cajita (yo no me perdería las venideras…) y me preguntó si conocía la Happy Healthy Box. Al llegar a casa después de hablar con él me puse a mirar en Internet y fue como si mis súplicas hubieran sido escuchadas ¡una cajita de comida y cosmética 100% bio! Junto con la web Busco Eco está embarcada en esta travesía Cris, de El Universo de Cris, cuya fantástica web es un compendio de recetas y consejos para emprender una alimentación raw-vegana sin renunciar a la diversión ni al sabor. Y a Cris la conocía gracias a una blogger a la que le tengo mucho mucho cariño, como es Ana, de Wellness Juice (en parte el titular de este post va por ella). Ambas me han dado mucha fuerza para emprender otro camino más importante pero más solitario si cabe: el de la alimentación wellness.

Cuando decides caminar por el lado bio de la vida no es algo que te propongas como una misión. No te han abducido ni te has convertido en un iluminado. Lo haces casi como un grito deseperado por terminar con ciertos hábitos dañinos. Y lo haces poco a poco, como las señoras se meten en el mar, despacito, saltando con cada ola para que no te chope por completo, con precaución…

Yo empecé a caminar por aquí de la mano de la cosmética pero cuando lo haces te entra una tremenda manía de difícil cura: empiezas a darle la vuelta a toooodos los envases. Cuando dominas algo la cosmética te pasas a la alimentación y piensas ‘si la cosmética lleva todas esas porquerías, ¿qué llevará nuestra alimentación?’ Y ves vídeos como este (si acabas de comer no lo veas, y menos si es hamburguesa).

Y empiezas a leer la composición de todo. Y descubres que la carne picada que acabas de comprar sólo lleva un 80% de carne, es decir, que te venden un 20% de aditivos como si fueran carne cuando no lo son. Y ves que el segundo ingrediente del yogur de tu bebé es el azúcar ¿para que necesita un bebé de un año tanto azúcar en un yogur? Es más ¿para qué necesita azúcar?, y ves que casi todo lo que venden lleva tantos conservantes y colorantes que no sabes cuánto es comida y cuánto porquería. Y, como en cosmética, casi todos los ingredientes son los mismos. Y te das cuenta de que esa comida es de todo menos un alimento. Y empiezas a comprar cosas bio. Poco a poco, porque nos hemos acostumbrado a comida barata y mala y porque nuestros bolsillos ya no se pueden estirar más… Pero algunas cosas vitales las empiezas a cambiar: la leche de los niños, los huevos, la sal, el azúcar… Y descubres que ante ti se abre un mundo de posibilidades y de nuevos alimentos que desconocías. Leches de todo tipo de semillas, cereales casi extinguidos, productos donde los conservantes no ocupan tres líneas… Pero, como todo en esta vida, dar el salto es complicado, y más si le añadimos la amplísima gama de los llamados super alimentos y suplementos que las famosas pusieron de moda yendo con sus batidos verdes a todas partes pero que, más allá de una moda, son un mundo por conocer. Y te enfrentas a ese mundo casi como un crío recién nacido: desnud@.

Os he de reconocer que en mi andadura inicial por el lado bio de la vida en más de una ocasión he tenido que tirar cosméticos que no eran tan bio como me hicieron creer, o que no daban los resultados que yo esperaba. Y con la alimentación me ha pasado lo mismo. He comprado productos que luego no me han gustado y he tirado el dinero.

Me he propuesto muchas veces comprar super alimentos y otro tipo de productos bio, pero sin probarlos antes… Pues la Happy Healthy Box viene a llenar ese vacío y me permite probar cosas que nunca he probado y conocer marcas y productos que jamás pensé que existirían. Y lo más importante de todo no es que sean bio (que por supuesto lo son), sino que me empujan a buscar dónde encajar esos maravillosos alimentos en mi rutinaria diaria.

Siempre me ha gustado cocinar, pero en el día a día se ha llegado a imponer con crueldad una terrible dictadura de pasta y arroz nada saludable, relegando el chup chup para días señalados. Y notaba como mi salud se resentía, como mis comidas eran eso, comidas, pero no alimentaban mi cuerpo estresado y cansado constantemente. Poco a poco he ido realizando pequeños pero significativos cambios en mi alimentación y esta cajita me empuja a seguir avanzando en ese camino.

wp_20150724_025

Y es que si es duro pasarse a la cosmética bio aguantando las casi burlas de amigos y familiares por ser la rarita, la extremista y casi la apocalíptica (por eso cada vez callo más), mucho más duro es hacerlo con la comida, renunciando a todo ese entramado que nuestra sociedad ha construido alrededor de los alimentos, sin darnos cuenta que con el paso del tiempo, de las leyes y de las multinacionales, nuestros alimentos eran convertidos en mera comida y ésta en basura. Fritos, refrescos, carnes de mala calidad, trigos desvirtuados, toneladas de azúcar, alcohol, conservantes, espesantes, saborizantes… Por eso conocer a personas como Cris y Ana, chicas normales, como yo, que han avanzado hacia un estilo de vida más saludable saliendo de esa espiral en la que todo nuestro cuerpo enferma y se siente agotado, es como respirar ese aire tras una tormenta en el bosque. Es aire, sí, pero tan diferente al que solemos respirar…

Y después de todo este rollo os cuento lo que traía esta fantástica caja y que va mucho más allá de los productos que contiene, permitiendo que ante mis ojos se abran un abanico de posibilidades.

Eso sí, la de junio fue la última edición y quienes la queráis tendréis que esperar a la de septiembre (sí, os voy a poner los dientes muuuy largos).

wp_20150724_026

  1. Superalimentos Mundo Arcoiris. Nibs de cacao. Vale, la primera en la frente. Esto no sé cómo integrarlo en mi dieta. Son semillas de cacao puro al 100%. Sabemos que es un antioxidante maravilloso, pero así, sin moler ni nada como no sea en un guiso… Ya os contaré cómo las uso, si las trituro y hago alguna de las maravillosas recetas de Lala Kitchen (si no tenéis tiempo ni se os ocurra hacer click, os enganchará desde la primera letra)
  2. Superalimentos Mundo Arcoiris. Superdetox. Son unos polvos de color verde intenso que se añaden en las comidas, en los batidos (mi querida Wellness Juice hace unos maravillosos con ellos). Lo que no me gusta de este es que, al ser una muestra de 20 gramos, no pone qué lleva. Nos hemos de ir a la web para averiguar que es 20% Hierba de Cebada, 20% Hierba de Trigo, 20% Alfalfa,15% Manzana, 5% Ortiga, 5% Gel de Aloe Vera, 5% Kale,
    5% Cardo Mariano y 5% Chlorella. Me haré alguno de los smoothies que tanto le gusta a Wellness Juice… Y ya os contaré…
  3. Copos de arroz integral La Finestra Sul Cielo: ideales para desayuno, para purés o caldos. Al ser en copos requieren una cocción mucho más lenta y al ser ecológicos e integrales tienen todas sus propiedades intactas. Una delicia que probaré tanto en dulce como en salado…
  4. Quinua Real: barrita ecológica de quinoa. Pues eso, una barrita de quinoa y arándanos. Sabe como el arroz hinchado y es dulcecita, ideal para un tentempié y con un tamaño que te deja bastante saciad@, pero no me ha enamorado perdidamente, lo reconozco, aunque para Leo fue amor a primera vista…
  5. Paté vegetal de curry. Este aún no lo he probado, no contiene gluten ni lactosa, así que es apto para todo tipo de dietas.
  6. Azúcar de abedul con stevia. Este producto me encanta aunque de todos los productos es el que más me ha decepcionado, ya que viene en un sobre super grandote con mucho packaging y luego contiene sólo un sobrecito que me ha dejado con las ganas de más. Aunque es un sobre de 8 gramos de contenido, más o menos como dos sobrecitos de azúcar de las cafeterías. Lo bueno de este producto es que sólo contiene xilitol de abedul y stevia. Sabe casi como el azúcar con un punto de frescor más que notable. No empalaga en absoluto y tiene cero calorías. Pero claro, las calorías a estas alturas ya deberías saber que no indican nada (es absurdo medir el mundo en calorías y comparar una coca cola 0 con un plátano, diciendo que la primera es mejor porque no engorda…) Lo mejor es que tiene un índice glucémico muy bajo y es tolerada por diabéticos. Es decir, al contrario que el azúcar no genera picos de insulina ni sus consiguientes bajadas (que es lo que pasa con los azúcares tradicionales –azúcar, pan, pasta…). Tampoco contiene fenilalanina (un aminoácido que contienen los chicles sin y que no se debe tomar en grandes dosis). Una alternativa más que saludable si, como yo, la vida sin dulce se te antoja más oscura, pero buscas una alimentación más saludable.
  7. Vita Snaks. Crunch mix. Un sobrecito con fruta deshidratada y lista para comer que ha hecho las delicias de Leo. El pensaba que eran chuches (todos sus amiguitos van siempre con las bolsitas) y era una ración de fruta completa (aunque son 18 gramos de fruta deshidratada, correspondían a 160 gramos de producto fresco): manzana, mango, piña, plátano y fresa. Ideal para picar, para llevar al cole o al trabajo. ¡¡Un snack de lo más sano!!
  8. La Verdera: tomates secos triturados. Este es mi producto preferido de todos. Un sobre con 50 gramos que da para muchísimo, ya que estos tomates secos están muy concentrados. Para ensaladas de verano (patata cocida, huevo cocido, cebolla cruda y un par de cucharadas de esta maravilla, un buen chorro de aceite virgen extra, sal del himalaya y ensalada rapidísima, o con un poco de nata vegetal y unas plumas integrales o bio, Mmmmm rica pasta en un momento). Para mí es lo mejor de la caja, en lo que a alimentación se refiere.
  9. Amandín. Bechamel ecológica de arroz. No la he probado, pero la tengo reservada para unas espinacas con ajetes y piñones o un brócoli al horno…, aún no lo he decidido…, tampoco descarto ponerla en una lasaña tradicional, con su carnecita picada, su tomate…
WP_20150724_028
Disculpad la pésima calidad de las fotos. Llevo luchando con Nokia España desde que lo compré por su mal funcionamiento…

Y hasta aquí la parte de alimentación. Me ha encantado la caja, pero he echado de menos tamaños un poco más grandes, sobre todo en el azúcar, que me hubiera gustado poder saborearlo en un pastel, pero con 8 gramos… Quizá no el bote de 750 gramos, pero un sobre de 75 o 100 para poder probarlo bien… es el único pero que le veo a este maravilloso invento…., pero ahora vamos con la parte de cosmética. En esta cajita de junio tenemos tres excelentes productos:

WP_20150724_042

Cattier: solución micelar desmaquillante. Hecha en un 99,2% de ingredientes naturales y un 10,1% bio, esta agua micelar es una de las más dulces que he probado últimamente con un delicioso aroma a azahar (lleva agua de azahar en segundo lugar del INCI). Es una botellita de 50ml ideal para llevar de viaje o al gimnasio, para tener cerca del sofá (una de mis manías es desmaquillarme viendo la tele. Odio la rutina nocturna cuando llego demasiado tarde a casa como para hacerla a horas decentes 20-21h, y si se hace muy tarde luego me gusta ir directa a la cama, así que aprovecho los eternos intermedios para ir haciendo la rutina a retales). Como casi todas las aguas micelares que he probado, desmaquilla muy bien, aunque la he probado muy poco y no en los ojos, así que no puedo decir si escuecen o no…

Uvas Frescas. Jabón Artesanal Bio. Sabéis que me encanta esta marca y que este jabón es, junto con el de pino de Natura Siberica, uno de mis must. Su aroma es delicioso y persistente. Adoro ponerlo en los cajones para que huela la ropa así de bien. No hace falta ni abrir la cajita (es una mini talla de 50gr), sólo con acercarla a la nariz ya desprende todo su aroma. Lo adoro.

Vivencia Natural Skin Care: Aceite de caléndula ozonizado. 100% bio. Otro producto de botiquín que ya conocía gracias a VNSC. Es una aceite de caléndula al que se le ha añadido ozono, un gas que tiene infinitas propiedades terapéuticas y que desde hace unos años se usa en España para terapias más relacionadas con dolencias internas como el colon o las hernias discales, pero para la piel tiene resultados excelentes, la oxigena y ayuda a que sane en tiempo record. Yo lo uso para los rasguños de Leo (le encanta ir con su pequeña moto de juguete y se mete cada tortón…), y a él le encanta ponérsela y decirme ‘Mmmm, mami huele a osono’. Esta mini talla contiene 50ml y dura una eternidad porque cunde muchísimo.

Y hasta aquí el post de hoy ¿os ha gustado que os hable de algo más que cosmética?

¿Os gusta este tipo de cajitas?

Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

Línea Ecocert de GreenLand: los básicos del cuidado bio

Crema 24 horas Anti Edad de Green People, el aliado de las pieles sensibles

21 Comentarios

  1. qué bien! Tengo que probar!! Yo empecé con la alimentación y lo de la cosmética ha ido poco a poco, el empujón final me lo ha dado mi hermana que ha empezado incluso ha hacer ella misma cremas bio para nosotras.

  2. Toda la razón! las que nos separamos de lo convencional estamos en una línea difícil de comprender para el resto que no se dedican a pensar y compran los

  3. Buenas y calurosas tardes!!!!!
    Aquí me encuentro escribiendo de nuevo Nina !!! yo ,con la alimentación llevo muchos años y con Yago se enardeciò el sentimiento hasta el punto k m agobio cuando no come fruta y verdura bío……como con la cosmética a veces me frustro muuuucho! pues he de pelearme con suegros etc (para que no le den un danone a Yago ,yo particularmente detesto k tome esos yogures teniendo ecológicos maravillosos)….Tengo mis mercados biológicos puntuales y ciertos supermercados ( secciones ) a los que acudir pero muchas veces me cuesta encontrar productos del día a día . Intento no ser inflexible y a veces puede comer tartas repletas de Esss, conservantes y colorantes ( q m ponen los pelos de punta) .
    Siento que nos envenenan a cambio de pagarles con ciertas marcas comerciales y famosas …… En Fín cuanto mas investigas más radical t vuelves.
    Deberíamos formar un club, jeje!!!
    Lo de la cajita me encanta, además conocía varios productos y son estupendos . Me encantaría suscribirme al igual que estoy en essentia box pero creo que ésto es distinto no? Es que me metí en las webs pero no m leí bien condiciones , etc , ni tiempo.
    Qué gusto ver esa cajita abierta con los bracitos lindos de tu niño , el mío igual , siempre está con lo ecológico …..bellos traviesos .
    Un abrazo
    Iratxe

    1. Sí, Iratxe, eso del club ya, jajaja, yo cuanto más leo menos cosas compro en el súper. Ayer estaba en Mercadona y estaba lleno de gente y todos comprando salsas, helados y guarradas por el estilo y yo cada vez más lejos de todo eso… A mí me enferma que Leo salga de la guarde con chuches ¡¡que tiene dos años por Dios!! Por suerte no le gustan nada en absoluto, excepto los chupachups que les da una chupada y los tira y el chocolate. Ahí sí tenemos una lucha porque toooodos los días a tooooodas horas me pide (le compro unas galletas bio de avena con chocolate de Aldi pero no dejan de ser galletas con chocolate)… En fin, poco a poco… Ya sé que va a ser el rarito del cole, jajajaja. Un abrazote gordo, gordo.

  4. Después de tanto tiempo que leía recomendaciones de tu blog he entrado a leerte aunque ya te seguía y me ha encantado cómo escribes. Me encantaría ir haciendo pequeños cambios en la alimentación de mi familia y Aldi es un buen sitio a buen precio para esto. Por suerte las cosas Bio están bajando de precio porque hay más consumidores que lo demandan (bien)
    Yo soy blogger de belleza pero me encanta leer entradas de todo tipo y así me has hecho saber de esta caja y de esos productos nuevos de belleza, así que muchas gracias y hasta pronto 😉

    1. Muchas gracias Noeliaworld!!! Lo hacemos lo mejor que podemos. A mí también me gusta comprar las cosas bio en Aldi. Me gustaría que tuviera más variedad pero para empezar está genial. Lo tenemos muy cerca y siempre cargamos. Mi hijo adora los yogures bio. Sin azúcar ni nada.

  5. Que buen post! dan ganas de apuntarse de cabeza a la siguiente caja. es tranquilizador ver que somos muchas las principiantes y “raritas” en nuestro entorno, porque por un lado los tuyos a veces te miran como a un perro verde, y por otro uno ve blogs muy inspiradores de chicas que lo hacen todo tan perfecto que una se ve un poco perdida entre tanto zumo verde y tanto superalimento, jejeje. Pero para eso estamos, para aprender juntas 🙂
    Mi blog también va de eso, de como aprendo pasito a pasito. Y en cosmética me queda mucho, pero tu blog es uno de mis puntos de referencia al respecto. Así que gracias por toda la info!! <3

    1. Hola Lorenateconmiel. Muchas gracias por tus palabras, uf, ser una referencia para otra blogger es un honor ¡¡y una responsabilidad!! Al final las cosas malas de las redes se compensan con esta pequeña familia que formamos los que estamos en la misma onda y que, en muchas ocasiones, no podemos comentar con nuestras familias de verdad, así que encontrar estos apoyos es vital para seguir en el lado bio de la vida. Un abrazote y te sigo desde ya!!!!

  6. Excelente post! Gracias a ti conocí el blog de Wellness y de ahí el de Universo de Cris y de ahí la web Busco Eco, así que conocía esa cajita. Me encanta! Pienso que está genial de precio para todas las cosas que trae. Está claro que los que nos preocupamos por los ingredientes de nuestra cosmética terminamos preocupándonos por los de nuestros alimentos. Poco a poco vamos progresando en el cambio, aunque la gente que nos rodea nos vea como raros y no nos apoye, ahí seguimos, mejorando cosas por nuestra salud.
    Me encanta el ayudante que tienes ^_^ Un besazo enorme para los dos!!!

    1. Hola Raquel!!! Si es que estamos conectadas 😉 Yo tamibén creo que está muy bien de precio, sobre todo porque lo que lleva sabes que son cosas que tienen un gran valor, que han sido hechas con mimo, e intentas incluirlas en tu dieta sea como sea. Yo llevo una semana de cambios profundos en mi dieta y estoy super feliz. ¡Ah! Y si quieres otro maravilloso blog te recomiendo el de Lala kitchen. Sus recetas además de fáciles están para chuparse los dedos. Ya me diras. Un besazo y lo del ayudante, siempre que ve un paquetito me pregunta ¿mami eso es bio?, jajajaja, hasta en la guarde les decía a las profesoras que los pañales de sus compi no era bio. Es tremendo!!!!

  7. Hola, qué lindo tu blog, recién lo descubrí y me encanta. Con respecto a los nib de cacao yo los como en mi desayuno con un poco de miel y son deliciosos, porque solos tienen un sabor fuerte. Suerte!

    1. Hola Ivone. Muchas gracias, los probaré con miel a ver qué tal resultan. Me gusta mucho el cacao al 85% pero tan puro no lo había probado!!

  8. Jooo pues si que me has dejado con los dientes largos…. en septiembre tomo nota. Como describes la triste realidad de las que descubrimos el engaño y nos ponemos como fieras, tiramos todas las porquerias a la basura y no queremos seguir en la misma rueda… y en que se acaba callando. Yo acabo hace pocos meses de descubrirlo todo gracias a tu blog, y cuando se lo comente a una buena amiga me soltó que ella llevaba 4 años usando cosmetica bio, pero que no me habia dicho nada porque es algo muy personal…; llamemoslo
    que no quieren ser “las raritas”.. pero a mi me da igual, yo lo voy proclamando a los cuatro vientos!!! Ande yo caliente y riase la gente! un beso y a seguir publicando verdades y disfrutar del verano.

    1. Jajajaj, Carmen. Yo al principio le hablaba a todo el mundo de estas cosas. Ahora sigo intentando que mi familia con los peques sea más consciente, pero a duras penas lo consigo. El otro día me junté con mi familia y llevaban protector Delial para los peques, uno de ellos tiene DA. Y no les dije nada. Me da mucha pena, pero al final te cansas de decir las cosas y que te echen esas miradas de ‘si es tan malo no puede estar en el supermercado’. En fin, un besote y me alegro que ahora tengas ese punto en común con tu amiga. Vuestra relación seguro que se fortalece ahora.

  9. Ninaaaaa!!! Vaya sorpresón!! Se me ha erizado la piel varias veces leyéndote… Muchísimas gracias por la mención, es de verdad un honor para mí poder inspirar aunque solo sea un poquito a alguien que a mí me ha aportado tanto conocimiento y bienestar a través de la cosmética saludable.

    Siempre digo que cuando alguien empieza a “despertar” en cierto ámbito de nuestra vida, acaba tarde o temprano haciéndolo también en otros aspectos (después quizás venga el ejercicio físico, la ropa, la gestión del ego, etc…¡¡esto ya es un no parar, así que prepárate!! jejeje) y me alegro un montón de que estés en ese proceso de cambio en la alimentación que te aportará una mejor calidad de vida, no solo a ti, sino también a los que están a tu alrededor. Lo que comentas de rarita, extremista y apocalíptica me suena… jejej pero cuando sigues tu camino creyendo en lo que haces y los demás ven que te encuentras pletórica y feliz, al menos sienten curiosidad. Y qué mejor manera de transmitir una vida saludable a los demás que a través del ejemplo. Tú lo sabrás bien! 😉

    ¿Y qué decir de la Happy Healthy Box? Es una iniciativa que hacía mucha falta y cómo no, se le ocurrió la idea a mi amiga Cris, es una crack que rebosa wellness allá donde va. Yo he descubierto a través de la caja productos que ya son un básico en mi despensa, creo que es una buena manera de probar productos que a lo mejor no te arriesgas en comprar. Y a María de Busco Eco también la conozco y es un amor de mujer. Y es que cuando se cree en algo y hay buena voluntad, los resultados son maravillosos.

    Mil gracias y mil abrazos!! Me has inyectado un porrón de energía, saber que estoy siendo útil para alguien es muy, muy satisfactorio. Gracias por hacérmelo saber. Muaaaaakk!!

    1. Claro Ana!!! estoy cambiando mi alimentación por problemas de salud y aunque tomo muchos alimentos bio no tengo organizadas las comidas, sobre todo los desayunos ¡¡soy un desastre!! Y también gracias a ti he conocido las otras webs que menciono. Saber que hace poco tú también llevabas una vida poco wellness me da muchos ánimos y sé que lo voy a conseguir. Y sí, al resto de cosas ya le ha afectado. La ropa de Leo es bio y la poca o nula que me compro intento que lo sea o que lleve, como poco, algún oeko text. Pero sabes, lo malo de todo eso es que te alejas tanto de los convencionalismos y del consumismo que aún te haces más rarita, jajajaja. Pero soy más feliz que nunca. Un abrazote y sigue deleitándome con tus recetas ¡¡¡que no estaba suscrita a tu blog y aunque me paseo mucho por él no me quiero perder nada de lo que escribas!!! Un besazo y a ver si nos podemos dar un achuchón en persona.

  10. Me ha encantado el post!
    En mi caso fue al reves primero la mama nazi de conida ecologica y despues la cosmetica…
    Pes yo hace tiempo que uso el azucar de abedul y te lo recomiendo para tartas y lo que sea lo malo es que hay ecologico aun… Y que una latita de 500gr vale casi 10€ pero esta fenomenal y sabe igual q el azucar!! No entiendo cómo de mal esta el funcionamiento de esta sociedad que nos obligan casi a comprar azúcar refinado blanco y que este producto cueste tanto encontrarlo… Y sea tan caro porque se gasta en dos tartas y poco mas…
    En fin me encantaria conocerte porque en mi grupo tb soy la rarita… A pocas les entra la curiosidad por investigar lo que cuento y ya no digo nada… Para evitar malas caras

    En fin
    Gracias

    La casita del Ombú
    Carmen

    1. Hola Carmen. Sea como sea, lo importante es llegar y saber que en este lado bio podemos establecer nuestro hogar 😉 Un abrazo

Dejar comentario

error: El contenido esta protegido!