close
Inuit Honest Soaps, el retorno a la tradición jabonera más pura
23 mayo 20172728Visitas

Inuit Honest Soaps, el retorno a la tradición jabonera más pura

Hace unas semanas descubríamos Inuit Honest Soaps en Orgànics Magazine. Desde entonces hemos podido testar algunos de sus jabones y hoy os contamos lo que nos han parecido y así vamos haciendo boca para el especial de jabones que tenemos a la vuelta de la esquina…

Como os contábamos en la entrevista a Mónica y Eloy, los creadores de esta maravillosa marca, con Inuit Honest Soaps volvemos un poco a retomar la tradición de los maestros jaboneros de antaño con el uso de los materiales más puros y básicos.

Y ha sido un acierto. Nos encantan los jabones aromáticos, destaparlos y notar como sus aceites esenciales invaden nuestra estancia. Algunos aromas duran incluso semanas en nuestro despacho. Es como escuchar música celestial. Pero incluso con la sinfonía más maravillosa de fondo, a veces se nos hace necesario el silencio para pensar. Para quedarnos con nosotros mismos a solas.

Y eso es lo que nos ha pasado con los jabones Inuit. Algunos de ellos tienen un leve aroma, otros sólo la desnuda esencia del jabón. Esa sencillez de formulación nos ha permitido apreciar la magia de los jabones más de cerca y, como no, renovar nuestros votos con ellos. Lo sentimos por los geles, que cumplen sobradamente su función y nos encantan, pero nuestro amor incondicional es para ellos. Para los jabones sólidos. Por su suavidad, por sus miles de combinaciones, por sus resultados, por su ecología, porque no necesitan conservantes, por su sencillo packaging, por su sostenibilidad y porque en cada uno de ellos se encierra un poco de magia. Y es que ¿quién iba a pensar que un aceite con agua y un álcali como la sosa cáustica daría como resultado algo tan maravilloso? A veces las mezclas más inusuales tienen los resultados más excepcionales…

Mini Soaps Combined Skin Box Inuit Honest Soaps

El primer producto del que os queremos hablar son los mini soaps de la Combined Skin Box de Inuit Soaps. La caja lleva 4 jaboncitos en forma de dado de 25 gr aproximadamente cada uno que van grabados con números del 1 al 4. El 1 y 2 son para pieles normales y el 3 y 4 para pieles mixtas. Como os hemos comentado, estos jabones están formulados sencillamente con menos de 9 ingredientes cada uno, todos llevan como base el aceite de oliva virgen extra ecológico, el agua de glaciar del que os contábamos más cosas en la entrevista, sosa cáustica, aceite hidratante y refrescante de babasú, arcillas que absorben toxinas en impurezas y unas gotas de aceite de Árbol del Té con propiedades antisépticas, antifúngicas, antibióticas y cicatrizantes, perfectas para pieles mixtas y grasas, así como para las que tienen tendencia acnéica, pero todos limpian suavemente.

El número 1 es un jabón para equilibrar las pieles normales con aceite de jojoba que ayuda a retener la humedad de la piel. La arcilla verde (o montmorillonita o bentonita) es rica en magnesio que es antiséptico, antioxidante y ayuda a la regeneración. Es un jabón que apenas hace espuma, de suave aroma a jabón de siempre. Casi podemos ver a nuestra abuela lavar las prendas en la pila de cerámica blanca frotándolas contra la tabla de lavar…

El número dos es para regenerar las pieles normales a mixtas, se sustituye el aceite de jojoba por manteca de karité que nutre y regenera la piel y por aceite de pepita de uva que es un gran antioxidante rico en flavonoides. Para el tipo de piel de Dolo (mixta pero sensible) es el que más le ha hidratado y el que tiene el aroma más suave.

El 3 es equilibrante de pieles mixtas, con aceite de avellana con propiedades astringentes, reguladoras de la grasa e hidratantes hacen que este jabón sea suave para controlar las pieles grasas y mixtas, así que si tienes la piel grasa ¡¡este aceite es genial para regular de forma natural el sebo!! El jabón número tres hace un poco más de espuma que lo anteriores y deja la piel muy limpia y con ese ‘chirrido’ típico que produce al enjuagarla, pero no reseca. Es una sensación que solo dura un par de minutos para dejar la piel más cómoda.

El último, el número 4 para pieles más grasas y con acné lleva cúrcuma, que no solo le da ese color tostado y hace que sea el más aromático de los cuanto jabones, sino que hace que este antiinflamatorio natural mejore el aspecto de la piel junto al poder antiséptico del neem que hace que los granitos no se infecten. Es el jabón que más espuma hace, no reseca las pieles mixtas, y tampoco las grasas, pero si se ve una mejoría en la zona T. Recomendamos altamente este jabón para esas mamás preocupadas por sus hijos e hijas adolescentes, ya que además de limpiar en profundidad la piel, ayua a regular la grasa, previene la infección y ayuda a su correcta cicatrización. Sólo hay que ser constante, una característica no muy propia de los adolescentes que lo quieren todo y ahora, pero ¡así es la juventud!

El precio de esta bonita caja con los cuatro mini jabones es de 8,90 euros en la web de la marca.

Jabón 5 para piel Madura Inuit

Por otro lado también hemos probado el jabón número 5 que está indicado para pieles maduras y contiene aceite de argán y onagra, dos de los aceites más valiosos para las pieles maduras y que se completa con aceite esencial de lavanda, muy calmante e indicado para pieles sensibles. El número 5 es un jabón muy suave y bastante blando. Su aroma es suave y al deslizarse por la piel suelta como una especie de mucílago que no es sino el propio jabón que se disuelve lentamente. Nos encantan su suavidad en el rostro y el resto de cuerpo (lo hemos testado a conciencia). Además al ser cuadrado hace que asirlo sea muy sencillo y no se resbale, ya que podemos mojar sólo una de las caras del jabón y pasarlo por el rostro.

La piel queda suave, limpia, hidratada y nada reseca. De hecho normalmente tras salir de la ducha tenemos que ponernos una hidratante porque nuestra piel queda algo tirante (pero no es una cosa que nos moleste), sin embargo en este caso no hemos tenido esa urgencia en hidratar la piel.

Sin duda si quieres limpiar el rostro con delicadeza, tienes la piel seca, sensible o madura y adoras los jabones como nosotras ¡este cubo te encantará! Su precio es de 14,90 euros en la web de Inuit Honest Soaps. Y con este jabón creo que tendremos las necesidades de limpieza de la piel cubiertas para casi un año… Lo que nos da cuenta de lo que cunde la cosmética bio…

Nos ha encantado probar algunos de los jabones de esta maravillosa marca que con tanto mimo han elaborado Eloy y Mónica, y seguro que pronto nos sorprenden con alguna otra genialidad bella por fuera y espectacular por dentro.

Y vosotr@s ¿Sois de gel o de jabón?

Orgànics Magazine

Orgànics Magazine

El primer magazine on line sobre moda sostenible, belleza ecológica y green living de España ¿Te quedas con nosotr@s?

Se prevé un incremento del consumo ecológico sin precedentes

Siete cervezas ecológicas internacionales para necesidades especiales

2 Comentarios

  1. Muy buen artículo! Estos jabones están genial! A mi el numero 9 de caléndula y el numero 4 de neem me están encantando y me están sentando genial para un brote de rosácea que me ha surgido hace poco. Esos jabones y el aceite de onagra puro que he usado a modo de hidratante ha sido mi salvación. El numero 5 tengo pendiente de estrenarlo aunque me parece que después de leeros no voy a tardar mucho en probarlo. Los recomiendo encarecidamente!

Dejar comentario

error: El contenido esta protegido!