close
La Mimateca, una tienda que apuesta por la cosmética de km0
28 abril 2016629Visitas2Comentarios

La Mimateca, una tienda que apuesta por la cosmética de km0

Sabéis que en Orgànics Magazine nos encanta apoyar las marcas internacionales y darlas a conocer, ayudar a que se introduzcan en el mercado español y que crezcan. Y sí, algunas marcas con las que he estrechado lazos a lo largo de estos años me han invitado a visitar sus instalaciones si realizo algún viaje a su país de origen, pero son las menos. Sin embargo con las marcas españolas podría recorrer toda la península visitando a todas las marcas que me han ofrecido conocerlas. Y eso es maravilloso, no sólo porque demuestra el buen estado de la cosmética ecológica en España, sino porque da fe de la transparencia de las marcas, de las ganas de enseñar sus productos. Porque cuando haces cosmética ecológica sientes que parte de ti se queda en cada crema, en cada aceite, en cada emulsión. Y cuando hablo con algunas de estas marcas noto cómo hablan con orgullo de sus productos porque con cada envase te llevas un poco de sus creadores a casa y un pedacito del lugar en el que han sido creados. Y ese orgullo creo que sólo se puede experimentar con la cosmética hecha desde el alma y no desde el bolsillo.

La Mimateca

Pues bien. La Mimateca tiene una gran selección de marcas españolas y nosotras desde Orgànics Magazine hemos testado tres productos de los que os vamos a hablar ahora.

Crema Hidratante de Rosa Mosqueta de Irati Organic de La Mimateca

El nombre de esta marca me evoca uno de los parajes más maravillosos que he visto y uno de los viajes que con más cariño recuerdo, además de ser una marca con un pequeño pero maravilloso catálogo de productos. El año pasado tuve la oportunidad de probar sus dos roll-on para picaduras de bichitos y para pequeñas contusiones y han sido (y son) mis aliados cuando viajo con Leo. Es caerse, darle el roll-on y se le pasan todos los males.

En este caso he probado su crema de cuidad facial de rosa mosqueta. Los que me seguís sabéis que ‘odio’ el aroma a rosa mosqueta, así que cuando vi esta crema en el paquete que con tanto amor me prepararon Abigaid y Nereyda…, casi me pongo a llorar (porque sé que la rosa mosqueta es uno de los ingredientes más importantes de la cosmética sin tóxicos, pero una tiene un olfato un tanto rarillo…). Sin embargo el aroma predominante de la crema no es el de rosas, sino uno herbal y con un punto cítrico que le aporta el lemongrass, aceite muy usado para hidratar las pieles mixtas y con muchísimas cualidades. Me gusta mucho cómo deja la piel, ya que a pesar de estar compuesto por mantecas y aceites no aporta nada de grasa. Eso se debe en parte al alcohol que tenemos en segundo lugar del INCI (un alcohol vegetal orgánico), seguido por la glicerina, uno de los humectantes más importantes del mundo y con unas capacidades higroscópicas muy notables (absorbe el agua ambiental y la retiene, por eso siempre se ha de poner diluido en agua porque si no la tomaría de nuestra piel causando un efecto totalmente contrario). La manteca de karité es el cuarto ingrediente y a ella le sigue la milenrama (una delicia para pieles maduras), la caléndula (ideal para pieles dañadas), la salvia (especial para pieles mixtas y sensibles),aceite de coco, de jojoba y de rosa mosqueta, extracto de hipérico, aceite de oliva, lavanda, ylang ylang, geranio y lemongrass… Un baile de extractos y aceites enfocados a cuidar toda las pieles pero, sobre todo, las que tienen tendencia mixta o grasa y presentan cierta sensibilidad.

Irati Orgànics Magazine

Me ha gustado mucho cómo deja la piel de hidratada y mate, aunque al ser una crema con bastante consistencia si me maquillaba después tenía que esperar bastante a que todos los aceites se hubieran absorbido bien porque si no me hacía barros, pero eso es típico de mi piel. Quizá al final del día he notado que me falta un punto de hidratación, por eso y por lo mate que es, es por lo que considero esta crema muy apropiada para pieles mixtas pero con un punto de sensibilidad, sin rozar la atopía, dado que lleva gran cantidad de aceites esenciales.

Y hablando de aceites esenciales, en el envase del producto noto ciertas carencias que desde aquí invito a Irati Organic a corregir. Por ejemplo no pone para qué tipo de pieles es adecuado este producto, sólo pone que se tiene aplicar de día y de noche sobre la piel limpia. O sea, que además de ser hidratante tendría que poner que es nutritiva, porque a pesar de que en cosmética ecológica todas las cremas son nutritivas (todas nutren la piel con principios activos), una vez más nuestro imaginario colectivo nos lleva a pensar que hidratante sólo sirve para el día y nutritiva sólo para la noche, así que si una marca hace una crema que nos sirve para todo el día ¡¡que lo diga, así no nos compramos otra!! Otro de los fallos que veo en el envase es que no pone la información sobre los alérgenos.

Y eso es maravilloso, no sólo porque demuestra el buen estado de la cosmética ecológica en España, sino porque da fe de la transparencia de las marcas, de las ganas de enseñar sus productos. Porque cuando haces cosmética ecológica sientes que parte de ti se queda en cada crema, en cada aceite, en cada emulsión. Y cuando hablo con algunas de estas marcas noto cómo hablan con orgullo de sus productos porque con cada envase te llevas un poco de sus creadores a casa y un pedacito del lugar en el que han sido creados

Como hemos explicado algunas veces en Orgànics Magazine, los aceites esenciales son, como su palabra indica, la esencia de las plantas de las que se extraen, por lo que son tremendamente puros y concentrados (por eso hay que saber usarlos y las disoluciones correctas que son beneficiosas para nuestra piel y nuestro organismo). Sin embargo, muchos de esos aceite esenciales (como la lavanda o el geranio) tienen unos componentes que son alérgenos (como lo son las nueces, la soja o los huevos), y deben indicarse en el envase (por eso en muchos alimentos pone ‘puede contener trazas de frutos secos’). Si vamos a mirar estos compuestos en EWG seguramente nos de un pasmo al ver que tienen una nota de un 7, 8 e, incluso, un 9. Pero esto es porque son alérgenos y EWG califica basándose en los informes que hay sobre los ingredientes y las posibilidades de desarrollar esa patología, no por la gravedad de la misma. Es decir, al igual que las nueces son componentes inocuos para la mayoría de las personas, pero si tienes una alergia es un producto que deberías evitar y dadas las graves reacciones que pueden tener las personas alérgicas a los frutos secos se ha de indicar en el envase si pueden contener trazas de los mismos. Pues lo mismo con los aceites esenciales, lo único que con los productos por vía tópica no suele producirse un shock anafiláctico como en el caso de los alérgenos ingeridos, pero sí pueden causar irritaciones que en el caso de personas con problemas dermatológicos pueden llegar a ser importantes.

Otra de las cosas que me gustaría que pusiera en el envase es el tanto por ciento de ingredientes ecológicos que lleva. Es decir, las marcas acostumbran a poner un asterisco en los ingredientes de origen ecológico, y en este caso vemos que son la mayoría, con un total de 14 compuestos, pero no sabemos el tanto por ciento que representan (que debe ser bastante elevado porque el alcohol lleva el asterisco y está en segundo lugar del INCI). Además en este caso los ingredientes ecológicos tienen el aval del CPAEN, el Consejo de Producción Agraria Ecológica de Navarra.

El precio de esta crema de 50ml es de 14,96 euros en La Mimateca

Naobay Orgànics Magazine

Tónico Facial Calmante Naobay

Este es el segundo de los productos Made in Spain que Abigaid y Nereyda me hicieron llegar. Se trata de un suave tónico apto para las pieles más sensibles. En primer lugar lleva aloe vera y contiene extractos de camomila y centella asiática, así como glicerina. Un INCI bastante sencillo entre los que destaco otros dos ingredientes muy controvertidos, como son el benzoato de sodio y el sorbato de potasio. Ambos aceptados por Ecocert (el sello que lleva este producto) y por casi todas las certificadoras europeas.

Sin embargo cada vez son más los estudios que los vinculan con alergias y trastornos como el TDAH, aunque bien es cierto que todos esos informes se basan en alimentos. Sí, ese yogur tan sano que les damos a los peques lleva sorbato de potasio (usado para evitar el crecimiento de moho), y ese refresco que le damos como ‘premio’ por portarse bien o para celebrar un cumple contiene benzoato de sodio que, más allá de su efecto en solitario como alérgeno, tiene un efecto mucho más perjudicial al juntarse con el ácido ascórbio de las bebidas, ya que se convierte en un producto altamente cancerígeno llamado benceno.

Pero, como siempre os digo, en estos casos sí tenemos unos organismos que velan por los consumidores como son las certificadoras, y como en ello les va el negocio y la confianza de millones de personas, están muy al tanto de los nuevos estudios que hay sobre tóxicos para poder eliminar aquellos compuestos que se demuestre son dañinos para nuestra salud, pero seguiremos con un ojo estos dos ingredientes por si acaso…

En cuanto a la prueba de uso, pues es un producto que me ha gustado mucho. Deja la piel muy fresquita y no me ha sacado ni una sola rojez en todo el tiempo que lo he estado usando, así que perfecto. Es muy suave con la piel del rostro y como todo lo de esta marca viene en una presentación tan bonita…

El precio de este producto es de 13 euros

la-mimateca-saper-balsamo-calendula-karite-10-ml-500x500

Labial de Caléndula de Saper

Y por último os quiero hablar de un producto que me ha encantado. Se trata del labial de caléndula de Saper, una marca española con poco tiempo en el mercado pero que está haciendo las cosas muy bien…

El primer lugar el producto destaca por el envase, de cristal violeta oscuro (parece negro pero no lo es, y ese cristal también tiene una historia que os contaré en otra ocasión) y de esos con sonido de patines sobre hielo al abrirlos. Sólo con escucharlo ya me emociono. Si os soy sincera me gustan mucho más los labiales hechos con mantecas que con aceites. En mi piel los primeros son perfectos y la mantienen hidratada durante horas, los segundos no me dejan la sensación de hidratación y confort que los primeros. Aunque hay honrosas excepciones, claro. Así que cuando lo abrí y vi el color amarillento (el que suelen tener los labiales hechos a base de aceite), pensé que no me iba a ir bien. Sin embargo al empezar a deshacerlo con los dedos y ver la dureza del producto me di cuenta de que estaba ante una manteca y no un aceite. Y cuando tras unos segundos de calentar la superficie del envase lo pude probar…, me enamoré. Es suave, con un intenso aroma a manteca de cacao (y eso que no es la manteca principal del producto), deja los labios suaves, hidratados, perfectos…

Lleva aceite de ricino (uno de los mejores para los labios y el más usado para los labiales en todo el mundo), aceite de caléndula, manteca de karité, cera candelilla, zanahoria, aceite de sésamo, manteca de cacao, aceite de aguacate y muchos otros ingredientes más, todos ellos que le confieren hidratación, protección a los labios, resistencia frente a los rayos UVA… Un cóctel para cuidar los labios más agrietados y ásperos.

Si tuviera que poner una (y sólo una) pega sería el tamaño de la letra del INCI, pero entiendo que con un listado de ingredientes tan largo es prácticamente imposible hacerla más legible. Eso sí, Saper no se ha olvidado y nos ha indicado el tanto por ciento de ingredientes que este fantástico labial tiene certificados como ecológicos, que es del 92%, certificados por Bio Inspecta. Y aún ponen el sello del cruelty free y el símbolo vegano. Una etiqueta muy completa para un diámetro tan pequeño.

Yo por mi parte le doy un sobresaliente a este labial que en La Mimateca cuesta 9,90 euros.

En busca de la excelencia

Además de estos maravillosos productos, La Mimateca pone una especial atención en el cuidado a los clientes. Para ellas es una prioridad que cada persona encuentre los productos más adecuados para su piel, sus gustos y sus circunstancias.

Así, antes de comprar un producto te asesoran sobre lo que más le conviene a tu piel. Tras realizar el pedido en su intuitiva web se encargan de que todo os llegue en perfectas condiciones. Pero lo mejor es cuando te llega el paquete, lo abres y sientes esa necesidad de compartirlo en tus redes sociales bajo el hastag #unboxing. La Mimateca cuida cada detalle y a pesar de que puedes pedir que te pongan el paquete para regalar, si no lo haces ya viene vestido de gala de serie.

Pero Abigaid y Nereyda son conscientes del desconocimiento que hay en el mundo de la cosmética saludable y de la cantidad de marcas que hay que juegan al Engaño de lo Natural… por eso realizan cursos, charlas y conferencias para dar a conocer las ventajas de usar cosmética ecológica, los INCI, las marcas…, además de contar con un blog en el que recogen un montón de ideas y consejos para una vida más bio. Vamos, que en La Mimateca te miman de los pies a la cabeza…

 

 

 

Orgànics Magazine

Orgànics Magazine

El primer magazine on line sobre moda sostenible, belleza ecológica y green living de España ¿Te quedas con nosotr@s?

XVII Concurso Ecoracimo 2016

La CE insta a España a intensificar la protección en Doñana

2 Comentarios

¿Quieres suscribirte a los comentarios de este artículo?
avatar

Isabel
Isabel
Hola Nina, Enhorabuena por tu web, tan completa y con tanta información. Te sigo desde el blog y me encanta que hayas añadido vinos y productos gourmet, yummmm. Yo empecé a leerte con las toallitas de bebé y cada producto que acabo lo sustituyo con uno eco. Pero hay uno en el que no consigo salirme de los productos no ecológicos y he pensado que, a lo mejor tú podrías darme ideas: tengo 42 años, la piel con bastantes manchas y deshidratada. Antes tenía granitos pero gracias a ti y el aceite de jojoba ya no. Mi problema es que… Leer más »
wpDiscuz
error: El contenido esta protegido!