close
Logona granada bio Q10, un básico perfecto a partir de los 35
31 Diciembre 2015

Logona granada bio Q10, un básico perfecto a partir de los 35

No cabe duda de que Logona es una de las marcas de cosmética bio más importantes del mundo y una de las primeras que aterrizó en España. Su fama no es infundada, si bien es cierto que hasta ahora no había tenido la oportunidad de probar ningún producto facial de la marca de la forma en la que a mí me gusta probar las cosas, es decir, con tiempo y una caña. Así que desde Naturality me mandaron el kit completo que se compone de crema de día, crema de noche y contorno de ojos, todo ello en unos formatos cómodos y prácticos.

Grafik1

Crema de día reafirmante Logona Granada Bio Q10

Como os he dicho, esta gama está indicada para mujeres a partir de los 35 años y si me apuras de los 40, ya que tiene muchos ingredientes antioxidantantes. Pero antes analicemos un poco el INCI. Como podéis ver se trata de una composición bastante larga con agua en primer lugar, alcohol en segundo y aceite de pepita de uva en tercer lugar, aceite de camelia, manteca de cacao, glicerina y, por fin, el jugo de granada que da el nombre a la crema. Vale, nos detenemos un momento. No soy especialmente amante de las cremas con alcohol en segundo lugar del INCI, ya que eso quiere decir que ese ingrediente es el más abundante tras el agua. Pero no porque el alcohol sea malo, sino porque no es un ingrediente ‘activo’ y lo que aporta está más basado en la textura y en el resultado estético final que en lo que aporta a la piel. Muchas personas me preguntan si el alcohol es malo para la piel. Y mi respuesta es siempre la misma: depende. No hay un alcohol, sino muchos tipos de alcohol y es igual que si me preguntaran si el aceite es bueno para la piel. Pues depende del aceite y depende de la piel, depende de la cantidad de aceite, de su origen y de su pureza, pues sigual con el alcohol. El alcohol usado en cosmética tradicional es sintético y contiene sustancias adicionales para que tenga un mal sabor y no se pueda destinar a la confección de licores caseros. Sin embargo, el alcohol procedente de plantas certificadas bio no tiene esos problemas, si bien sigue siendo un ingrediente que reseca la piel y no lo aconsejo en pieles dañadas. Me hubiera gustado mucho más encontrar un alcohol cetílico en este segundo lugar del INCI, un alcohol que en principio se extraía de la grasa de las ballenas (de ahí su nombre) y que es extremadamente graso, emoliente e hidratante. Obviamente en cosmética bio nuestros queridos cetáceos no son utilizados, sino que se usa el coco o la palma (siempre ecológica, ya sabéis las terribles consecuencias del uso del aceite de palma no ecológico, si no os lo recuerdo).

Pero lo más extraño de todo es que esta gama tiene como emblema la granada de la que si bien es cierto que la tiene en sus tres formas (jugo, aceite y extracto) están en lugares algo bajos del INCI, ya que tiene el jugo y en octavo lugar del INCI, mientras que el aceite de semilla de granada está en el puesto número trece y el extracto en el decimosexto lugar. Entonces ¿por qué no hablar de una crema con extracto de semilla de uva puesto que está en tercer lugar del INCI y que tan rico es para la piel? Misterios de la ciencia…

En primer lugar me parece muy cómodo el aplicador del contorno de ojos. Acostumbrada a las pipetas de los aceites y a los botecitos, volver a tener un aplicador de cánula ultra fina es una gozada. Me gusta como queda el contorno del ojo, ni muy mate ni demasiado luminoso, pero sí hidratado

Lo que sí os puedo garantizar es que esta crema está repleta de aceites y extractos fantásticos para la piel y que la anégdota de la granada no desmerece para nada este producto. Me encanta la apariencia de esta marca que, sin ser una marca de lujo, ha evolucionado desde los austeros envases de hace unos años a estos coloridos y preciosos que tanto llaman la atención. El tubo en el que viene presentada esta crema es de 30ml y tiene un tacto mate que me encanta. La crema es suave al tacto y deja la piel muy confortable, sin tiranteces por el alcohol pero sin brillos tampoco. El aroma podría decir que es excesivo, aún siendo delicioso (me recuerda mucho a la cosmética de Uvas Frecas con ese aroma tan intenso). Perdura mucho en la piel, más de lo que me suele gustar, pero no es un aroma que evolucione. Es decir, hay cremas que te las aplicas y huelen de una manera y al cabo del rato su aroma es diferente y a veces no nos gusta tanto como el aroma del principio. En este caso no, el aroma se mantiene exacto durante mucho tiempo en la piel.

He estado usando esta crema más de quince días y en esos días mi vida se ha descontrolado un poco (el mes de diciembre además de las fiestas de Navidad están los puentes, mi cumpleaños y es un mes un tanto desordenado para mi vida en general y este mes con el nacimiento de Orgànics Magazine, más). Pues bien pensé que con estos desórdenes y las alteraciones propias que sufre mi piel en estos casos las cremas no me irían bien, ya que las cremas demasiado aromáticas suelen escocerme cuando tengo la piel en mal estado. Pues no. No me ha escocido ni un sólo día. De hecho sí lo han hecho otras que suelo usar cuando tengo la piel más sensible de lo normal y esta no me ha molestado en absoluto, así que por ahí un 10. De lo de si tiene efecto reafirmante o no… Eso tendremos que esperar un poco más para poder decirlo… El precio de esta crema de 30ml es de 22,50 en naturality.es.

45503_Nachtpflege_Granatapfel

Crema de noche reafirmante

Con un INCI casi idéntico a la crema de día, esta crema  de idéntico aroma a la crema de día me ha gustado igual que la anterior, si bien es cierto que me ha resultado algo corta para mis rutinas nocturnas (sabéis que soy muy de aceites), me parece una crema ideal para aquellas a las que no os gusten las texturas en aceite o ricas pero vuestra edad ya exija tratamientos algo más contundentes que los geles. Eso sí, si bien en el caso de la crema de día el intenso aroma no me molestaba, en esta me resulta algo más pesado, ya que cuando me iba a la cama aún seguía notando el aroma y se quedaba la almohada impregnada, pero como sabéis soy muy delicada para los aromas. En Naturality.es la tienes por 23,95.

Crema de contorno de ojos

Y sin duda este es el producto que más me ha gustado de los tres. Si bien en las cremas la textura me parece correcta pero no es la que yo elegiría si tuviera que hacer una crema, en el caso del contorno de ojos, siendo la misma textura casi, me parece muy acertada. En primer lugar me parece muy cómodo el aplicador. Acostumbrada a las pipetas de los aceites y a los botecitos, volver a tener un aplicador de cánula ultra fina es una gozada. Me gusta como queda el contorno del ojo, ni muy mate ni demasiado luminoso, pero sí hidratado. Lo he aplicado algunas veces sin la crema a juego y en ese área a penas se nota el aroma y realmente con este producto he notado un pequeño efecto tensor sobre la piel. Muy ligero y que no molesta, pero sí he notado un pequeño efecto lifting. Sin duda uno de los mejores contornos de ojos que he probado en los últimos meses y con sus 15ml de cabida tienes para muchos meses de tratamiento. Su precio en Naturality es de 22,5 euros.

Y antes de finalizar el post quería añadir que, de nuevo, no podemos saber la cantidad de ingredientes naturales que llevan estos productos ni la proporción de ingredientes bio. Sí está puesto en el INCI con un asterisco, pero somos nosotros los que hemos de calcular ese tanto por ciento de ingredientes bio. Y otra cosa que no me gusta de esta marca, certificada por Natrue y BDIH, es que los sellos de las certificadoras que son los sellos conocidos y los que vamos a buscar en el envase, están en el lateral y en chiquitito, mientras que un sello inventado por ellos en el que pone que su cosmética es bio y vegana, está en grande en el frontal de la caja, lo que contribuye poco a clarificar esta empanada mental que llevamos de sellos y certificadoras. Pero esta no es una falta que podamos achacarle sólo a Logona, eh…

Y volviendo ya a los productos, os he de decir que me ha encantado esta primera incursión en el mundo Logona, marca que ya conocía por sus fabulosos champús pero que no había tenido la ocasión de conocer en profundidad. Esta línea de Q10 se completa con otros productos como la manteca corporal, la crema de manos o el serum y me ha gustado especialmente su suavidad con mi piel cosa que no esperaba, sinceramente, y los excelentes resultados del contorno de ojos desde el primer día de aplicación. Me parece que es un set perfecto para que los Reyes Magos se lo dejen a las que rondamos (por arriba o por abajo) los cuarenta años.

45504_Augenpflege_Granatapfel_ml

¿Y vosotr@s habéis probado algo de esta marca?

Logona

Source:
Orgànics Magazine

Orgànics Magazine

El primer magazine on line sobre moda sostenible, belleza ecológica y green living de España ¿Te quedas con nosotr@s?
error: El contenido esta protegido!