close
Organic Beauty Corner, una tienda donde el lujo se viste con piel bio
06 Mayo 2014

Organic Beauty Corner, una tienda donde el lujo se viste con piel bio

 

DSC_0097 (2)

Elena, ¿Cómo nace Organic Beauty Corner y cuál es su filosofía?

El proyecto empresarial de Organic Beauty Corner (OBC) nace de la combinación de la necesidad de ser una mujer productiva económica e intelectualmente en un momento de mi vida en el que me había convertido en una “cuidadora” a tiempo completo, y el interés que tenía por la cosmética natural y ecológica. Necesitaba comenzar un proyecto empresarial para poder disponer de mi tiempo flexiblemente y que mi faceta de mujer “cuidadora” no me anulara como persona.

Después de haber vivido 11 años en el extranjero no encontraba en España los productos de cosmética ecológica a los que yo estaba acostumbrada. Cansada de hacer mis pedidos por internet, pensé que no podía ser yo la única que quisiera productos de cosmética ecológica que fueran no solamente saludables, sino que fueran efectivos y gustosos de utilizar. Quería ofrecer Alta Cosmética Ecológica. Y así nació el proyecto.

En OBC estamos convencidas de que existen productos suficientemente buenos como para desbancar a las grandes marcas de alta gama. La alta cosmética ecológica no consiste en aceites esenciales únicamente. Hemos buscado y encontrado marcas de cosmética con mucha inversión en I+D que nos ofrecen lo mejor de los dos mundos. Una gran formulación e innovación con los mejores ingredientes de cultivo ecológico. La ciencia no tiene que estar reñida con la naturaleza. Sus texturas, sus aromas, su sensación en la piel y sus resultados visibles hacen que sean productos de alta cosmética por derecho propio.

¿Por qué cosmética natural y ecológica?

Todo comenzó cuando empecé a tener problemas con mi sistema immunológico hace unos 12-13 años. Nada grave ni invalidante, pero sí lo suficiente como para que me hiciera pensar en esos “factores medioambientales” a los que se podrían deber mis problemas de salud y a los que se referían los médicos. Lo primero que piensas es en la alimentación y la contaminación, especialmente viviendo en una gran urbe como Londres, pero, ¿y todo lo que nos aplicamos diariamente en la piel? Ese fue el comienzo de mi romance con la cosmética ecológica.

Tengo entendido que el camino hasta llegar a este tipo de cosmética fue bastante duro…

En el resto de Europa la cosmética ecológica va más avanzada que en España, y ya a principios de los 2000 había unas cuantas marcas de cosmética ecológica que empecé a utilizar. Algunas no eran nada del otro mundo, pero otras consiguieron que no echara de menos los productos de marcas como Clarins, Clinique o Estée Lauder. En la última década se ha avanzado muchísimo y cada vez son más las marcas que ofrecen grandes resultados con excelentes ingredientes naturales y ecológicos.

Tienes pocas marcas pero muy selectas. Háblanos de ellas.

Tengo pocas marcas por dos razones. Una es la económica: estoy empezando y se requiere bastante inversión económica para tener una selección de marcas muy amplia. Y la segunda es el proceso de selección de marcas. Vendo marcas que he utilizado personalmente, que sé que son agradables de utilizar, con texturas y aromas gozosos y con resultados visibles. No todas las marcas que he probado están en OBC.

Oskia es mi marca favorita. La tenía que vender sí o sí. Me encanta su embalaje sobrio pero rezumando feminidad. El aroma a rosas de sus productos es deliciosamente elegante y ligero al mismo tiempo. Sus texturas son perfectas para aplicación, absorción y sensación en la piel. Yo tengo la piel mixta, pero sé que también va genial para las pieles grasas, normales y secas.

Ilà es una marca muy especial también. La filosofía de esta marca es más holística, de unión de cuerpo y espíritu para encontrar el bienestar. Por ese motivo, han unido aceites esenciales para la salud cutánea y la aromaterapia para el equilibrio emocional. Sus ingredientes son exquisitos y de lujo. Desde el barro del Amazonas, los pétalos de rosas recogidos al amanecer en las laderas de la cordillera del Himalya o el aceite de argán marroquí. Todo esto con un compromiso social y siguiendo los principios de Comercio Justo con sus proveedores locales.

Green People es una marca ya establecida en España. Quizá le falte el glamour que puedan tener las otras marcas, pero su línea anti-edad es muy efectiva. Llevan trabajando en su formulación desde 1997 y creo que han conseguido cremas muy buenas para gente que busca resultados. Se merecía, sin lugar a dudas, su lugar en OBC.

Andrea Garland, tengo que reconocer, es una marca elegida por mi capricho y mi inclinación por el tema “vintage”. Soy una romántica empedernida y en cuanto descubrí sus bálsamos “joya” utilizando pastilleros, polveras y otros contenedores de aspecto retro me enamoré de ellos. Luego, cuando probé los productos me encantaron los aromas y sus consistencias. Es una cosmética ecológica muy íntima y personal. Andrea Garland diseña el embalaje y crea todos los productos ella misma. Son productos perfectos para regalar por su originalidad y su buen precio.

Trilogy tiene un huequito muy especial en mi corazón. Es una marca de Nueva Zelanda y fue la primera marca de cosmética ecológica que me hizo repetir. Su aceite de rosa mosqueta me ha cuidado el rostro y el cuerpo durante muchos años, incluyendo la piel de mi barriga de embarazo gemelar. Durante la última década he visto como esta marca ha invertido en I+D y ha ido sacando productos nuevos e innovadores. Es una marca creada por mujeres y para mujeres que quieren una cosmética efectiva y ética, tanto social como medioambientalmente. Cuenta con algunos ingredientes inéditos ya que sólo se encuentran en la Polinesia, Nueva Zelanda y la cultura tradicional Maorí. El equilibrio de calidad precio de esta marca es increíble.

Zao Makeup es la única marca de maquillaje que tengo de momento. Los ingredientes son nutrientes y tratantes al mismo tiempo que la pigmentación de sus colores es buenísima. Y si a eso le añades el embalaje recargable de bambú… ¡Perfecto! Lo bueno que tiene esta marca es que los productos, al ser recargables, resultan más económicos. Zao tiene un catálogo muy extenso de productos, algunos con unas consistencias y acabados comparables a marcas como MAC, Benefit o similares.

zao

Cuéntanos cuáles son los básicos de cada una de ellas. 

  • De Oskia destacaría sus aceites limpiadores – mi favorito es “Renaissance Cleaning Gel” – por su efectividad limpiando y su formulación. Al aplicarles agua se emulsionan formando una leche blanca que resulta muy fácil de retirar. Las pieles grasas adoran estos productos a pesar de su base de aceite. Otro de mis favoritos es su mascarilla “Renaissance”. Otra vez, su textura es innovadora, su aroma a rosas es delicioso y los enzimas de frutas con efecto exfoliante hacen que tu rostro gris y apagado desaparezca en cosa de 10 minutos.
  • De Ilà destacaría su línea “Glowing Radiance”. El ingrediente estrella de esta línea es la Rosa Damascena cultivada de forma ecológica en las laderas del Himalaya. Su crema de día es exquisita. Su textura te deja la piel jugosa pero sin resultar grasa. Tiene un efecto hidratante en profundidad, regenera y rejuvenece tu piel. Todo esto con un aroma a rosas ligero y elegante gracias al sándalo incluido en su formulación. Maravillosa.
  • De Green People me encanta su crema de día “24h Brightenning Cream”. Esta crema es un poco el milagro multiusos de Green People. Esta crema hidrata, actúa reduciendo la aparición de las arrugas, tiene efecto protector anti radicales libres, y, ¡tachán!, ilumina tu tez atenuando la hiperpigmentación. Y, otra vez, con una textura ligera y nada grasa. Perfecta para todo tipo de pieles, aunque seamos las maduritas las que apreciemos más todos sus beneficios.
  • De Andrea Garland destacaría sus bálsamos labiales. Con ellos empezó su andadura en la cosmética ecológica y las cajitas donde los introduce son tan bonitas. Los almacenes Liberty de Londres también decidieron que eran geniales y colaboró con Andrea para realizar una línea de cajitas con su diseño floral emblemático y se convirtieron en un best seller de los almacenes. Tus labios están hidratados, nutridos y protegidos gracias a la caléndula o las semillas de frambuesa y además tienes una cajita llena de encanto para lucir en el bolso.
  • De Trilogy tengo una debilidad especial por su aceite de rosa mosqueta. Y ahora que estoy en la cuarentena, me ha pasado al aceite de rosa mosqueta con antioxidantes “Rosehip Oil Antioxidant +”. Además de las bondades de la rosa mosqueta le han añadido los potentes antioxidantes del tomate y los arándanos. Me encanta aplicármelo los días que no llevo maquillaje. No es que me deje la piel grasa y se absorbe enseguida, pero como tengo la piel mixta, prefiero utilizar tratamientos de textura crema antes del maquillaje. Conozco a gente cuyo tratamiento hidratante de día y noche consiste sólo en este producto y están encantadas.
  • Y de la marca Zao me tengo que quedar con sus labiales mates, porque son muy hidratantes y tienen una pigmentación buenísima, y sus sombras de ojos, en todos sus formatos: crema, mates o nacaradas. La fijación de las sombras al párpado es duradera, su pigmentación, otra vez, es buenísima y se trabaja muy bien el difuminado. Y la gama de colores es muy amplia y con tonos muy acertados. Tanto las barras de labios como las sombras son recargables, lo que hace que no resulte muy caro renovar tu paleta de colores. ¡Genial!

SONY DSC

Si sólo pudieras elegir un producto (sí, es complicado) ¿Cuál sería?

Eligiría una buena crema de día: con ácido hialurónico, antioxidantes y péptidos, es decir, hidratante, anti-radicales libres y con lípidos esenciales para nutrirla. Podrían ser: Nutri-Active Day Crea, de Oskia, La crema de día “Glowing Radiance” de Ilà o la crema de Trilogy “Line Smoothing Day Cream”.

¿Qué ingredientes no vamos a encontrar nunca en tus marcas?

En nuestros productos no encontrarás: lauriléter de sodio, sulfatos, parabenos, methylisothiazolinolone, lanolina, siliconas, perfumes sintéticos, pantalla solar PABA, petroquímicos, colorantes, DEA, TEA, PEGs ni otros aditivos sintéticos innecesarios y perjudiciales para la salud. Aunque dada mi falta de conocimiento profundo sobre el tema, intento que todos mis productos estén certificados o en proceso de obtener el certificado como producto Eco-Bio-Organic.

El porqué es un resumen de todo lo comentado anteriormente. Hay ingredientes que son nocivos para la salud, y si no nocivos, no beneficiosos para la salud. ¿Para qué utilizar productos con ellos cuando ya hay en el mercado productos cosméticos que prescinden de ellos con resultados maravillosos para la piel? La belleza comienza en la salud, y una piel saludable es una piel bella, aunque tenga arruguitas. La única razón para que las grandes empresas de cosmética sigan utilizando estos ingredientes es porque así consiguen unos productos con una formulación muy estable y resulten muy baratos de producir. Márgenes de beneficio astronómicos para productos de resultados a veces cuestionables.

¿Cómo ves la situación de la cosmética ecológica en España actualmente?

España cuenta con unos ingredientes de primera calidad. Hay cada vez más cultivos ecológicos y cada vez hay más marcas de cosmética ecológica. Sin embargo, en mi humilde opinión de observadora y consumidora, creo que a la industria de la cosmética ecológica le hace falta un empujón final. Los aceites esenciales son muy buenos, nadie lo discute, pero hay un gran vacío en ciertas texturas y tratamientos. Posiblemente vayamos unos 5 o 10 años de retraso con otros países europeos.

Yo les animo a que inviertan en I+D. Que desarrollen la formulación de sus productos para que puedan ser utilizados más universalmente. Porque no todas las pieles admiten bien un aceite facial o corporal.

¿Crees que la legislación es muy laxa respecto a los ingredientes permitidos en cosmética?

Sí, creo que la legislación europea es demasiado laxa. No estoy muy segura de las razones. Supongo que es una falta de estudios concluyentes sobre el grado de toxicidad al que una persona está expuesta únicamente a través de los productos cosméticos utilizados diariamente (nada fácil de calcular y contabilizar), mezclado con intereses de ciertas multinacionales con muchísima influencia y aderezado con la poca información ofrecida al consumidor, quien es el que hace ruido y pide cambios al fin y al cabo.

A pesar de la crisis, la cosmética natural ecológica ha experimentado un crecimiento en España en los últimos años ¿crees que la situación económica nos ha hecho más conscientes como consumidores o es sólo una moda?

Es el cúmulo de circunstancias. En época de crisis siempre se es más consciente de cómo y en qué pones tu dinero, pero creo que el cambio es más profundo. Poco a poco, la sociedad española se va uniendo al carro europeo. ¡Ser ecológico es algo tan amplio! Pero creo que poco a poco, gota a gota, va filtrando el sentimiento de consciencia de uno mismo en su entorno. No ha sido algo que nos haya caracterizado en la historia (país de la picaresca), pero las nuevas generaciones son más leídas, más viajadas, en parte gracias a internet, más internacionales y más solidarias. Cada vez somos más inquisitivos con lo “establecido” y buscamos opciones que nos dejen más contentos con nuestras inquietudes. Estas inquietudes pueden estar inspiradas por mil y una causas personales diferentes, pero cada vez más buscamos productos que sean saludables y obtenidos de una forma ética, social y medioambientalmente.

Siempre digo que las empresas y marcas de cosmética Bio están hechas por personas con una sensibilidad social y medioambiental diferente y respetuosa. ¿Cuáles son los principios de OBC en ese sentido?

OBC no es una excepción. Intentamos que todas las marcas que vendemos cumplan con esa sensibilidad. Que el producto en su conjunto, incluyendo su embalaje, sea respetuoso con la salud, el medioambiente y que los ingredientes no sólo sean ecológicos, sino que sean obtenidos a través de un Comercio Justo.

Por nuestra parte, en cuanto nuestra tienda despegue, tenemos ya nuestra aportación social organizada. Parte de nuestros beneficios van a ir dirigidos a ADELA (Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica). Es una asociación que apoya a los enfermos de esta enfermedad devastadora y cruel. No es una enfermedad muy conocida por ser una enfermedad rara. El enfermo más famoso es Stephen Hawkins, aunque no refleja la realidad de esta enfermedad, ya que la esperanza de vida media de un enfermo de ELA es de tres años. ADELA apoya a los enfermos ofreciendo fisioterapia, logopedia, charlas para la educación de enfermos y familiares para sobrellevar la enfermedad dignamente y algunas ayudas técnicas. También ofrece apoyo psicológico tanto para los enfermos como para los familiares. Todo esto, con una ayuda económica de los estamentos casi inexistente.

 Gracias a Elena y a sus maravillosas marcas he podido comprobar, una vez más, que lo bio no está reñido con el glamour y que lo ecológico puede desfilar por cualquier alfombra roja sin palidecer un ápice ante sus rivales repletas de químicos dañinos. Marcas como Trilogy, Oskia, Ilà o ZAO son la prueba de ello. Y Organic Beauty Corner da fe de como alguien es capaz de reinventarse, de dejar una gran urbe para cuidar a una de las primeras personas que la sostuvo en sus brazos, de ver la luz al final del túnel y correr, con su familia a cuestas, tras ella. Le deseo mucha, muchísima suerte a Elena en esta aventura en la que se ha embarcado. No sólo porque su historia es conmovedora y valiente, sino porque sus productos son un auténtico lujazo ante los que palidecería la mismísima Coco Chanel.

Source:
Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

4 Comentarios

  1. Estupenda entrevista Nina, muy emotiva, todas unas marcas maravillosas y con glamour 🙂
    Mucha suerte a la valiente Elena !!

  2. Dos maravillosas mujeres unidas en un mismo post. Cuanta razón tiene Nina sobre las maravillosas personas que se pueden encontrar en nuestro Bio-Mundo. Felicidades Elena y Nina por esta estupenda entrevista!

Deje un comentario

error: El contenido esta protegido!