close
Piel sensible, atópica o reactiva I: una excepción convertida en norma

Piel sensible, atópica o reactiva I: una excepción convertida en norma

Hace unos días publiqué una noticia que me puso los pelos de punta. En 30 años el número de casos de dermatitis atópica en España ha incrementado casi un 300%. Entre el 10 y el 15 por ciento de los niños padecen este desorden. Eso sin contar los millares de personas que sólo tenemos la piel extremadamente sensible y reactiva, sin llegar a tener ninguna patología. Hasta hace unos años al comprar una crema tenías tres opciones: piel grasa, normal o seca. Posteriormente la industria creó cosméticos para las pieles mixtas, aquellas que tienen parte grasa y parte seca y que se han convertido en la piel predominante tras la pubertad y antes de la bajada hormonal de la madurez que suele traer consigo una mayor sequedad cutánea. A todo este grupo se ha unido una cuarta tipología cada vez más abrumadoramente abundante y, a su vez, compatible con las otras cuatro: la piel sensible. No soy capaz de discernir si mi piel estaba destinada a ser sensible o ha sido el uso de cosméticos salvajes para atacar los signos de la pubertad, el medioambiente lleno de contaminantes, los suplementos alimentarios que he tomado durante toda una vida (antibióticos de las vacas lecheras, las hormonas hoy prohibidas para engordar ganado, los alimentos poco adecuados de los pollos que he comido, las verduras regadas con DDT de mi infancia…) y otros miles de tóxicos que pululan por el aire con la misma impunidad e invisibilidad que la radiación en Fukushima, los que han hecho que mi piel, al contacto con el agua, determinadas cremas matificantes y los sulfatos se encienda como una bombilla.

En esta serie de post voy a hablar de los ingredientes que considero NO se deben poner en la piel pero, sobre todo, no deben ponerse en la piel de las personas con pieles sensibles, atópicas, reactivas o con eccema. Sabéis que no soy dermatóloga, ni cosmetóloga, ni química. Soy periodista y mi pasión es la cosmética y la investigación. A través de los meses he ido adquiriendo conocimientos suficientes para saber qué debo o no poner en mi piel y en la de mi bebé. Muchos os podréis preguntar por qué si son tan malos los ingredientes de los que voy a hablar no se prohiben pero en este país tenemos lo que yo vengo a llamar la política sobrevenida. Vivimos en un mundo en el que los legisladores, acomodados en sus sillones y con sus lobbies a su lado, son reacios a cambiar las leyes sin hechos consumados en la mano y con los químicos no hay una causa efecto. Seguramente os pueden venir a la mente accidentes y tragedias que han sido el triste motor para que las cosas cambien. Para que los recintos sean más seguros y se respete el aforo, para que las balizas ferroviarias se comprueben, para que no se vuelva a estafar a los ciudadanos con las preferentes…, bueno, esta no cuenta. La Banca siempre gana. 

Mucha gente me dice que los productos que aplican en sus reactivas pieles o en las de sus bebés son los mejores porque ‘son de farmacia‘. No quiero emprender una cruzada contra estos productos, sobre todo porque no se debe meter todo en el mismo saco y hay honrosas excepciones, pero si miráis los productos de farmacia para bebés y para pieles sensibles, reactivas y atópicas veréis que están llenos de los ingredientes de los que voy a hablar a continuación. Pero ¿qué tal si empezamos por el principio?

Captura de pantalla 2013-10-22 a las 02.17.34
Los bebés son los más propensos a esta dolencia. El 85% de los casos de DA se desarrollan antes de los cinco años

¿Qué es la dermatitis atópica?

Según La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) es un desorden crónico que se caracteriza por una sensibilidad extrema en la piel y que provoca enrojecimiento, picor y descamación de la piel. Diríamos que es la piel sensible elevado a la enésima potencia.

Además es una enfermedad hereditaria, es decir, los hijos de personas con dermatitis atópica, rinitis alérgica o asma tienen más probabilidades de padecer este desorten que está haciendo que lo atópico sea casi lo común.

LA AEDV ofrece algunas pautas para tratar de minorar los brotes. A pesar de que es un desorden constante en las personas afectadas, hay determinados momentos en los que éstos pueden ser más virulentos. El Otoño, con su humedad ambiental, es una época crítica. Al igual que las temperaturas extremas. Una bajada de defensas, un estirón por parte de los más pequeños o el contacto con otros alérgenos (polvo, pólen, cacahuetes…) pueden ser la excusa perfecta para desencadenar un brote. Por eso, muchos de los bebés que tienen dermatits atópica de niños pueden desarrollar alergias, rinitis o asma con más facilidad. Y es que este desorden cutáneo está muy relacionado con las alergias, con un sistema inmunológico alterado y un cuerpo que responde de manera errónea (exacerbada) a los estímulos externos. Pero ¿por qué se produce la dermatitis atópica y por qué se ha incrementado tantísimo en los últimos años?

Captura de pantalla 2013-10-21 a las 19.17.03

El por qué aún es una incógnita (factores genéticos, ambientales…) pero todo apunta a una proteína: la filagrina. El doctor Antonio Torrelo, Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Niño Jesús de Madrid y Presidente del XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica asegura que un 40% de los pacientes con dermatitis atópica (DA) tienen un déficit de una proteína llamada filagrina que actúa de dos formas: una protegiendo la piel de la radiación solar y dos colaborando en la conservación del agua en la misma. Si tenemos un déficit de esta proteína la radiación solar deshidratará nuestra piel y, además, no se conservará el poca agua restante de forma óptima, resultado: piel deshidratada, descamada y con grietas por donde se pueden colar alérgenos, virus y bacterias que, posteriormente, pueden afectar al sistema inmunológico y al resto de órganos a través de infecciones.

Uno de los rasgos que los dermatólogos apuntan para determinar si una persona tiene dermatitis atópica es la hiperlinealidad palmar, es decir, que tienen más líneas en la palma de la mano de lo habitual debido a la escasez de esa proteina.

Hasta el momento no existe ningún tratamiento médico para eliminar este desorden, aunque sí hay varias pautas que deben seguir las personas enfermas.

Resumiré los que no son objeto de este blog y me detendré en el resto.

Lo primero es utilizar ropas de tejidos naturales (si son ecológicos mejor). El lino y, sobre todo, el algodón son los materiales más adecuados. Para la ropa interior nada como el algodón blanco ya que, incluso algunas prendas Bio, están teñidas con tintes perjudiciales, sobre todo si son de color negro (si queréis saber más del tema echad un ojo a estos dos espectaculares documentos de La Noche Temática de La Dos sobre los tóxicos en nuestra ropa). Si en casa tienes una persona afectada de dermatitis atópica por favor utiliza detergentes ecológicos y si son nueces del lavado, mucho mejor. Os dejo el link de un detallado artículo para que podáis leer más sobre ellas y su uso.

El uso de tejidos sintéticos es porque no permiten que se transpire como las fibras naturales (excepto la lana que no debe usarse en personas afectadas porque puede producir más prurito).

Algunos dermatólogos aconsejan reducir el consumo de alimentos alérgenos en los casos más graves, como huevo o leche, y recomiendan que las personas afectadas se hagan test de intolerancia alimentaria. En este pdf podéis leer todas las recomendaciones de la AEVD.

En el siguiente post os hablaré de los ingredientes cosméticos que NO se deben poner en pieles sensibles, atópicas o reactivas y que, incomprensiblemente, encontramos en casi todos los productos destinados a estas pieles tan frágiles, así que coged lápiz y papel…

 

 

Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

24 Comentarios

  1. Hola Nina, tengo la piel atópica y mixta y me cuesta muchísimo encontrar productos decentes y que no me produzcan brotes ni eczemas. Hace poco vi una crema de arbol de té y me gustaría si puedes que le echaras un vistazo a los ingredientes. Muchas gracias.
    Aqua (Solvent/Diluent), Cyclopentasiloxane (Skin-Conditioning Agent/Emollient), Cyclohexasiloxane (Chelating Agent), Aluminum Starch Octenylsuccinate (Absorbent/Anticaking Agent), Dimethicone/Vinyl Dimethicone Crosspolymer (Viscosity Increasing Agent), Caprylyl Glycol (Skin Conditioning Agent), Acrylamide/Ammonium Acrylate Copolymer (Binder), Melaleuca Alternifolia Leaf Oil (Natural Additive), Calophyllum Inophyllum Seed Oil (Skin Conditioning Agent), Polyisobutene (Binder), Acrylates/C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer (Stabiliser/Viscosity Modifier), Salix Alba Bark Extract (Natural Additive), Polysorbate 20 (Emulsifier), Sorbitan Isostearate (Emulsifier), Sodium Hydroxide (pH Adjuster), Limonene (Natural Additive), Laureth-4 (Emulsifier/Surfactant), Citral (Natural Additive), Leptospermum Petersonii Oil (Natural Additive), Tocopherol (Antioxidant).

    1. Uf, Martina. Qué desastre de INCI. Para empezar tienes tres tipos de silicona en los primeros puestos del INCI y un ingrediente etoxilado. No es más que un tarro de petróleo con un poco de aceite del arbol de té… Te invito a descargarte nuestra guía de ingredientes peligrosos para que la imprimas y la puedas llevar contigo cuando vayas de compras ¡te evitarás chascos! Un abrazo.

  2. Muchas gracias Nina. Tengo ahora la web de Dr. Hauschka abierta y voy a enviarles la consulta. Lo que me contesten y lo que también me comente mi amiga sobre los resultados de esta gama específica de la planta de la escarcha en la piel de su peque, lo compartiré con vosotros.
    Un abrazo!

  3. Hola Nina:
    Son unos posts fantàsticamente interesantes. Hace un par de años vì los documentales de la noche temàtica de los q hablas en este artìculo y me quedè màs que anonadada. Desde entonces, poco a poco, me estoy sumergiendo en este sector de los productos de cuidado del cuerpo naturales, aunque, efectivamente, no todo lo que se nos ofrece como natural es bueno. Tengo una amiga con una niña de 5 años y DA. Està ya tan desesperada que ha dejado de darla productos. La he conseguido unas muestras de Dr. Hauschka (crema intensiva de planta de la escarcha) para que pruebe (si me das tu opinión sobre esta elección estaría genial). Ademàs de otras recomendaciones como bien dices: no utilizar jabones, poner filtros de agua a la ducha, cuidado de la alimentación, ojo con la composición de los protectores solares…
    Gracias Nina por està información tan profesional y encantada de conocerte.

    1. Hola Moniq. Muchas gracias por el comentario. Desgraciadamente no he probado nada de Dr. Hauschka, pero es una marca excelente de la que he leído mucho. No sé si esa crema es la indicada para tu piel, pero tienen web en castellano y seguro que están encantados de atender tu consulta. Un abrazo.

  4. Uf que fuertes las imágenes, no es fácil de conseguir un buen algodón orgánico para vestir, yo para mí bebé encontré bodies y pijamas orgánicos en la tienda de http://www.shopmami.com y valen su precio, sobre todo si se trata de un recién nacido. Comprando este tipo de ropa además de ayudarnos a nosotros ayudamos al planeta 🙂

    1. Si Carmen. Pero incluso las prendas Bio llevan tintes dañinos y depende del certificado se cuida más o menos el planeta. Una pena. Sobre todo porque a mi nene le ponía unas cosas Bio de color negro pensando que eran lo mejor del mundo…

  5. Nero Beauty, Nina, me pregunto las mismas cosas, estoy firmemente convencida, que en todo lo que ingerimos, ya sea alimentos, o medicamentos, y todos los productos comerciales, que venden una mejoría de cualquier alergía o lo que sea… al final, solo hacen empeorarnos.. la industria farmaceútica tiene mucho peso en el mundo,… la élite mundial…se enriquece mucho con eso. A la vista está con el tema vacunas, yo me vacuné durante mucho tiempo, y empeoré un montón, fue dejarlo, y mejoré…!!! ¿qué alguien me lo explique?… y de las cremas que os voy a decir, vamos… más ejemplos de los que tenéis vosotras… ya no os voy a dar ¿no?.
    En fin, … nos ocultan muchas cosas, pero muchas reacciones que tenemos hoy en día, son producidas por lo que respiramos y comemos…los chemtrails… con los que nos riegan, nos llenan de virus, gripes…y sabe Dios que !!!
    Bueno, me he puesto un poco apocalíptica, pero es que es verdad, ultimamente todo está llegando a unos límites que pone a prueba la paciencia de todos y cada uno de nosotros.
    Buen post Nina.

    1. Gracias Cris. Yo también soy algo apocalíptica. Pero es que la ciencia nos da la razón. Hace unos minutos una amiga ha compartido conmigo un link de una película que ha hecho Sean Penn y que pone los pelos de punta. Ya estoy deseando verla. Aunque duela… Besitos

  6. Nina, yo al igual que tu me pregunto:
    -¿Si determinados ingredientes son dañinos, porqué permiten su uso?
    -¿De verdad hay tanta gente atópica por naturaleza?
    -¿No serán los propios ingredientes que se supone que, “curan” una alergia, los que provocan esa atopía (antihistamínicos, etc…) y de esa manera la industria farmacéutica “gana” por todas partes?

    Y ojo, no me refiero a una atopía grave con prurito como la del bebé de la foto…eso sí es una atopía, pero mi marido, tiene esa atopía extraña que le surge en los meses de invierno y …casualidades de la vida, le ha ido a menos desde que en casa entran ingredientes naturales; fuera los sulfatos de los geles “de farmacia carísimos” que le recetaba la dermatóloga, además le animé a eliminar la leche y a alimentarse un poco más “sano” y a tomar cuánto menos medicamento, mejor…

    No sé, pero a mí, estas cosas me dan mucho que pensar…
    En fin, un abrazo y feliz puente

    1. Yo me he hecho las mismas preguntas que tú y, sin simposios médicos ni caros estudios te digo que la atopía es un daño colateral de esta sociedad, así como las alergias y otras muchísimas enfermedades. Cuando los animales salvajes sufren dolencias que se achacan a los humanos es cuando saltan las alarmas (como con los disruptores endocrinos que están afectando mucho a la vida salvaje). Estoy plenamente convencida de que todo lo que nos ponemos en la piel no hace sino debilitarla en vez de fortalecerla. Por eso en materia Bio menos siempre, siempre, siempre es más. Hay que ver cómo me reflejo en tus comentarios mi niña…
      Un besito.

  7. Apuesto que uno es el fenoxietanol, el supuesto sustitutivo “bueno” de los parabenos que precisamente causa problemas en la piel parecidos a los que describes en algunas pieles… (de este hablé yo también hace un tiempo jejeje por eso de adelantar tarea de los temarios que nos pones jejeje). Estoy deseando ver cuáles son los demás 😉

  8. Espectacular trabajo Nina, como de costumbre! Mi hijo mayor tuvo bastantes brotes de dermatitis atópica en su primer y segundo año de vida. Después del baño yo usaba aceite de almendras dulces o aceite de caléndula. Recuerdo que en un momento determinado en uno de sus brotes (en mi desesperación y con esa sensación que a veces tiene una de que si no compras algo de farmacia no estás haciendo lo mejor posible!) compré un par de cremas estupendas -no diré marcas- que me recomendó el farmacéutico. Bañé a mi amor y le embadurné enterito antes de ponerlo a dormir. A la mañana siguiente toda su piel estaba, como tú dices, encendida como una bombilla! Ni que decir tiene que no he vuelto a usar ninguna de esas cremas, volví a los aceites de almendras y caléndula (bendita weleda) y con el tiempo los brotes han ido a menos…
    Lo más alucinante es que yo no me había interesado hasta ahora por la cosmética ecológica (por lo menos no conscientemente) pero a medida que voy leyendo tus posts recuerdo cosas que he ido viviendo, productos que he ido usando, malas experiencias vividas con la cosmética convencional y todo va cobrando sentido!
    Mil gracias por tu trabajo!

    1. Si, Ainhoa. Yo ya no sé que hacer cuando la gente me dice que sus hijos tienen piel atópica pero que les ponen lo mejor de lo mejor de la farmacia que les cuesta un pico. Es muy doloroso decirle a una madre que se está dejando un verdadero dineral en productos para cuidar la piel de sus retoños que no está haciendo lo mejor para ellos. Por no hablar de las que me miran con cara de ¡y tú que sabrás ni que fueras dermatóloga! Es una pena pero es así. No sé si decirte que me alegra que conforme vayas leyendo te vayas dando cuenta de esas cosas, porque la verdad es que es una pena que seamos los ciudadanos los que nos hemos de informar sobre todas las sustancias tóxicas que tenemos en el medioambiente… Un besote.

  9. Hola Nina, como tú yo tampoco soy química ni dermatóloga pero me da lástima cuando alguien me dice que los cosméticos convencionales o los de farmacia son buenos porque si no, no se venderían.

    Yo no tengo ningun problema de piel pero prefiero prevenir antes que curar (si es que se puede curar, porque hay casos en los que ni eso) y de ahí que me esté adentrando también en el mundo de la ropa orgánica y en otros mil temas variados con el fin de paliar los efectos en mi salud de lo que grandes multinacionales, políticos, etc, etc, nos quieren vender. No debería de ser así. Tendríamos que vivir tranquilamente y confiar en lo que se nos vende, pero cada vez va a peor y la única forma de pararles los pies es difundiendo información como ésta. Gracias por este post, grande como los demás.

    1. Haces muy bien usando cosmética bio aunque no tengas problemas en la piel. La mayoría de gente llega a ella a través de experiencias problemáticas con productos tradicionales y es una suerte abrir los ojos antes de que la química te haga reaccionar. Un besito.

  10. Nina, como siempre, me encanta este nuevo post, me parece súper interesante y estoy deseando leer el siguiente para saber cuáles son los ingredientes con los que debemos llevar cuidado. Muchas gracias por tu dedicación a este blog y por todo lo que nos ayudas con tus conocimientos a las que aún estamos más verdes en esto, jeje. Un besito!

Deje un comentario

error: El contenido esta protegido!