close
Review Clementine: ocho mágicos productos, mil y un usos
23 diciembre 2015914Visitas

Review Clementine: ocho mágicos productos, mil y un usos

Hoy os traigo una review de una de las tiendas que más me ha sorprendido en los últimos tiempos, tanto por los productos como por las marcas que incorpora, algunas de ellas de forma exclusiva para nuestro país. Os hablo de Clementine, de la que ya publicamos una entrevista hace algunas semanas.

Pues bien, hoy os traigo la review de los mismos, así que espero que estéis sentados y cómodos porque empezamos. Los chicos de Clementine ¿sabíais que su curioso nombre nace del nombre del labial preferido de Leticia? Me enviaron algunos de sus productos para probarlos así que os voy a hablar de ellos empezando por los corporales.

Tan Organic Orgànics Magazine
 

Tan Organic Oil Arganic

Este aceite 100% natural y 10% bio certificado por Ecocert es, sencillamente, maravilloso. Sabéis lo que me gustan los aceites pero es que este es tan delicioso que cuesta no beberlo. Además de aceite de argán, lleva aceite de jojoba (uno de mis preferidos), aceite de oliva, de cáñamo, de naranja, rosa canina, macadamia, aguacate, almendra… Simplemente de 10.

Hidrata, es seco y proporciona ese velo que tanto me gusta y que ahora en invierno se me antoja más necesario si cabe, ya que nuestras pieles (o al menos la mía) están condenadas a un destierro solar, ya que yo soy seguidora de ese dicho que dice ‘hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo’, pero mi piel se resiente de estas restricciones. Su aroma es increíblemente cítrico y su presentación en frasco de vidrio esmerilado coronado por un tapón de madera me encanta, aunque al ser tan estilizado me da un poco de miedo que se me resbale pero, de momento, no lo ha hecho ningún día Este producto contiene 100ml (aunque parece que tenga mucho más por el tamaño del bote y lo que cunde) y cuesta 26,95 euros. Lo que menos me gusta de este producto es que no se lee el INCI. Está bien el diseño y que las marcas sean bonitas por fuera y maravillosas por dentro, pero no podemos renunciar a lo básico, que es la información al consumidor. En este caso el aceite es amarillo y las letras son naranjas, una de las combinaciones con peor legibilidad del mundo, combinación que ni siquiera está recogida por la tabla de Karl Borggraffe, quien definió las parejas de colores para fondos y letras para el diseño gráfico. Mientras la combinación de fondo amarillo con letra negra ocupa el primer lugar, la letra naranja en fondo blanco es la número 29, y esta de fondo amarillo con letra naranja ni está… Y lo peor de todo es que este producto viene con un librito precioso colgado del tapón en el que pone que no te bebas este producto (que supongo que será por el aroma que tiene que se presta a errores), pero ya de paso podían haber puesto el INCI…

Organic Surge Orgànics Magazine

Crema de manos de lima, albahaca y romero de Organic Surge

El segundo de los productos del que os quiero hablar es una de las marcas exclusivas de Clementine, como es la crema de manos de Organic Surge, una marca low cost pero con unos ingredientes y unos resultados excepcionales. La crema de manos de lima, hierbabuena y romero tiene muchas de las cosas que me gustan para una crema de manos, y sólo una que no me gusta del todo… Con un 99% de ingredientes naturales de los que el 78% son bio, la verdad es que poco más le podemos pedir a una crema con esta altísima calidad por 11,45 euros. Creo que es una de las mejores relaciones calidad-precio que he probado jamás. Me gusta mucho su alto nivel de hidratación y de absorción. Deja las manos secas y sin rastro de grasa en cuestión de segundos, por algo es uno de los super venta de la marca. Cunde mucho y sus 75ml me parecen muchos más porque al ser tan hidratante con poca cantidad tienes suficiente.

Pero si tuviera que ponerle un pero a esta crema es que tiene un aroma y deja una sensación excesivamente mentolada para mi gusto. Estoy acostumbrada a ese frescor en las cremas para piernas y pies, pero no para las cremas de manos y esa sensación de frescor que se queda en la junta de los dedos no me acaba de gustar del todo. Igual en verano se agradece, pero ahora en invierno… Eso sí, mi chico está aprovechando esa pequeña falta y está más que encantado. Pero os aseguro que esta no será la última vez que hable de esta maravillosa marca…

Gwdihw Orgànics Magazine

Nail Wizard de Gwdihw

El tercer producto del que os quiero hablar es la Nail Wizard de Gwdihw. Una marca difícil de pronunciar y cuyos productos vienen presentados en cómodas y pequeñas latitas. En el tarro pone que es un producto para las uñas, pero es mentira. Sirve pa-ra-to-do. Lo uso para las uñas, pero también para las manos, para los labios (su aroma a limón me tiene loca), para las zonas resecas, para heridas, quemaduras… Lo de nail sobra, es wizard a secas. Hecho a base de aceite de ricino, de coco, cera, aceite de almendras dulces, lecitina, extracto de caléndula, limón y vitamina E, este suave ungüento es el superamigo de nuestros tejidos: piel, cabello y uñas, por lo que sirve para ayudarnos en mil y una cosa. Y su tamaño lo hace ideal para llevar en el bolso. Por las noches me encanta sentarme en el sofá mientras veo un ratito la tele y contemplo el fuego de la chimenea y empiezo mi ritual de hidratación empezando por las piernas y acabando por las uñas. Esta pequeña varita mágica que contiene 25 gramos cuesta 5,80 euros. ¡Ah! Y como contiene limón contribuye a eliminar las antiestéticas manchas de nicotina en los dedos, si es que aún fumas…

Ville de Fleurs Orgànics Magazine

Exfoliante Anticelulítico Café Noir de la marca Ville de Fleurs

Y ahora respiramos hondo que llegamos a uno de los productos que más me ha sorprendido en los últimos tiempos. Se trata del Exfoliante Anticelulítico Café Noir de la marca Ville de Fleurs, una marca exclusiva de Clementine hecha a mano por una mujer apasionada por los productos ecológicos y naturales. Es un exfoliante de café y su aroma es como entrar en una de esas cafeterías donde venden café molido y parece que vas a hiperventilarte de lo profundo que aspiras cada vez para retener ese aroma en tus pulmones. Pues así huele este exfoliante delicadamente envuelto y presentado con una cucharita de madera. Deja la piel tersa y tan limpia que chirría, pero sin irritar (y eso que no son gránulos almohadillados), ya que contiene manteca de karité y aceite de macadamia que dejan la piel suave. Además contiene sales del mar muerto y sales Epson, dos pequeños milagros de la cosmética. Este producto por su presentación me parece un regalo perfecto y su precio es de 29,95 euros los 200 gramos.

Organic Monkey Orgànics Magazine

Bálsamo pañal de Organic Monkey

Organic Monkey es otra de las marcas que Clementine nos ha traído en exclusiva y que cuenta con adeptos por todo el mundo. Se trata de una línea para bebés muy básica pero con productos muy muy bien formulados. Os seré sincera, me enviaron la crema de pañal de bebé y pensé que no la usaría, ya que Leo no usa pañales más que por las noches, y no suele irritarse ni nada. Pero hace unos días tuvo una erupción y no se le iba con nada, de hecho le escocía casi todo lo que le ponía. Ya deseperada cogí el bálsamo de pañal y se lo apliqué. Al día siguiente tenía la erupción si rojez y por la mañana le volvía a aplicar. Por la noche los granitos parecían haber encogido y se lo seguí aplicando hasta que desapareció en dos o tres días. Es profundamente hidratante y al estar compuesta por aceites actúa como barrera perfectamente. La verdad es que la textura me recuerda mucho al nail wizard, una textura de esas suaves que hacen que quieras estar media hora con los dedos patinando por su superficie. El precio de este tarro tan útil es de 14,95 euros y tiene un 80% de ingredientes bio certificados y algo muy importante, no contiene gluten, por lo que las mamis de nenes intolerantes y celíacos pueden estar tranquilas con este bálsamo que, al igual que el Wizard, sirve para un montón de cosas, desde hidratar a ayudar a la cicatrización, para eccemas, zonas ásperas, sabañones, rozaduras de zapatos… También tienen una versión sin aroma ya que no lleva la lavanda, especialmente indicado para pieles con afecciones graves y niños con alergias. Pero no es un producto que tenga demasiado aroma, es sutil y suave, casi no se nota la lavanda, pero su uso es muy bueno para la piel, así que a no ser que tengas un bebé con problemas con el limonene, geraniol, linaloo y Citronellol, os recomiendo la versión con lavanda de este fantástico y útil producto.

Kivvi Orgànics Magazine

Crema de día y Noche con abedul y arándamos de Kivvi

Y llegamos a los tratamientos faciales. El primero de ellos es una crema para pieles mixtas de Kivvi, la crema de día y noche con abedul y arándanos. Hace unos meses probé un tratamiento de la marca pero no me acabó de convencer. No era el indicado para mi piel y al principio me fue muy mal, luego mejoró y al final empeoró de nuevo, y es que a veces probar cosas que no son aptas para mi piel me pasa factura… Pues bien, estaba un poco reticente a probar otra facial de esta marca (aunque me muero por probar sus mermeladas corporales), pero desde Clementine me invitaron a hacerlo. Y les hice caso. Y no puedo estar más contenta. El aroma de este producto es tan delicioso que me parece increíble no habérmelo comido todavía. Es el tipo de cremas que me gusta: densa pero totalmente mate. Es tan mate e indicada para pieles grasas que ¡¡a veces noto la piel demasiado seca y todo!! Todo un descubrimiento. La llevo usando varias semanas y no puedo estar más encantada con ella. Y cuando noto que me falta ese punto de hidratación aprovecho para ponerme algún serum de esos de los que os he hablado en alguna ocasión. Me gusta mucho que sea una crema apta para el día y la noche, ideal para rutinas sencillas y personas a las que no les gusta complicarse la vida. Su larga lista de ingredientes naturales (el 100%) de los que el 37% son bio certificados por Ecocert, nos da una idea del esfuerzo formulativo de esta marca. En primer lugar tras el agua tenemos el aloe vera, seguido por aceite de coco, jojoba, albaricoque, germen de trigo, kivvi (como todos sus productos, ya que este fruto es el que le da nombre a la marca), camomila, frambuesa, arándano, manzana y un largo etcétera de ingredientes de los que sólo tengo una pega: el dióxido de titanio. Si no es una crema de día que pretende llevar SPF el dióxido de titanio sólo sirve para que una crema sea bonita, en este caso que tenga un color blanco como la leche y de aspecto cremoso. Pero ¿realmente lo necesito? Es decir, sabéis que adoro las cremas con texturas y aromas deliciosos, porque eso realmente influye en su aplicación y disfrute pero ¿el color? No, el color no entra dentro de mis parámetros de decisión de compra, por lo que en este caso preferiría que no lo llevara, pero claro, eso ya es hilar muy muy fino… La crema viene presentada en un bonito envase de plástico blanco con el sistema ‘pompa’ y contiene 50 ml. Su precio en Clementine es de 28,20 euros.

Lulu & Boo Orgànics Magazine

Rosehip face lifting sérum de Lulu & Boo

Como complemento de esta crema tenemos el Rosehip face lifting sérum de Lulu & Boo, otra de las marcas casi exclusivas de esta tienda y de la que os tengo que hablar largo y tendido. Las personas que me leéis sabéis que el aroma a rosas no es mi preferido, por decirlo de forma delicada. Cuando me recomendaron este producto desde Clementine tuve más que reservas. Odio probar cosas que no me van a gustar porque las marcas que formulan bien no se merecen críticas malas de sus productos simplemente porque yo deteste el aroma a rosas, así que cuando alguien me manda algo de rosas, tiemblo. Pero, una vez más, me puse en manos de Leticia y probé este sérum que no es sino un potente aceite. Y es cierto que no huele a rosas de forma muy intensa porque contiene otros muchos ingredientes como los aceites de camelina, granada, calabaza, romero, hinojo, sándalo, gordolobo y espino amarillo, pero aún así huele algo a rosas. Sin embargo esta fantástica combinación de aceites ricos en ácidos grasos ayudan a nuestros tejidos a regenerarse evitando la pérdida de elasticidad y de hidratación, principales enemigos de nuestra piel y, por supuesto, me lancé a probarla para contaros mi experiencia. Además, en Clementine me recomendaron mezclar la crema de día y noche de Kivvi con un par de gotitas de este sérum. Y su resultado no puede ser mejor. A pesar de que adoro los aceites y no me molesta en absoluto la textura ni ese velo que queda en el rostro, no es menos cierto que la combinación con esta crema lo hace más llevadero, de forma que me lo puedo poner incluso como crema de noche para salir por ahí a última hora del día, ya que no me aporta nada de brillo (si me paso una sola gota con el aceite sí se nota). Me gusta mucho este tratamiento, incluso con el aceite a solas, porque se nota al día siguiente. Los surcos del rostro están menos marcados y me levanto con menos cara de dormida, no sé si me explico bien. No es que haya notado los efectos antiarrugas en las semanas que llevo usándolo, pero sí noto que a mi piel le va muy bien. Este producto con 30ml (lo cual es una barbaridad ya que aplico una gota si lo uso con la crema y tres si lo uso a solas), tiene un precio de 39,95 euros. Si tuviera que poner una pega a este producto es que el INCI es ilegible en el frasco. Está a un tamaño muy pequeño, pero además las letras son blancas sobre un fondo verde caqui, por lo que te dejas los ojos en el intento. Afortunadamente, en Clementine tienes tooooodos los INCI de los productos y muchísima información útil. ¡Ah! Y se me olvidaba, como no podía ser de otra forma, este producto es 100% natural y 100% ecológico.

So'Bio Étic Orgànics Magazine

Máscara de pestañas volumen So’Bio Étic

Y por último os quiero hablar de un producto de maquillaje como es la máscara de pestañas efecto volumen de So’Bio Étic. Es una marca de la que os ha hablado en muchas ocasiones y que me encanta, teniendo en cuenta el rango de precios en el que nos movemos, ya que este producto cuesta 13,30 euros y es 100% natural con un 23% de ingredientes bio certificados por Ecocert y Cosmebio. Esta máscara me ha gustado mucho porque le da un tono oscuro a las pestañas pero queda muy natural, así que si eres de las que le gusta las pestañas muy dramáticas y marcadas este producto, al menos en mi opinión, no es el indicado. Sí noto las pestañas más largas, pero no con más volumen. Quedan bonitas y sueltas porque no es un producto que empape las pestañas (es algo que no soporto, pero que a muchas personas les encanta), así que no quedan pegadas ni con pegotes, dejándolas muy naturales pero intensificando la mirada. Además lo he estado usando durante una semana seguida (sí, me pintaba para ir por casa) y no me han picado los ojos ni una sola vez, cosa rara en mí, la verdad.

Y hasta aquí mi review de todos estos fantásticos productos que me han enamorado por su novedad, versatilidad y, sobre todo, por su excelente formulación y presentación. Ale, no diréis que no os damos ideas para estas Navidades…

Clementine Orgànics Magazine

 

Review Clementine

Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

Los cuidados bio de nuestras mascotas II

Organic Cotton Colours: “El 90% del algodón convencional es transgénico y el 60% del coste se va en agroquímicos”

0 Comentarios

¿Quieres suscribirte a los comentarios de este artículo?
avatar

wpDiscuz
error: El contenido esta protegido!