close
Los mejores protectores solares ecológicos para adultos
08 junio 201511386Visitas130Comentarios

Los mejores protectores solares ecológicos para adultos

Quería hablar hoy de los los mejores protectores solares ecológicos para adultos para adultos, pero dado el volumen de productos del que os tengo que hablar, mejor lo partimos en dos el post porque si no se hará demasiado largo (incluso para mí).

Captura de pantalla 2015-06-08 a las 10.45.38

Después de haber hecho una pequeña aclaración sobre las nanopartículas en esta primera review de 2015 y de haber hablado de los solares que he probado este año para los más pequeños de la casa (leer aquí), hoy os traigo los solares para adultos. Obviamente, al ser ecológicos y estar certificados la mayoría de ellos, pueden ser usados tanto por niños como por adultos, ya que ninguno de sus componentes son dañinos. Entoces ¿por qué hay fórmulas para bebés y niños y fórmulas para adultos? Principalmente por dos razones:

Las marcas de cosmética ecológica que usan dióxido de titanio y óxido de zinc en su versión nano, en muchas ocasiones prescinden de este tamaño de partículas en los productos para niños y bebés, dado que los papás nos sentimos más seguros si nuestros vástagos están blancos que si les ponemos productos con nanopartículas. Por Ley se ha de indicar en el INCI poniendo la lado del ingrediente la palabra nano entre paréntesis, si no lo pone NO lleva nanopartículas.

En algunos casos los solares para niños contienen menos aromas e ingredientes alérgenos naturales que en el caso de los solares de adultos.

– El segundo de los motivos suele ser el uso de nanopartículas. Las marcas de cosmética ecológica que usan dióxido de titanio y óxido de zinc en su versión nano, en muchas ocasiones prescinden de este tamaño de partículas en los productos para niños y bebés, dado que los papás nos sentimos más seguros si nuestros vástagos están blancos que si les ponemos productos con nanopartículas. Por Ley se ha de indicar en el INCI poniendo la lado del ingrediente la palabra nano entre paréntesis, si no lo pone NO lleva nanopartículas.

Pues bien, para que tengáis bien claro los solares que llevan nanopartículas y los que no en caso de que las contengan os pondré la palabra (NANO) o (NO NANO) en cada uno de ellos, para que así quede todo más claro. Y ahora sí, empezamos.

Captura de pantalla 2015-06-07 a las 22.00.00

Acorelle SPF30 spray crema (NO NANO)

Es uno de los descubrimientos de este año. A pesar de que el que he probado es un SPF más bajo de lo que acostumbro a usar (suelen ser todos 50 para que la comparativa se haga en condiciones de igualdad), es uno de los más transparentes que he probado jamás. Me gusta mucho que es muy líquido y se extiende perfectamente en pocos segundos. Su formato en spray y es realmente cómodo. Como este solar es tan líquido la dispersión de sus componentes es mayor que en otros sprays como el de Alphanova Sun, por ejemplo y hemos de echarlo de muy cerca para que no se disperse por todos los lados, aunque no llegamos a inhalarlo porque las partículas pesan mucho y no se volatilizan tanto, pero mejor ponerlo en la palma de la mano y de ahí al cuerpo, si no salpica un poco. Tiene un intenso aroma al típico solar de coco y deja un velo precioso en la piel que se absorbe al cabo del rato.

Certificado por Ecocert este producto es 100% natural y lleva un 12% de ingredientes ecológicos, entre los que destacan el aceite de argán, de girasol, de oliva y el extracto de propóleo y polen, además de llevar otros componentes naturales como al aceite de coco o el extracto de gardenia, entre otros. Si tuviera que ponerle una pega a este solar casi perfecto (la versión SPF50 también es muy transparente) sería que para leer el INCI he de pelar la pegatinita y eso no me gusta demasiado, ya que me parece algo engorroso. Para mí el INCI tiene tanta importancia que tendría que ir en letras grandes y bien visible ¡¡aún más un INCI tan bueno!! Este solar NO contiene óxido de zinc, por lo que se minimizan las alergias para las personas sensibles a los filtros físicos, el biodegradable y es tan transparente que puede usarse en el rostro y en el cuerpo. Una vez más nos fallan los formatos, excesivamente pequeños para un país con tantos días de sol al año… Este solar tiene un precio de 23 euros los 100ml en Cocunat.

Captura de pantalla 2015-05-27 a las 10.05.23

Alphanova Sun SPF50 (NO NANO)

Aunque de este ya os hablé en este post, ahora han sacado la versión adultos SPF50. Con idéntica composición a la de niños (enriquecida con aloe vera, aceite de jojoba y tamanú), pero con un delicioso aroma a Monoï de Taití, esta marca cada año innova en materia de solares para hacerlos cada vez más transparentes, sin llegar aún a la altura de Acorelle, Anthyllis o Naturado sí es uno de los que más hidrata la piel y más se mantiene intacto. Además de ser un excelente producto 100% natural y 20% orgánico certificado por Ecocert siento que mi piel está muy bien protegida cuando lo aplico y siempre lo uso cuando voy a la playa (aunque vaya a partir de las cinco, en verano aún pica el sol). Además es resistente al agua, por lo que aguanta perfectamente mis idas y venidas al agua. Tiene y con un formato de 125 ml lo tienes disponible en Idun Nature por 25,80 euros.

Captura de pantalla 2015-06-07 a las 22.08.17

ECO Cosmetics SPF50 (NANO)

100% natural y con un 26,28% de ingredientes orgánicos, este solar está repleto de ingredientes como manteca de karité, aceite de oliva, de espino amarillo, de rosa mosqueta, de onagra, de macadamia y de jojoba que convive con el dióxido de titanio en formato de nanopartículas. Por supuesto que es el producto más transparente de todos, ya que las nanopartículas hacen que el dióxido de titanio sea invisible a nuestros ojos, por lo que el producto que resulta es muy transparente. Como en el resto de marcas de las que os he hablado, este TiO2 está recubierto de silicio, de forma que el tamaño de la nanopartícula que es de 15nm tenga una estructura externa de 400nm, haciéndolas tan grandes que son incapaces de penetrar la barrera cutánea. Como ya os dije en anteriores post, el tema de las nanopartículas me genera sentimientos encontrados. Si bien en la actualidad las certificadoras ecológicas permiten su uso en solares únicamente y son esas mismas las empresas que ‘vigilan’ la seguridad e inocuidad de los ingredientes cosméticos con normas que suponen unos verdaderos tratados de ecología (algunas de ellas es un placer leerlas simplemente por conocer de cerca las garantías y los ingredientes vetados por las mismas), reconozco que el tema de las nanopartículas sigue creándome contradicciones. Porque son partículas sobre las que hay concienzudos estudios sobre el daño celular que hacen si penetran nuestra barrera cutánea. Pero ¿Y cuándo están revestidas de tal forma que no puedan atravesarla de manera alguna? ¿Y cuando las marcas bio se toman tan en serio nuestra salud que vigilan constantemente la seguridad de sus ingredientes y ante cualquier cambio prescinden del uso de éstos sospechosos ingredientes? Me gustaría que las marcas de cosmética ecológica prescindieran de estos ingredientes aún cuando me aseguran que no pueden atravesar la barrera cutánea. Aún cuando sé que mañana puedo tomarme un yogur (o peor aún, dárselo a Leo) con nanopartículas de TiO2 sin que las marcas tengan que detallarlo en sus composiciones con la venia de la Unión Europea. Aún así prefiero los productos SIN nanotecnología aunque personalmente para hacer este post los he usado sin ningún temor. Eso sí, con mi hijo aplico el principio de precaución elevado a la enésima potencia. En el ambiente, en sus alimentos (no me alcanza el bolsillo para que todo sea bio, aunque cada vez más cosas lo son), en su ropa, en sus juguetes y en el propio aire que respira ya lleva mucha carga de químicos tóxicos que, como la radiación en Chernóbyl, flotan en el ambiente condicionando la salud presente y sobre todo futura de mi hijo. Si puedo elegir una cosmética 100% segura y otra de-momento-segura…, no tengo dudas. Este solar lo podéis comprar en Kalma-Organics.

Captura de pantalla 2015-06-07 a las 22.08.02

Naturado SPF50 (NO NANO)

Junto con Acorelle es la otra grata sorpresa del verano (si hablamos de solares con filtros físicos, que hay muchas más sorpresas en otras categorías). Con un SPF50 es la crema más transparente que he probado hasta el momento, sólo igualada por la de The Organic Pharmacy con dos diferencias muy claras: la de Naturado es totalmente mate y no deja ningún brillo ni sensación aceitosa, mientras que la de TOP a muchas de vosotras os dejaba muchos brillos. La segunda y más importante diferencia es el precio. La marca británica tiene un precio de 47 euros, mientras que la francesa es de 26,70 euros en kalma-organics, y sus ingredientes no pueden ser mejores. 100% naturales y 33,6% ecológicos certificados por Ecocert entre los que destacan el agua de casis, aceite de coco, de burití y de girasol, así como manteca de karité que le otorgan un aroma delicioso (aunque es un producto sin perfume los aceites y las mantecas le dan un aroma espectacular) pero un tacto totalmente mate. A pesar de ser en spray le ocurre como al de Alphanova, que es muy sólido y no se dispersa, por lo que el riesgo de inhalar el TiO2 es prácticamente nulo. Como siempre lo mejor en estos casos es echar el producto en la palma de la mano y luego extenderlo por el cuerpo. Un gran descubrimiento de este año.

Captura de pantalla 2015-06-07 a las 21.59.11

Notaliv SPF30 (NO NANO)

El último producto del que os quiero hablar en este apartado es del solar Notaliv FPS30. Hecho 100% con ingredientes naturales, este solar contiene aceite de oliva, zanahoria, coco y aceites esenciales de aloe vera y manzana, además de caolín y cera alba. Este solar con un ligero toque afrutado lo conocí el pasado año gracias a Essentia Box y tenía un INCI que no me acababa de convencer, por eso no os hablé de él. Sin embargo ha cambiado su fórmula desde el pasado año y ahora es perfecta. Es un producto que se absorbe muy bien por la piel y quizá sea el que menos he usado estas semanas pero las veces que lo he usado ha estado a la altura de las circunstancias (con un leve enrojecimiento al cabo del rato, lo que me hace pensar que es un SPF algo más bajo de lo que pone en el envase…). Por otro lado es el primer solar que conozco que tiene filtros minerales o físicos pero que no son ni el óxido de zinc ni el dióxido de titanio, sino caolín. Mucho menos blanco que el resto de solares con filtros físicos me pregunto por qué el resto de marcas no usan este filtro si se consiguen SPF30, incluso teniendo este ingrediente en tercer lugar del INCI por debajo del agua y del aceite de oliva, y sin tener la mala prensa del TiO2, por ejemplo. Como sabéis que no me gusta quedarme en la superficie, les mandé un correo a los de Notaliv para que me explicaran algunas cosas sobre sus solares y lo hice ayer por la noche. Casi de inmediato, Andrés me respondía cumplidamente y aclaraba algunas de mis dudas, lo que sigo sin saber es ese SPF de dónde sale. Su precio es de 20 euros los 250ml en Essentia Box, aunque de momento el producto está agotado

Captura de pantalla 2015-06-08 a las 10.46.21

Solares con filtro Biológico

Y hasta aquí los solares con filtro físico que he probado para el cuerpo.

Sin embargo, cuando hablamos de los tipos de filtros que existen en el mercado os hablé de tres tipos de filtros solares ¿lo recordáis? Los químicos son los filtros que hemos de evitar a toda costa, los físicos los que componen la mayoría de los solares ecológicos con partículas de Dióxido de Titanio y de Óxido de Zinc, y la siguiente categoría son los filtros biológicos. Éstos son los filtros que se encuentran en los aceites, extractos y las mantecas. El burití, la karanja, el sésamo, la frambuesa, el karité, la zanahoria, el té verde… Muchos de los aceites y las mantecas que se usan en la cosmética ecológica son efectivos filtros solares. Sin embargo muchos de los productos de los que os voy a hablar no llevan SPF por dos razones:

  • La primera de ellas es porque poner SPF a una crema es costoso económicamente hablando, ya que para establecer el Factor de Protección Solar de una crema se hacen test in vivo con personas voluntarias y se mide lo que tardan en tener un eritema solar mínimo sin protección solar. Así se somete a los voluntarios a una radiación con lámparas UV sin protección solar y se determina cuántos minutos tardan e tener un eritema mínimo (enrojecimiento de la piel). Después aplican la crema objeto del test y determinan cuánto tiempo más tarda en desarrollar ese mismo eritema. Si tarda 4 veces más tiempo la crema llevará un SPF4, si tarda 20 veces más SPF20. Por eso el SPF no es una fórmula matemática que te permita estar 20, 30 o 50 minutos sin solar ¡en absoluto! Un SPF te permite estar 50 veces más al sol con crema que sin ella, pero si eres de las que se quema con mirar la playa tendrás que reponer el solar cada 15 minutos, aunque sea SPF50. Además de todo esto otra de las normas que siempre incumplimos es la cantidad de producto usado. Las pruebas se hacen para una cantidad de 2ml de producto por cm2 de piel. Más o menos una cucharada de café para el rostro y dos-tres cucharadas soperas para el cuerpo, pero solemos poner mucha menos cantidad de la recomendada para la protección solar.
  • El segundo motivo por el cual estos solares no suelen llevar SPF es porque cada persona absorbe los aceites y mantecas de una forma. Los filtros físicos, como os he comentado muchas veces, tejen como un traje de espejitos diminutos sobre nuestra piel que hace que el sol se refleje. Aunque cambies de marca, un SPF30 siempre te va a cubrir igual porque el TiO2 y el ZnO no se degradan, son inertes y estables. Pero los aceites, extractos y mantecas son ingredientes orgánicos, vivos y que establecen sinergias con nuestra propia piel, se absorben la nutren, la regeneran y la protegen, pero nunca un solar con filtros biológicos va a protegerte igual de una marca a otra, ni de un día a otro.

Y ahora muchos de vosotros pensaréis ‘pues menudo rollo’. Pues no. Las cremas y aceites con filtros solares biológicos implican una conciencia mayor de nuestro cuerpo, un mayor conocimiento y una aceptación de unas reglas de juego que en la sociedad en la que vivimos se han perdido. Queremos hacer lo que nuestro organismo no está preparado para asumir (y menos ahora con la polución y el agujero de la capa de ozono que hace más peligroso que nunca tomar el sol). Queremos ir a la playa a estar todo el día sin quemarnos, queremos tomar el sol y estar morenos sin tener el fantasma del melanoma rondando, queremos ponernos una crema y olvidarnos de que el sol brilla en lo alto. Y no puede ser. Por eso los productos con filtros biológicos no están hechos para el común de los mortales, sino para personas que discurren por el lado bio de la vida sabiendo los límites que tiene nuestro cuerpo y aceptándolos. Todos hemos estado tumbados en la playa y hemos notado ese calor de la piel previo al enrojecimiento (el llamado eritema mínimo). En esos momentos hemos reaplicado nuestra crema solar y hemos seguido tumbados como si nada. Sin embargo, y por mi experiencia con este tipo de solares, cuando llega este momento con los filtros biológicos es momento de retirarse del sol un rato. La diferencia entre aplicarlos y no aplicarlos es que nos permiten estar más tiempo al sol antes de esa retirada y tener la piel más preparada para hacer frente a los daños solares. Pero ese tiempo de más depende de cada persona. Yo (según mi experiencia) os pondré la equivalencia de SPF que considero tiene cada una de las cremas (las que no tienen SPF medido), teniendo en cuenta que mi piel es blanca pero no me quemo con facilidad (es blanco amarillento, no blanco luminoso británico), aunque por precaución y prescripción médica uso SPF50, pero para el sol que tomo y la vida que llevo con un SPF30 tendría suficiente.

Captura de pantalla 2015-06-07 a las 22.00.06

Acorelle Huile Solaire SPF30

Y como se suele decir, la excepción es la que confirma la regla, ya que el primer solar con filtros biológicos del que os hablo sí lleva SPF, y no de los bajitos. No puedo dejar de alabar los productos solares de esta excelente marca pero de la que tan pocos productos he probado. Pero es que los solares de Acorelle no sólo aprueban en este sentido, sino que sacan nota alta. En este caso os quiero hablar del Aceite Solar SPF30 de Acorelle. En uno de los primeros post que os hice sobre solares (hace un par de años) os advertí que no usarais aceites solares. Primero porque están hechos a base de aceites minerales y lo que hacen es freír la piel y en segundo lugar porque suelen tener SPF de risa (3, 6 o 10, lo que me parece casi como decir que no llevan SPF). Sin embargo este de Acorelle es radicalmente diferente, ya que los aceites que contiene no sólo no son malos para la piel, sino que son los aceites naturales más protectores de la piel. De hecho son tan protectores que este aceite no lleva ningún filtro solar físico y alcanza un SPF30. Entre sus ingredientes 100% naturales y 96% ecológicos ¡¡96%!! Destacan el aceite de karanja, el bisabolol (un suavizante y calmante de la piel natural), aceite de girasol y oliva, propóleo y pólen, un cóctel de protección para la piel en un producto de tacto seco y con un aroma embriagador. Además es resistente al agua (este punto no lo he comprobado). Mi experiencia con este producto es muy buena aunque reconozco que la primera vez que lo usé lo hice con ciertas reservas. Sin embargo, tras varios usos puedo decir que mi piel está perfectamente protegida aunque sí es cierto que he echado medio bote porque como es tan seco y tan transparente me da la impresión de que no me he puesto bastante y evitaba el sol algo más que con los solares en crema. Quizá para el cuerpo necesite fórmulas más cubrientes o más untosas que me den la sensación de protección, pero para las piernas me parece un producto casi imprescindible ya que aporta un velo divino y tiene un aroma irresistible, por no hablar del color que aporta a las piernas, ya que la karanja es un aceite intensamente naranja que aporta un tono más a la piel. El precio de este maravilloso aceite es de 29 euros en Cocunat. Y, de nuevo, si tuviera que poner una pega sería el tamaño. 75 ml dan para pocos usos y me siento un poco Gollum atesorándolo para que no se gaste… Y con los solares debería ser todo un derroche.

Captura de pantalla 2015-06-07 a las 22.08.22

Burdika de Vegetal Progress

De color verde negruzco muy intenso por el carbón activo que contiene, esta densa pasta de la marca Vegetal Progress está repleta de las mejores mantecas, aceites y extractos para nuestra piel y 100% naturales: aceite de ricino. borraja y palma, mantecas de caco, cupuazú y karité, y aceites esenciales de árbol de té, menta y camomila… Su dulce y mentolado aroma es excelente y al aplicarla en la piel se queda como una capa que la recubre aportándole un brillo satinado precioso y un leve tono oscuro. Es tan consistente (pero fácil de extender y no deja ningún rastro) que por la noche sigo notándola en la piel. La he usado cuatro veces y las cuatro en el mismo hombro y brazo con otros productos en el otro hombro y brazo y su protección me parece excelente. En mi piel sería un SPF20 como poco, ya que no me he sonrojado ni una sola vez con ella aplicada (eso sí, no he ido a tomar el sol, la he usado para pasear por Valencia durante las horas de más sol y para hacer las tareas del jardín en mi casa durante una hora u hora y media cada vez y con sol discontinuo). Me parece un producto excelente para aquellas personas que necesitan una protección extra en su día a día y que no van a tomar el sol (comerciales que trabajen callejeando, madres/padres que pasean a sus hijos, personas que les gusta hacer running o dar largos paseos con sus mascotas), pero que no quieren usar un solar con otro tipo de filtros por temas de alergias o no deseen tener ese ligero rastro blanquecino en su cuerpo por temas de imagen. Me parece imprescindible para deportistas porque es bastante resistente al sudor y aunque no pone que sea waterproof, estoy segura de que un chapuzón lo aguanta sin problemas. El precio de este producto es de 25,90 Euros los 50ml en Biocenter. Y si tuviera que hacer una pequeña crítica sería el formato. A parte de que los envases no son de lo más bonito (plástico blanco alimentario y serigrafiado de los que se le borra la serigrafía), creo que estaría mucho mejor en formato tubo como las pomadas, porque, de verdad, me parece un producto básico para el bolso. Además de cómo protector solar la mezcla de ingredientes se me antoja útil para muchas otras cosas, incluso para golpes y hematomas, para rozaduras de los zapatos por su altísima resistencia similar a la de la vaselina (pero a años luz por su composición, obviamente). De hecho en el prospecto que acompaña el producto se advierte de su uso tanto como solar como para crema facial de noche por su intensa acción nutritiva.

Captura de pantalla 2015-06-07 a las 22.15.16

I Solari Naturali de Belleza Bio Montalto

Sin duda este es el apartado de solares que más me ha sorprendido y de gratísima forma. En este caso os hablo del solar de la marca Belleza Bio Montalto que se llama, I Solari Naturali y que está compuesto por un montón de mantecas y aceites ecológicos, entre los que destacan la manteca de cupuazú, una de las mantecas más hidratantes, emolientes y cicatrizantes naturales. Por supuesto es un excelente filtro solar, como casi todas las mantecas naturales. Los aceites de caléndula y flor de papel son muy apropiados para proteger la piel del sol por ser calmantes y cicatrizantes, mientras que el aceite de palma bio contiene altas cantidades de betacaroteno y vitamina A y el aceite de sésamo es uno de los aceites más protectores contra los filtros UV. A todo esto se le añade la cera carnauba que le otorga a este producto una gran protección capaz de aguantar hasta los chapuzones más intensos.

Al igual que los otros productos con filtros biológicos lo he probado en mi propia piel para poder hablar de él y me ha encantado. Me gusta lo confortable que se siente la piel y el aroma tan irresistible que tiene (a manteca de cacao dulce, dulce). De hecho Anna dal Passo, la responsable de Biocenter me confesó en Biocultura Valencia que algunas personas no la usan (sólo) para protegerse del sol, sino para dar masajes a sus parejas. Y como es 100% natural y no tóxico pues el final es feliz… y sano…

El SPF de este producto en mi piel podría ser un SPF12-15, aunque también os reconozco que me la he estado poniendo como crema hidratante de forma habitual ya que al tener tantos aceites y mantecas hidrata muchísimo y aporta un color muy bonito a la piel. Incluso en el rostro, aunque no queda mate, aporta un color muy bonito y noto la piel muy confortable, sobre todo me gusta para cuando he de salir un rato al jardín y no quiero perder mucho tiempo en ponerme solares con filtro físico que he de repartir bien sobre la piel para que no me quede rastro blanco. El envase, además, es comodísimo, con una superficie muy amplia para que me quepa la mano y coja el producto suficiente (es una manteca sólida que se funde al contacto con la piel, una auténtica delicia). La única pega que le veo a este excelente producto es que su precio no está al alcance de todos. Gracias  A Yolanda he podido corregir este garrafal error. El precio de los 75ml cuestan 19,90 euros (es el tamaño que yo tengo y cunde mucho, de verdad), el tamaño de 200ml es el que vale 39.90 euros.

 

Tropicanta

Otro producto de la marca italiana Vegetal Progress que distribuye en España Biocenter. Con similares ingredientes a Burdika (manteca de cupazú, cacao, karité, aceites de palma, ricino y baobab y aceites esenciales de menta y manzanilla dulce), esta crema solar de intenso color naranja hidrata muchísimo la piel (de hecho también se recomienda como crema de noche y como crema regeneradora) y la mantiene en perfectas condiciones durante horas. Usada junto con Burdika (una en cada hombro) sí noto diferencias entre ambas y quizá esta tenga una protección algo menor (correspondiente a un SPF12-15 en mi piel), ya que mientras la anterior aguantaba impecable toda la jornada, ésta se absorbía más rápidamente y notaba la piel menos confortable, sin llegar en ningún momento a sonrojarse, pero como os he dicho mis usos solares no sol de sol y playa. Reconozco que vivir a un cuarto de hora de la playa en coche y que mi suegra viva a tres minutos andando de una de las playas más maravillosas de Valencia me facilita ir a la hora que quiero. El precio de esta crema de 75ml es de 23,90 euros en Biocenter. Al igual que con Burdika el único pero que le pongo a la crema es el envase tan poco atractivo y el formato que, una vez más, lo haría en tubo, mucho más fácil de llevar en el bolso, en la guantera del coche, en la mochila e infinitamente más sencillo de aplicar.

Captura de pantalla 2015-06-07 a las 22.08.31

Tropicanta líquido

Con una composición muy diferente a los otros dos productos, Tropicanta Líquido me parece más un producto post solar que protector contra el sol. Obviamente sus fantásticos ingredientes, entre los que se encuentran la glicerina natural, el aloe, el abedul, la menta y la lavanda, hacen de este un producto idóneo para cuidar nuestra piel casi en cualquier situación. Para preparar la piel para tomar el sol y para aliviarla tras la exposición al mismo me parece un producto maravilloso. Reconforta de forma inmediata y al ser totalmente líquido no deja ningún rastro: ni piel brillante ni es pringoso, se absorbe de forma inmediata y tiene un aroma delicioso. Al contrario que con los otros dos productos de la misma marca éste envase me parece de lo más bonito, ya que el frasco de cristal y la etiqueta me recuerda un poco a los antiguos remedios de botica. Aunque puestos a pedir, debería ser oscuro para evitar que la luz del sol degradara los compuestos vegetales, pero para eso también incorpora una cajita de cartón. El precio de este producto de 100ml es de 23,90 euros en Biocenter.

Y de nuevo antes de finalizar hago un alto en el camino. Quizá os parezca que soy un poco integrista con el tema del sol, pero sólo os quiero contar un poco más mi experiencia. Tal y como os he explicado en algunas ocasiones, provengo de una familia de sol y playa, de las que plantaban la sombrilla a la hora de comer y la quitaban cuando nuestra sombra era tan larga que se nos ponía la carne de gallina sólo con verla. De una familia en la que cada verano los primos jugábamos a ver quién se pelaba el trozo de piel más grande sin romperla, y eso a pesar de los litros de Aftersun que me daba mi madre todos los días. En sexto de EGB fui con el colegio a un parque acuático por primera vez. Me quemé desde cabeza (en la raya del pelo me salieron ampollas) hasta las plantas de los pies. Aún recuerdo las noches de dolor que pasé en las que incluso el roce de las sábanas era un suplicio. Y muchos compañeros de mi clase estaban igual. Nos soltaron allí a las doce de la mañana y nos íbamos sobre las cinco. No recuerdo haberme reaplicado el solar ni una sola vez. Ni que los profesores nos insistieran en ello, ya que por aquel entonces éramos una sociedad ajena a los daños solares y nos vanagloriábamos de poder estar tumbados como lagartos casi los 365 días del año. No soy muy pecosa, pero siempre he vigilado a mi marido todos sus lunares y pecas (él sí es blanco británico) y he procurado que su piel estuviera bien protegida. Tras tener a Leo observé en mi piel algunas nuevas pecas y el año pasado fuimos al dermatólogo. Me quitaron un nevus (peca) inofensiva pero de las que evoluciona mal… A los meses me quitaron otra con idéntico resultado, y eso ya me dejó mal cuerpo. Hace unos días fuimos a una dermatóloga especialista en melanomas y me confirmó mis sospechas: tengo pocas pero las que tengo son peligrosas. Ni que decir tiene que el fantasma del melanoma comenzó a sobrevolarme cual espíritu maligno. Y me acordé de esas quemaduras, de esas noches en vela después del parque acuático, de esas sabanitas de piel que me arrancaba de forma inocente, de esas maravillosas jornadas de playa de sol a sol. Os lo he dicho muchas veces y puede parecer excesivo, pero yo prohibiría por Ley la estancia en las playas de 12 a 17 horas. Y las excursiones colegiales a los parques acuáticos me parecen un atentado contra la salud futura de nuestros hijos. No son pocas las mamás que me habéis escrito preguntándome “¿qué solar le compro a mi hijo para el campamento de verano? Tiene que ser transparente y fácil de poner o no se lo pondrá”. Y ahí radica el problema, en la escasa cultura de protección solar que tenemos en España. Los monitores de este tipo de campamentos deberían estar totalmente concienciados y no permitir que los niños salieran sin protección solar. Y los niños deberían recibir una educación en la que la protección solar fuera algo tan imprescindible como aprender a vestirse. No podemos rebobinar los errores del pasado. No puedo volver a esa época de playeros veranos y poner en las manos de mi madre un solar SPF50 cada veinte minutos o una mayor vehemencia en su voz cuando me reclamaba para reponerme crema y yo le decía que pasaba de ponérmela, que era untosa y se me pegaba la arena al hacer los castillos. No puedo borrar la huella en mi piel, pero sí puedo bloquear los rayos de sol para que no la empeoren. Sí puedo evitar que el sol incida en todas las zonas afectadas y, sobre todo, sí puedo evitar que el día de mañana mi hijo tenga el fantasma del melanoma sobrevolándole. Porque los padres somos expertos en alejar los fantasmas y monstruos que viven en los armarios y en la imaginación de nuestros pequeños, y este es el peor con el que podríamos soñar porque este, desgraciadamente, es real.

El próximo artículo será sobre los solares faciales que he probado y los after sun. Hasta entonces, id por la sombra.

 

Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

Bora Bora: la colección de ZAO Make Up que nos zambulle en el Océano Pacífico

Calena, la cosmética fresca artesana llega a España

129 Comentarios

¿Quieres suscribirte a los comentarios de este artículo?
avatar

Uzuri
Uzuri

Hola Nina,
Yo uso crema de sol todos los dias, haga sol o llueva. Hasta ahora he utilizado marcas de farmacia pero me gustaría utilizar productos más naturales. El problema es que mi piel es bastante sensible aunque como hago bastante vida en la calle la estoy curtiendo poco a poco. Qué producto me aconsejarías? He visto unos cuantos que me han parecido muy buenos pero no sé cual sería mejor para mi tipo de piel.
Muchísimas gracias por toda la información que ya nos has dado.

Orgànics Magazine

Hola Uzuri, por favor, las dudas las respondemos en la sección Help!

Miriam
Miriam

Hola,
Quería comentarte sobre dos protectores solares bio para niños que no he visto que mencionaras y me parecen super interesantes. A ver que puedes comentar sobre ellos y así puedo decidir cual compro para mis niñas.
El primero es Badger SPF 30 sunscreen unscented. Me parece interesante porque sólo contiene óxido de zinc y 5 ingredientes naturales y sin perfume si lo quieres o con dos aceites naturales para el perfume.
El otro es Amazonia protector solar Spf 25.

Te agradezco tu ayuda,

Miriam

Orgànics Magazine

Hola Miriam. El solar Badger no se vende en España, al menos hasta donde nosotras sabemos, ya que no se puede vender en la UE. Por eso no hemos hablado de él, proque no es accesible a todos los consumidores, pero lo tenemos en mente!!! El de Amazonia sí lo hemos testado hace tiempo y hablamos de él. Llevamos cuatro años haciendo los especiales de solares y casi los hemos testado todos! Sólo repetimos producto si cambian la composición 😉

Miriam
Miriam

Hola Nina,

He podido entrar en Conasi.eu que es donde pude ver el protector solar de Badger y lo puedo comprar.
Hay algún problema por adquirirlo en esta página web? Creo que es Española y tendrá autorización para venderlo, no?

Muchas gracias,

Miriam

Orgànics Magazine

Hola Miriam, disculpa nuestra confusión. Sí, Conasi es una empresa española de total confianza, quizá en Badger hayan conseguido ya los permisos para vender en el seno de la UE, el año pasado no era así (sólo por temas administrativos, no por otra cosa) y no podían vender sus solares, aunque sí el resto de productos. Hablaremos con ellos 😉 Muchas gracias por la información! Sois nuestros ojos donde nosotras no llegamos!!!! (que es a muchos sitios)

Miriam
Miriam

Muchas gracias Nina,

Estaré atenta a vuestros comentarios acerca de este solar Badger que me ha parecido una muy buena opción para toda la family. Espero que podáis corroborarlo de aquí al verano y así decidirme.

Gracias otra vez,

Miriam

Orgànics Magazine

Sí, Miriam. Hablaremos con la marca 😉 Un saludo y gracias a ti por ponernos en la pista…

Liz

Me encantó el artículo
yo uso uno con los siguientes ingredientes:
Hoja entera de aloe vera, dioxido de titanium, triethoxylcaprylysiloxane, alkyl benzoate, castor oil, Olea europaea fuit oil, tocoferol.
Que opinas?

Orgànics Magazine

Hola Liz. El tercer ingrediente es una silicona, lo lamento…

Elena79
Elena79
Hola Nina, Me llamo Elena. A estas alturas cada año estoy igual con los solares, bufff. He probado varias marcas (alphanova 50 en rollron es bastante densilla para mi aunque mas cómoda de aplicar que la versión líquida que también he usado), bjor para mi es demasiado densa y blanca aunque huele genial…). Para el cuerpo me da un poco igual pero mi problema es en la cara. Tengo muchas manchas (cada vez mas) y me cuesta encontrar algo ligero pero que proteja puesto que tengo la piel muy grasa y enseguida me hace mil brillos o se me ve… Leer más »
Orgànics Magazine
Hola Elena. Sí, es un poco lío todo esto. De momento el TiO2 es lo mejor que podemos tener y aunque preferimos el óxido de zinc, éste no puede llegar por sí solo a un SPF50, lo explicamos todo en nuestro post http://organics-magazine.com/melatrufairblanca/ Os contaremos más sobre solares faciales en unos días 😉 Respecto a lo del TiO2, este es tóxico si se inhala porque es cancerígeno. En la piel hay estudios controvertidos pero parece ser que la forma del TiO2 tiene que ver (eso lo explicamos el viernes). Y lo del tocpherol acetate es el tocopheryl acetate lo que… Leer más »
idoia
idoia

hola Nina!
de todos los filtros biológicos que comentas, cuál escogerías?? 🙂
y también me ha interesado el filtro físico de alteya organics kids (poque es el único que he visto que solo lleva oxido de zinc) y que imagino tendrá menos olor que el de rosa de adulto. qué opinas??
ambos filtros (biológico y físico) para mi y para peque de 7 años
muchísimas gracias!!

Orgànics Magazine

De los filtros biológicos… Pues es que no hay cremas con un solo filtro, sino combinaciones. Los más efectivos son el de karanja, espino amarillo, frambuesa y semilla de zanahoria (aunque este último huele muy fuerte pero es sensacional).

Minea
Minea
Hola Nina! Desde que mi pareja y yo decidimos tener un bebe he empezado a leer muchas cosas acerca de los ingredientes de los productos cosméticos que podemos encontrar habitualmente tanto en supermercados como en farmacias y realmente me ha preocupado la enorme cantidad de tóxicos y químicos que consumimos sin darnos cuenta….Ahora que llega el verano me gustaria probar alguno de los protectores solares que has recomendado pero tengo alguna duda sobre si el resto de ingredientes son aptos para utilizar durante el embarazo. ¿Podrias recomendarme alguno apto para esta etapa y tambien alguno facial? ¿Podrias tambien recomendarme algunos… Leer más »
Orgànics Magazine

Hola Minea todos los productos de los que hablamos son aptos para el embarazo y la lactancia. Puedes leer sobre ellos en cada artículo donde decimos para qué pieles es idóneo cada uno de ellos. En cuanto a los hidratantes post solares, lo mismo. En tu caso elegiría una crema muy nutritiva como la de Bentley Organics ¡¡es una pasada!! Ya nos dirás cómo te va y esperamos contar muy pronto con un nuevo miembro en tu familia bio 😉

Sandra
Sandra

Hola Nina, acabo de comprar el spray solaire spf50 para mi bebe de 18 meses, muy bueno, todo natural,…
Peeeerooo ostras en la caja y en el bote no para de repetir ” para niños mayore de 3años..” Jopeta! Y eso proque? Ahora no se la pongo? Pero si es todo tan natural…porque no? Muchas gracias por responder!!

Orgànics Magazine

Hola Sandra. No sé la marca, pero si es bio lo normal es que sea porque contienen perfumes (naturales pero para los bebés pueden causar alergias si éstos tienen tendencias, es decir, las casas se cubren al 100%, pero yo se lo pondría sin reparos). Un saludo

Sandra
Sandra

Que bien me dejas mucho más tranquila, que despistada la marca es acorelle!! Así que si no le sale nada raro en la piel por culpa las alergias , se la pongo porque tengo entendido que además, es una de las mejores marcas .muchiiisimas gracias!

Orgànics Magazine

Claro Sandra!!!
Un abrazote.

Gabriel
Gabriel

Hola Nina! Estoy probando el aceite solar de Acorell 30 SPF para cuerpo. Es muy agradable y parece bastante protector. En el envase he leído que es sólo para cuerpo. Aún así se puede utilizar en la cara? Gracias!

Orgànics Magazine

Hola Gabriel. Si no lo encuentras demasiado aceitoso no hay problema. Un saludo.

Nuria
Nuria

Hola! Lo primero me encanta el blog, es una maravilla tanta informacion. Ayer compre los de alga maris, el de adulto y el de niños y al llegar a casa veo que pone que el de bebes- niños se debe usar a partir del año y mi hija tiene 9 meses…. ¿Que opinas Nina? ¿Hay algun componente por el que no deba usarse en bebes? Muchas gracias!!

Orgànics Magazine

Hola Nuria. No debes preocuparte, es por el tema de los perfumes, para evitar reacciones en peques. Son perfumes naturales pero que en bebés pueden causar problemas a niños con DA o propensos a las alergias. Entre los nueve meses y el año no hay ningún problema, otra cosa sería un recién nacido… Un saludo

1 2 3
Página 3 de 3
wpDiscuz
error: El contenido esta protegido!