close
Savias de oro Yipsophilia, un sorprendente descubrimiento
30 Noviembre 20154Comentarios

Savias de oro Yipsophilia, un sorprendente descubrimiento

Hoy os quiero hablar de una marca que no había probado aún, se trata de la marca española Yipsophilia (si, yo también me sorprendí cuando me dijero que era de España) con unas rutinas y productos muy peculiares que se salen del archiconocido sistema de tres pasos (limpiar, tonificar, hidratar). He estado probando las Savias de Oro Violetas gracias a M.T. Biorki. Y aún no sé cómo definirlas. Es como un producto todoterreno que voy a guardar (lo poco que me queda) para cuando viaje, ya que su tamaño lo permite por su gran versatilitat. Es limpiador, pero no es una limpiadora al uso, es tónico, demaquillante, hidratante, reconfortante… Me ha enamorado de verdad.

Captura de pantalla 2015-11-30 a las 09.40.50

Sabéis que no soy amante de los tónicos. No suelo usarlos demasiado ya que uso buenos desmaquillantes o aguas micelares suaves que me dejan la piel perfecta lista para poner mi hidratante habitual. Pero en este caso se ha convertido en un must por sus resultados. Sus ingredientes no pueden ser mejores:

Aqua, Myrtus communis leaf oil, Vitis vinifera leaf extract, Malva sylvestris extract, Humulus lupulus extract, Crataegus oxycantha, Thymus vulgaris flower/leaf extract, Elettaria cardamomum seed extract, Melilotus officinalis extract, Calendula officinalis flower extract, Plantago psyllium seed extract, Althea officinalis root extract, Rosa centifolia flower extract, Fucus vesiculosus extract, Iris florentina root extract, Parfum (Aceites esenciales naturales), Pimpinella anisum seed extract, Arbutus unedo fruit extract, Viola odorata flower/leaf extract.

Como podéis ver todo son extractos de plantas, algas, bayas y raíces. La forma de procesarlos es sometiéndolos a un proceso de fermentación lo que convierte estos ingredientes en super ingredientes permitiendo un mayor aprovechamiento de sus cualidades, haciéndolos más resistentes a los contaminantes, y prolongando su vida útil sin necesidad de más conservantes, por eso extraña tanto encontrar agua en primer lugar del INCI seguido de extractos, sin conservantes, ni vitaminas E, ni aceites, ni nada añadido. El proceso de fermentación permite su ausencia. Pero además de todo esto, en las Savias se han incluído todo tipo de extractos beneficiosos para nuestra piel. En el caso de las que yo he probado tienen propiedades para prevenir y corregir el fotoenvejecimiento, mantener la piel limpia y depurada, aclarar el cutis y unificar el tono, así como atenuar las marcas de acné.

Lo cierto es que durante el tiempo que lo he estado usando no he podido apreciar todos estos beneficios, pero os cuento mi experiencia:

Lo primero que me llamó la atención nada más verlo es su reducido tamaño (75ml, aunque también hay de 150ml y 250ml). Os seré sincera, sus 36,90 euros de precio por lo 150ml me parecieron bastante elevados en esos momentos. Y es que a pesar de todo lo que he aprendido de cosmética bio en estos años (que no es poco) y de tener una idea mucho más certera de lo que cuesta producirlos, sus márgenes de beneficios y los malabares que hacen las marcas para llegar a fin de mes (por eso no tienen dinero de sobra para hacer carísimos anuncios en televisión, prensa y demás. Si queréis un día os hablo de lo que cuesta una campaña en tv, radio, prensa e Internet, vais a flipar en colores y entenderéis mejor qué clase de ingredientes tienen que poner las marcas tradicionales en sus cremas para poderse permitir esas campañas)… pues bien, aún así cuando veo productos con ese precio por esas cantidades pienso que no lo vale. Y es tremendamente injusto. Porque no os hacéis una idea del trabajo que hay detrás de cada botecito, pero es lo que este mercado consumista nos ha enseñado a golpe de marketing. Si puedo comprarme una crema de medio kilo por nueve euros que anuncian en la tele (y todo lo que sale en la tele es bueno o no saldría ahí) ¿cómo voy a gastarme el triple en una que ni siquiera sale en las revistas?… A veces tenemos un concepto erróneo de las cosas por las que los poderes públicos velan (aunque gracias a las preferentes y demás basuras bancarias nos hacemos una idea más precisa)…

Captura de pantalla 2015-11-30 a las 11.35.47

Pues bien, después de esa primera impresión, lo abrí y accioné un par de veces el dispensador sobre un algodón. Es un líquido de color ocre anaranjado y un aroma es bastante fuerte. No os diré que es desagradable, pero tampoco enamora, la verdad. Al ponerlo sobre la piel me dio la impresión de que era muy alcohólico y luego pensé, pero si no lleva alcohol…, así que supongo que será un olor derivado de la propia fermentación. Sin embargo, al ponerlo en la piel nada que ver. Es dulce y deja la piel suave, tersa y resplandeciente, pero arrastra toda la suciedad de la piel, incluso si te la acabas de limpiar el algodón lleva restos. Sirve como desmaquillante excepcional, arrastrando la sucidedad mejor que un agua micelar, pero sin a penas tener que ejercer presión. Como tónico por las noches calma la piel antes de la nutritiva que, en mi caso, sabéis que soy muy de aceites…

A lo largo de los días que lo he estado usando noto la piel más limpia, más equilibrada, con menos sebo y más luminosa, aunque eso último también es en parte por el tratamiento hidratante y nutritivo que llevo y del que os hablaré en breve…, pero me encanta y de verdad que hace que la rutina de desmaquillarse y limpiarse el rostro no de nada de pereza. Y es cuando tienes la piel tan sensible que hasta el roce del algodón te hace una roncha, encontrar productos que te calman la piel y la dejan suave y limpia al mismo tiempo es un placer. En invierno no me gusta usar mousses de limpieza porque me congelo y prefiero lavar la cara rapidito con agua y luego empezar una rutina de algodones. Pero eso para mi piel tiene un pequeño precio…

En definitiva es un producto que recomiendo mucho para personas con pieles sensibles, con manchas y problemas cutaneos, dada su extrema suavidad. Pero estas Savias de oro están en otros formatos para otros tipos de pieles, desde pieles más maduras, hasta pieles mixtas o con acné. Eso sí, las personas con problemas tiroideos han de saber que esta en particular contiene fucus, que tiene un alto contenido en yodo.

Y vosotr@s ¿habéis probado algo de Yipsophilia?

Yipsophilia

Orgànics Magazine

Orgànics Magazine

El primer magazine on line sobre moda sostenible, belleza ecológica y green living de España ¿Te quedas con nosotr@s?

4 Comentarios

  1. Pues yo tengo esas mismas savias de oro, las de violeta. Lo que pasa que al final por su precio no las uso demasiado, solamente las noches que me voy a la cama sin aplicarme ninguna crema o aceite, y como último paso de la limpieza facial. De este modo me da la sensación de mi piel queda más limpia y nada tirante, con una justa hidratación. Así que tampoco puedo dar mi opinión sobre el efecto anti manchas ni nada.

  2. Hola
    Yo me compré la leche virginal para usar como tonico y la verdad es que relaja mucho la piel sensible ( a mi piel lo del roze del algodón no le va muy bien). Pero por precio de momento no he probado nada más, aunque todo se andará porque es una marca que me atrae bastante.

    1. Hola Ana. Yo es lo primero que pruebo, eso y una muestra de un aceite que me ha dejado alucinada es taaaan seco que hasta me falta hidratación, ideal para pieles grasas!!!

Deje un comentario

error: El contenido esta protegido!