Ayuna, la rutina corporal de lujo ecológica que nos enamora

ayunaless

En Orgànics Magazine estamos plenamente convencidas de que la cosmética de lujo ecológica tiene un gran papel que desempeñar en un mundo más sostenible. 

Muchas personas piensan que la cosmética ecológica tiene que ser accesible a todo el mundo, y en Orgànics Magazine así lo defendemos. Porque creemos que la ecología no es una moda apta para unos pocos, sino que es una necesidad que ha de imponer en todos los sectores.

Y entre esos sectores está el del lujo. 

Estamos plenamente convencidas de que las usuarias de la cosmética más exclusiva y cara del mundo merecen una cosmética ecológica tanto como las mileuristas como nosotras, abarcando todo un abanico de posibilidades que de opciones bio para todos los sectores de la población.

Y en eso, el sector de lujo se está quedando muy atrás…

Por suerte, cada vez son más las opciones que tenemos hacia un extremo y otro de la economía, y hoy os queremos hablar de algunos productos de la marca de lujo ecológica Ayuna.

Obviamente, los productos Ayuna no están enfocados al gran público, su cliente es una mujer u hombre que disfruta de una cosmética exclusiva y que, al mismo tiempo, lleva una vida consciente. Porque no son cosas incompatibles.

Reconozco (yo, Nina) que he tenido problemas para mirar a la gente adinerada a los ojos. Crecí pensando que la gente con dinero o era mala gente o había tenido suerte. Que se lo habían dado todo hecho y que no merecían lo que tenían tanto como yo, que eran amorales y egoístas.

Y era todo mentira.

Porque hoy conozco mucha gente adinerada que es maravillosa, trabajadora, solidaria y que tiene un corazón de oro, y personas pobres que son inmorales, vagas y que se pasan el día culpando de sus desdichas al resto del mundo. El dinero no dice quién eres, solo potencia lo que eres. 

Por eso hoy os puedo hablar de la marca de alta gama Ayuna sin ningún tipo de remordimiento y plenamente consciente de que esta marca no está hecha para todo el público (ni lo intenta). 

Y es perfecto. Y liberador al mismo tiempo.

No solo porque Ayuna es una marca de lujo ecológica que puede competir (y lo hace) con las marcas más exclusivas del mercado, sino porque sus productos son excelentes y no contienen ingredientes que dañen nuestro cuerpo o nuestro medio ambiente. La Green Chemistry está de moda. Pero los rituales y conceptos de Ayuna son eternos, armónicos, placenteros.

Hoy os queremos hablar de Spirulite y el Body Cream de Ayuna, dos productos corporales que te anclan al ahora… 

Spirulite de Ayuna

lujo ecológica

No es un jabón, no es una manteca corporal, no es un anticelulítico… Es todo eso y más. 

Se trata de un precioso y suave cilindro mantecoso de color esmeralda con un corazón de luffa orgánica. Su tacto es suave, tanto que tiende a resbalar por su suavidad y mantecosidad. 

Puede ser usado en seco o con la piel mojada, aunque como más nos gusta es a medias, con la piel húmeda pero no del todo, porque de esa forma realizamos un mejor masaje y activamos más la circulación.

Nosotras enchufamos la ducha y esperamos a que el agua salga caliente y haga vaho (¡pero muy poco tiempo, eh, que hay que ahorrar agua!). Humedecemos la piel y con el vaho que queda y el calor, los aceites esenciales de Spirulite (ya que uno de los fuertes es el singular aroma de la marca, entre balsámico, dulce y anisado), ascienden mientras la aplicamos con movimientos circulares ascendentes y nos inundan.

Es un aroma calmante y que incita a saborear el tiempo, a disfrutar de ese momento de cuidado, a estar presentes.

Puede parecer una tontería pero ¿Cuántas veces al cabo del día estás presente? Yo cuando me ducho repaso lo que tengo que hacer, si me he olvidado de algo, a quién tengo que llamar. Voy a prisas porque tengo que ir a por Leo al cole, o tengo la comida en el fuego, o…

Y así todo el día…

Y Ayuna con sus aromas y protocolos, con sus productos y texturas nos invita a tomarnos las cosas con más calma y, por qué no, con menos gravedad…

Spirulite, además, deja la piel de lujo. Muy suave. Conforme se gasta se la viendo la Luffa que hay debajo, una luffa ecológica, una esponja vegetal para cuyo cultivo se ha propiciado un entorno adecuado para las abejas.

Además, la luffa no se ha limpiado con agentes blanquetantes, sino que se hace con aguas termales, dejando un producto suave y perfecto para tratar hasta las pieles más delicadas. Eso sí, si este es tu caso, te aconsejamos que uses este producto con la piel mojada primero y que vayas probando cada vez un poco menos húmeda hasta que des con el rozamiento idóneo para ti.

Ya que una de las claves de Spirulite es dar masajes circulares en piernas, glúteos y vientre para activar la circulación, favorecer el drenaje y eliminar la celulitis. 

Junto con la luffa, tenemos dos potentes activos, como la spirulina, una cianobacteria con un alto contenido en proteínas, vitaminas y, sobre todo, minerales.

Pero quizá la propiedad más importante sea que es un potente antioxidante natural debido a la presencia de un pigmento azul llamado ficocianina (por cierto, precioso) que es un potente detoxificador y fortalecedor del sistema inmunológico.

Junto con la spirulina tenemos la caléndula, una planta de la que poco más os podemos decir que no hayamos contado, pero que, sin duda, es uno de los ingredientes con mayor presencia en la cosmética ecológica por su versatilidad, ya que cuida y calma hasta las pieles más dañadas. 

INCI: sodium cocoate, water (aqua), glycerin, propanediol, sodium stearate, alcohol*, fragrance (parfum)**, spirulina platensis powder, calendula officinalis flower extract, helianthus annuus (sunflower) seed oil,
tocopheryl acetate, sodium chloride.

Cada caja de Spirulite contiene 5 discos de 35 gramos y tiene un precio de 76 euros en la web de Ayuna.

Ayuna Body Cream

Si lo que quieres es una auténtica rutina de lujo ecológica, no puedes finalizar sin el Body Cream de Ayuna.

Después de activar la circulación y terminar con un chorro de agua baja temperatura (lo que el cuerpo aguante), nada como hidratar la piel para dejarla perfecta. 

Si tienes la piel delicada o sufres dolencias, esta crema corporal además de fundirse con tu piel, contiene bacterias lácticas, o sea, un compuesto prebiótico que equilibra la microbiota cutánea consiguiendo una mejora de la calidad la piel.

Nos encanta cómo se absorbe y cómo deja la piel de hidratada y con un velo de aroma que nos chifla. La piel queda muy suave y día a día se nota más bella (sobre todo si como nosotras tiendes a tener la piel hecha una pena por alergias y demás que la resecan).

Eso es no solo por su contenido en lactobacillus, sino también a la caléndula, el aceite de germen de maíz, el aceite de soja, la manteca de karité, las ceras de abeja y jojoba o los lisados de Noni (el ingrediente estrella de Ayuna junto con los fermentos lácticos), el extracto de coco y el gluconolactone.

Este último ingrediente es muy interesante, ya que tiene todos los beneficios del ácido glicólico (capacidad de exfoliación y renovación celular), sin ninguna de sus contraindicaciones (el ácido glicólico es muy abrasivo y las pieles delicadas no deben usarlo), por lo que es un producto perfecto para pieles con dolencias, con manchas, con estrías, con dermatitis, con acné… y que precisen esa leve acción exfoliante y renovadora ¡hasta se puede usar durante el embarazo y la lactancia!

Por eso, esta body milk, más allá de ser un objeto casi de culto, es una solución para pieles que sufren procesos inflamatorios de la piel y autoinmunes, para pieles secas, descamadas, sin vida.  

INCI: water (aqua), caprylyl caprylate/caprate, oleyl eurocate, zea mays (corn) germ oil, propanediol , glycine soja (soybean) oil, glycerin, sucrose stearate , butyrospermum parkii (shea) butter, stearyl heptanoate, lactobacillus ferment, polyglyceryl-6-distearate, stearyl caprylate, gluconolactone, morinda citrifolia callus culture lysate, lactobacillus, calendula officinalis flower extract, jojoba esters, polyglyceryl-3-beeswax, cocos nucifera (coconut) fruit extract, xanthan gum, sodium levulinate, sodium stearoyl glutamate, behenyl alcohol, hectorite, cetyl alcohol, sodium anisate, sodium citrate, citric acid, fragrance (parfum)*, tocopherol, beta-sitosterol, squalene, caramel.

El precio de este envase de 200ml es de 119 euros en la web de Ayuna.

Si lo tuyo son las marcas premium, no puedes dejar de probar la cosmética de lujo ecológica como la de Ayuna y cuéntanos cómo te va…

 

 

nosotras1squared

Suscríbete y recibe nuestra para llevar cuando hagas tus compras

Quizá también te interese…

avatar
  Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...  
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
Close Cookmode
error: El contenido esta protegido!