Los 3 puntos fuertes de la Bruma floral Arima que la hacen imprescindible

Arima es una marca que hemos conocido hace poco y que ya se ha ganado nuestro corazón gracias a sus productos tan bien formulados y precisos. 

Y decimos precisos porque en cosmética, como todo en la vida, se puede formular con mucho ruido y pocas nueces, y se puede formular para poner toda la energía en un mismo punto y que todos los ingredientes actúen sinérgicamente para producir los cambios deseados en la piel. 

Así es como formula Arima, con una intencionalidad que va mucho más allá de lo corriente al integrar las esencias florales a la cosmética sin dejar de lado una composición excelente como podemos ver en esta bruma floral que con un solo gesto hidrata la piel, la tersa y ejerce una leve micro exfoliación gracias a la gluconolactona ideal para las pieles con manchas, ya que suavemente revela las capas inferiores de la piel aportando luminosidad.

Una bruma perfecta para todas las pieles, desde las mixtas y con acné a las maduras y secas que se convierte en la base perfecta de un tratamiento. 

Además puedes usarla encima del maquillaje sin problemas, a lo largo del día para refrescar el rostro, cuando estés delante del ordenador muchas horas, para hidratar la piel en un momento determinado…

¡Es un must en nuestro escritorio!

Bruma Floral Azahar & Rose Arima 

 

Bruma floral Arima Cosmética Bach

Como os hemos comentado este tónico Arima tiene un triple efecto sobre la piel: hidrata, tensa y regenera.

El agua de rosas y de azahar no solo refresca y calma la piel, sino que la hidrata en profundidad, la revitaliza y, gracias a su contenido en vitamina C, la ilumina.

La achicoria es una planta con conocido efecto tens-up que se aprecia desde la primera aplicación y ejerce un suave lifting en la piel y, además, promueve la síntesis de colágeno hasta en un 15% y elastina, por lo que día a día la piel se ve más tersa con las líneas de expresión más rellenas.

Otro de los ingredientes estrella de la fórmula y que nos sorprendió bastante verlo en esta bruma es la gluconolactona. La gluconolactona es el ácido glicólico de las pieles sensibles. Tiene un efecto muy parecido a este ácido pero sin ninguna de las contraindicaciones que este ácido tiene para las pieles sensibles.

De esta forma, esta bruma floral Arima promueve una renovación celular eficaz y ayuda a las pieles con dolencias, con acné y con manchas a revelar las capas inferiores de la piel de una forma amable y suave que junto con el resto de virtudes de esta bruma hacen que sea un producto muy completo, no solo para tonificar la piel y aportar esa frescura floral propia de las brumas, sino que va un paso más allá convirtiéndose en un auténtico must para una piel bella, suave, tersa y día a día más bella.

Ingredients: Rosa Damascena Flower Water, Aqua, Citrus Aurantium Amara Flower Water, Cichorium Intybus Root Oligosaccharides, Glycerin, Cinnamomum Camphora Linalooliferum Wood Oil, Styrax Benzoin Resin Extract, Caesalpinia Spinosa Gum, Gluconolactone, Calcium Gluconate, Alcohol, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Sodium Benzoate, Sodium Bicarbonate, Geraniol, Linalool, Citronellol, Limonene.

Y tú ¿conocías las maravillas de esta marca vasca?

Total
40
Shares
Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Artículo Previo

Por qué un anticelulítico ecológico rompe los moldes

Siguiente Artículo

Caredamia, la tienda de cosmética de autor ecológica

Post Relacionados
Total
40
Share
error: El contenido esta protegido!