¿Piel grasa? Estos son los 7 geles limpiadores naturales que necesitas

Whamisa Crema Limpiadora Espumosa

gel limpiador natural Whamisa

Whamisa es otra de nuestras marcas preferidas. Se coló en nuestro corazón hace un par de años, y no ha salido de él. 
Detrás de esta marca ecológica coreana hay largos, larguísimos, INCIs con ingredientes orientales poco conocidos y altamente eficaces.

Nos encanta el uso de ingredientes fermentados, tecnología en la que son una marca pionera. Pero ¿Qué es todo eso de los fermentos activos?

Como os hemos explicado muchas veces, una de las diferencias entre la cosmética convencional y la cosmética natural y ecológica es que en la convencional los escasos extractos y aceites (en caso de que por casualidad no hayan sido extraídos a altas temperaturas que es lo habitual, desvirtuándolos por completo), estos nadan en un entorno inerte como lo son las siliconas y el resto de ingredientes de origen petroquímico.

Estamos, por tanto, ante una cosmética muerta. Por eso una crema nos puede durar siglos abierta. No sólo por la acción de los parabenos, que son disruptores endocrinos, sí, pero también grandes conservadores, sino porque la vida tiene serias dificultades para desarrollarse en un entorno inerte.

Pero las cremas ecológicas están vivas. Son ingredientes vivos que se transforman, evolucionan e interactúan entre sí potenciándose y ofreciéndonos toda la ayuda que la Madre Naturaleza tiene desplegada. Porque los seres humanos vamos de divos por la vida, pero la Naturaleza no necesita de nosotros para regularse, para sanarse, para equilibrarse. 

Por eso os lo decimos siempre, con la cosmética ecológica hay que extremar las precauciones a la hora de comprarla y hacerlo en empresas que estén dadas de alta en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y el el Portal Europeo.

Si quieres comprar cosmética en un mercadillo o cosmética ‘casera’, además de leer con detenimiento la composición, asegúrate de que cumplen con estas premisas. Detrás de la palabra natural no siempre se esconden productos naturales, y detrás de la palabra artesana en muchas ocasiones se esconden productos carentes de las garantías sanitarias.

¿Y por qué decimos que en cosmética natural hemos de extremar estas precauciones? 

Porque la vida no distingue entre bueno y malo. La vida se abre paso sí o sí. Y la proliferación bacteriana debe ser controlada con conservantes que impidan que se desarrollen las bacterias que no queremos, pero se conserven las propiedades de lo que deseamos. Así, una crema se convierte en una orquesta, elegir los ingredientes adecuados y sus proporciones hace que suene una maravillosa sinfonía para nuestra piel. Pero si escogemos un mal director de orquesta será un puro desastre. Por eso hay que elegir cosmética hecha por profesionales ¡hacer un jabón o juntar ceras con aceites está genial para hacer en casa pero no te convierte en persona apta para venderlos con las garantías necesarias!

En Orgànics Magazine amamos la química, pero odiamos los tóxicos innecesarios en ella. 

En este caso, los ingredientes fermentados de esta marca consiguen mejorar la absorción de ingredientes activos, aumentan la concentración de antioxidantes, nutrientes, aminoácidos y péptidos desembocando todo ello en un mayor y mejor resultado cosmético.

Ni que decir tiene que los probióticos tienen un efecto anti-inflamatorio y transforman los hidratos de carbono de los ingredientes (como azúcares y proteínas) en ácido láctico. Este proceso elimina microbios y bacterias dañinas y estudios científicos muestran que algunos lactobacilos pueden ser útiles para el acné y la rosácea.

Además de todo esto, esta crema limpiadora es altamente eficaz eliminando el exceso de grasa. De hecho nosotras ya no tenemos la piel tan grasa como en la adolescencia (y gracias a la cosmética bio y el paso de los años diríamos que menos mixta, incluso) y nos era demasiado astringente. Entre sus exóticos ingredientes encontramos el crisantemo, el loto sagrado o el yuzu, que conviven con el aloe, el diente de león, el arroz o el té verde, para ofrecer una crema limpiadora con un glucósido como agente limpiador que es una maravilla. 

Y lo mejor de todo es que dura muchísimo, ya que con el tamaño de un guisante limpiamos todo el rostro. Y el tubo de crema limpiadora Whamisa tiene 200ml de producto, así que tenemos para media vida. El 87,28 por ciento de los ingredientes son orgánicos y el 100% son naturales y lo podemos encontrar en beclementine.es por 32,99 euros.

En el próximo artículo de las limpiadoras hablaremos de las limpiadoras en gel para pieles secas y delicadas ¡No os lo podéis perder!

 

nosotras1squared

Suscríbete y recibe nuestra para llevar cuando hagas tus compras

Quizá también te interese…

avatar

  Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...  
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
Noemi Gutierrez
Noemi Gutierrez

Uy después de leerte ya tengo 4 que necesito probar si o si. La de whamisa la tengo y coincido con tu opinión. Gracias por este artículo tan bueno.

Esther RG
Esther RG

Vaya cantidad de limpiadoras ideales para mi piel. La de Whamisa la probé y me gusta

Close Cookmode
error: El contenido esta protegido!