Liluk, cosmética infantil que roza la perfección

lea1-900x

Dicen que cuando nace un bebé, nace una mamá. En el caso de Roser, creadora de Liluk, cuando nació su bebé no solo nació una mamá, sino que germinó esa semilla que todos llevamos dentro de poder crear un entorno más saludable para esa nueva vida que el universo ha puesto en nuestras manos. 

Pero Roser no se ciñó a crear un espacio libre de tóxicos para su peque, sino que creo en 2018 una de las marcas de cosmética infantil que más nos enamora por su calidad, su ausencia de tóxicos, su alta tolerancia para pieles atópicas, que está certificada, que no contiene aromas alérgenos y es vegana.

Eso por no decir que la web de esta marca es una de las más bonitas que hemos visto nunca, con muchísima información de cada uno de los productos, llevando a otro nivel eso de la transparencia y la información al ciudadano.

Y no solo eso. Liluk dona el 1% de sus beneficios a la fundación El Sueño de Vicky. La historia de una guerrera a la que el cáncer convirtió en estrella con solo cuatro añitos de edad. Su mamá, Laura, creo esta fundación para ayudar a la investigación del cáncer infantil.

Para que ningún papá ni mamá tenga que mirar al cielo en busca de su pequeño.

Estas son las cosas que hacen grandes una marca.

Pero es que, además, hemos podido probar sus tres productos, tanto en Orgànics Magazine como en los Orgànics Clean Awards, donde ha enamorado a nuestro jurado y se ha llevado varios premios, como el de la Mejor Marca de Cosmética para Bebés y Ninxs. 

Vamos a hablaros de los tres productos que hemos podido probar y por qué nos gustan tanto que roza la perfección.

Gel y Champú infantil Liluk

Ni su espectacular presentación. 

Ni su aroma a frutos rojos que hace que quieras beberlo.

Lo mejor de este gel-champú es su sencilla e inmejorable composición. Como surfactante se ha elegido el más suave de todos los que conocemos. El mejor para la piel del bebé. 

Para nosotras el decyl glucoside es el limpiador natural por excelencia y es tan suave que se puede usar en los bebés recién nacidos. Y ya sabéis que desde Orgànics Magazine apostamos por no bañar al bebé desde el primer día. Pero con este suavísimo surfactante podemos estar seguras de que su manto hidrolipídico finísimo no sufrirá.

Previo a este surfactante, que se encuentra en cuarto lugar del INCI, tenemos el agua, el aloe vera y la glicerina. O sea. Hidratación, hidratación e hidratación. 

Los extractos de algodón, de avena y de caléndula cuidan la piel sensible del bebé y de los peques, incluso si tienen dermatitis atópica. 

Por su lado la arcilla rosa ayuda a limpiar suavemente la piel sin añadir más surfactantes.

Este producto no solo es ecológico certificado con más de un 80% de ingredientes bio, sino que es vegano e hipoalergénico y está testado bajo control dermatológico y oftalmológico. 

Vamos, no le cabe más.

El precio de este producto es de 23 euros en la web de Liluk.

Ingredients: aqua, *aloe barbadensis leaf juice, *glycerin, decylglucoside, *gossypium herbaceum extract, *avena sativa kernel extract, *calendula officinalis flower extract, *helianthus annuus seed oil, illite, kaolin , montmorillonite, carrageenan, xanthangum, sodium chloride, sodium levulinate , sodium anisate, sodium phytate, potassium sorbate, sodium benzoate, citric acid, alcohol, parfum.

Loción corporal Liluk

Hidrata, nutre, cuida, calma, huele de maravilla y deja la piel suave como una caricia. 

Su aroma dulce y suave nos enamora ya que no es nada invasivo para el olfato y al cabo de los pocos minutos solo se aprecia levemente en la piel, cosa que es un punto a su favor.

Sus principios activos son similares a los del gel champú: aloe, caléndula, algodón, arcilla blanca, roja y verde (que le da un color divino) y avena. 

A estos se les ha añadido la riqueza de la manteca de karité, el aceite de rosa canina (el rey de las pieles dañadas y fantástico para recuperarnos rápidamente de eccemas y otros problemas de la piel), aceite de oliva…

Todos estos ácidos grasos se equilibran con la cantidad de ingredientes hidrantes y los alcoholes 100% vegetales de la fórmula para dar lugar a una crema untuosa de rápida absorción que deja una película de suavidad en la piel.

Perfecta desde el primer día. Para el bebé y la mamá. En realidad para toda la familia. Una delicia tan exquisita para nuestra piel como bien presentada. 

Al igual que el gel-champú es vegana e hipoalergénica y está testada bajo control dermatológico y oftalmológico. 

Su precio es de 25 euros en la web de la marca Liluk.

Ingredients: aqua, *aloe barbadensis leaf juice , *glycerin, caprylic / caprictriglyceride , cetearyl alcohol, *butyrospermum parkii butter, glyceryl stearate, potassium palmitoyl hydrolyzed wheat protein, glyceryl stearatese, *calendula officinalis flower extract, *gossypium herbaceum extract, *rosa canina fruit oil, *avena sativa kernel extract, montmorillonite, kaolin, illite, *olea europaea fruit oil, glycine soja oil, xanthangum , sodium levulinate , sodium phytate, sodium anisate, tocopherol, beta-sitosterol, squalene, dehydroacetic acid, benzyl alcohol, potassium sorbate, sodium benzoate, citric acid, alcohol, parfum.

Crema de pañal Liluk

Densa y con un altísimo contenido en óxido de zinc que le provee de un gran efecto barrera en la piel, esta crema de pañal es una verdadera maravilla. 

Su composición la hace ideal para cuidar una de las áreas más delicadas del cuerpo del bebé, ya que hasta el 40% de lo que ponemos en ese área es absorbido por el cuerpo del bebé, cuyo inmaduro sistema inmunológico no sabe desprenderse de los tóxicos. 

Por eso es tan importante que seamos nosotros, sus cuidadores (papás, mamás, abuelos, tías…) quienes velemos por la salud de su cuerpo.

Porque lo que nos jugamos en esto está más allá de una irritación cutánea. Los tóxicos con acción endocrina condicionan la vida de las personas. El problema es que los daños pueden apreciarse décadas después de la exposición a esos tóxicos. 

Si quieres saber más del tema te recomendamos leer nuestra entrevista al doctor Nicolás Olea

Y con esta crema de pañal puedes estar tranquila. Lo que le estás poniendo en la piel a tu peque no contiene tóxicos y sí muchos ingredientes buenos para cuidar su piel y su cuerpo, como el aloe vera, la glicerina, el aceite de oliva y soja, los extractos de caléndula y avena, las arcillas blanca, roja y verde que, además de proteger ayudan a eliminar toxinas, y la manteca de cacao, perfecta para la piel sensible del peque.

Aunque nos enamora su aroma a frutos rojos, en este caso, hubiéramos prescindido de él ¡pero sigue siendo un producto de 10! Esto es porque su efecto barrera es impresionante y protege muy bien la piel de la acidez de las heces dejando la piel suave y cuidada.

Ingredients: *aloe barbadensis leaf juice, aqua, zinc oxide, caprylic/capric triglyceride, *glycerin, cetearyl alcohol, citric acid, glyceryl stearate se, palmitic acid, *theobroma cacao seed butter, stearic acid, *olea europaea fruit oil, *calendula officinalis flower extract, *avena sativa kernel extract, illite, kaolin, montmorillonite, glycine soja oil, xanthan gum, polyglyceryl-2 stearate, glyceryl stearate, stearyl alcohol, sodium phytate, tocopherol, beta-sitosterol, squalene, sodium benzoate, potassium sorbate, alcohol, parfum.

El precio de este producto es de 19 euros en la web de la marca Liluk.

Y también tienes el pack de los tres productos por 65 euros.

La verdad es que cuando pensamos en hacer la carta a Papá Noel para los peques, siempre se nos viene a la mente la ropita, los juguetes, los cuentos… Pero, sin duda, aquello que puede marcar la diferencia en la vida de un bebé es el usar productos sin tóxicos durante la primera infancia.

Los primeros mil días son sagrados y son los que van a determinar en gran medida su salud infantil y adulta. ¿No os parece vital cuidar que nada pueda interferir en su correcto desarrollo?

Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
error: El contenido esta protegido!