Línea íntima de Sinthesis Salud y olvídate de darle al Play

sinthesisintimos

Hemos probado la línea íntima de Sinthesis Salud y hoy os queremos hablar de ella. Porque sabéis que a este lado del teclado, siempre os escuchamos. Ya son muchas las preguntas que hemos respondido sobre productos para esta delicada zona y hoy os queremos hablar un poco más de ellos y de la línea íntima de esta marca que, como sabéis, adoramos profundamente. 

Nos habéis pedido que os recomendemos lubricantes, productos para la sequedad, productos para después del parto o para la menopausia. Porque muchos de los productos que se venden en las farmacias es pura mier**. Así como suena. Usar geles repletos de tóxicos para tener relaciones sexuales nos expone de forma inmediata a los disruptores endocrinos que contienen que se cuelan a través de la mucosa vaginal y campan a sus anchas. Y no, no hay dosis seguras. 

«Eso no puede ser. Si no fueran seguros no se venderían». Es una de las frases que estamos hastiadas de escuchar.  El problema no es la falta de seguridad, la falta de inspecciones o que se permitan sustancias consideradas tóxicas por la Unión Europea en nuestra cosmética. El verdadero problema es que entre lo que la Unión Europea considera tóxico y lo que los científicos consideran tóxico hay una brecha inmensa, cada vez mayor.

Como os contamos en nuestra entrevista a Nicolás Olea, los problemas de los disruptores endocrinos son dos, principalmente:

– Actúan en concentraciones muy bajas, incluso en partes por billón (por ejemplo, los parabenos, con un máximo de 0,4 por ciento, nos dejan indefensos por muchos ceros de diferencia, ya que son estrogénicos y actúan en dosis de partes por billón). De hecho el hecho de que se comporten a dosis tan bajas es un problema científico en sí mismo, ya que para hacer las pruebas de toxicidad, los valores mínimos que se contemplan en las pruebas son partes por millón, y estos compuestos actúan varios ceros más allá, en lugares donde las pruebas científicas no llegan.

– No siguen un comportamiento monotónico. Que no cunda el pánico, os lo explicamos brevemente. La lógica ha hecho que los investigadores al establecer las bases de los estudios toxicológicos hablen de comportamiento monotónico, porque así se comportan la mayoría de los elementos. Esto sería a más dosis, más males o seguir la máxima ‘la dosis hace el veneno’, la famosa conclusión a la que llegó el médico y químico Paracelso hace 500 años y que ha perdurado hasta nuestros días.

Y todo se mide en base a esa máxima. Dicen que para tener el cuerpo correctamente hidratado tenemos que beber dos litros de agua (que va a ser que no, pero por poner un ejemplo). Pues si te tomas ocho litros de agua en un día, te mueres. La dosis hace el veneno.

Si me duele la cabeza y me tomo un paracetamol de 1 gramo, probablemente se me pasará el dolor de cabeza. Si me tomo 18-25 gramos de una sentada, es una dosis letal, mientras que si me tomo 4 pastillas al día durante una semana, sería un envenenamiento crónico. De nuevo, la dosis hace el veneno. 

Pero ¿Qué pasa cuando los tóxicos presentan menos efectos a dosis más altas que a dosis bajas? ¿Qué ocurre con las dosis de partes por billón que los exámenes de riesgo no llegan a analizar quedándose en partes por millón y sabiendo que su comportamiento es no monotónico? Hay un mundo detrás de las partes por millón y es el que los científicos están destapando. Pero hasta que los límites legales de la Unión Europea no reconozcan estas conclusiones científicas, estamos vendidos. 

Os dejamos un enlace de Naukas donde se explica a la perfección el tema de los comportamientos monotónicos y no monotónicos.

Con todo este panorama os aseguramos que los disruptores endocrinos no tienen dosis segura. No es falta de control, es que la forma de establecer los controles es errónea cuando hablamos de disrupción endocrina.

Y esto queremos que quede muy claro. No se trata de que vivamos en una república bananera sin control. De hecho nuestros cosméticos son sometidos a rigurosos controles de calidad y, en nuestra opinión, la Unión Europea es el continente más seguro del mundo y donde la salud pública está más vigilada de todo el planeta, con unas garantías que exceden, con mucho, las de otros continentes.

No se trata de eso. Se trata de las reglas de juego para decidir si un compuesto es o no tóxico. Esas son las que fallan, las que están obsoletas. 

Por eso, cuando hablamos de zonas íntimas, no queremos ni ‘Play’ ni ‘Chilly’ ni nada por el estilo. No queremos ningún producto que siga únicamente las normas de la Unión Europea. Queremos productos que se elaboren siguiendo estos nuevos parámetros que, por necesidad, serán los que se impondrán en un futuro.

Sólo que la Unión Europea es un gigante carente de gracilidad y rapidez de movimiento para reaccionar ante los cientos, miles de estudios que apuestan por la eliminación de los tóxicos disruptores endocrinos alegando lo que gritamos en Orgànics Magazine: que en disrupción endocrina no existe dosis segura.

Por eso queremos hablar de estos productos de la línea íntima de Sinthesis Salud, porque están exentos de ellos y repletos de buenos ingredientes para nuestro organismo, nuestras mucosas y nuestra vida. 

Bálsamo línea íntima Sinthesis Salud

Os hemos contado muchas veces que Sinthesis Salud no es solo una marca de cosmética ecológica (aunque no tienen certificado), sino que siempre va un punto más alla. Eso es porque Sabina, la creadora de la marca, es farmacéutica y tiene una orientación a la salud más allá de la estética (aunque, para nosotras es indisociable también).

Por eso, Sabina, ha creado una línea íntima con tres productos: un gel íntimo, un bálsamo y un aceite lubricante. Todo ello productos unisex.

Si bien es cierto que el bálsamo está más pensado para las mujeres, al tratar tanto la sequedad vaginal, la correcta cicatrización de las úlceras y episiotomías, así como de regular el Ph tras la menstruación y otras alteraciones de la mucosa cervical, podría parecer que es un producto exclusivamente femenino.

Pero no. Otro de los importantes aspectos de este balsamo es la prevención del desarrollo patógenos como hongos y bacterias, por lo que su uso también es perfecto para ellos. 

Extremar la higiene no siempre es sinónimo de una zona íntima libre de patógenos. La flora bacteriana se puede alterar fácilmente con una mala alimentación o con cistitis recurrentes que, además de afectar al tracto urinario, afectan a la zona íntima en el caso de las mujeres.

Este suave bálsamo ayuda a mantener la zona hidratada en caso de sequedad vaginal, a ayudar a las relaciones sexuales, a evitar las infecciones vaginales y a tener una zona íntima confortable y cuidada. Sí, esas son las palabras. Confortable y cuidada.

Si tienes picores, si sufres de candidiasis o infecciones urinarias repetitivas, si te cuesta mantener relaciones íntimas, si tienes la menopausia y acusas sequedad, si cuando tienes la regla notas escozor… Este bálsamo es un pequeño milagro. 

Y su composición no puede ser más pura, os la dejamos para que la admiréis.

INCI: Butyrospermum Parkii Butter*, Acqua, Cetearyl Alcohol and Cetearyl Glucoside**, Salvia Sclarea*, Cocos Nucifera Oil*, Theobroma Cacao Seed Oil*, Rosa Rubiginosa Seed Oil*, Calendula Officinalis Seed Oil*, Oenothera Biennis Oil*, Borago Officinalis Seed Oil*, Linum Usitatissimum Seed Oil*, Salvia lavandulaefolia Oil*, Aloe Barbadensis Extract*, Arnica Montana Flower Extract*, Hypericum perforatum extract*, Aesculus Hippocastanum Extract*, Sea Water Extract, Rosa Centifolia*, Citrus Dulcis*, Hamamelis Virginiana*, Zinc Gluconate, Himalayan Salt, Maris Sal, Potassium Sorbate and Sodium Benzoate, Jasminum Officinale Oil*, Mejorane Dry Extract*, Citrus Limonium Fruit Oil*, Cananga Odorata Oil*, Aesculus Carnea, Malus Sylvestris, Tourmaline powder, Ruby Powder, Ruby extract.
*Ingredientes ecológicos certificados y el resto son naturales, sin tóxicos, pesticidas ni metales pesados.
**Ingrediente validado por BDIH y ECOCERT.

Este envase de cristal de 50 mililitros con práctico dosificador lo encontramos en la web de la marca sinthesisdesalud.com por 29,00 euros. También disponible en formato de 5 mililitros por 6,00 euros. Y os recordamos que por ser lectores de Orgànics Magazine, con el código ORGANICS os hacen automáticamente un 5% de descuento en todas vuestras compras.

Aceite Lubricante ‘Momento Chocolate’

linea íntima

Perteneciente a la línea íntima de Sinthesis Salud «momento chocolate», se trata de un aceite con cacao para hidratar, regenerar, lubricar y actuar como barrera frente a las infecciones, con el fin de mejorar la zona íntima y las relaciones sexuales. 

Por su contenido en aceites vegetales es compatible con el uso de todo tipo de anticonceptivos, como el preservativo, ya que no degrada el látex ni el vinilo. 

Su composición en aceites vegetales orgánicos de grado alimentario son perfectos para el disfrute en pareja. Eso sí, nos gustaría que tuviera un aroma a chocolate más subido 😉

Os ponemos el INCI completo. En este caso nos sorprende la extrema sencillez del mismo. 

INCI: Rosa rubiginosa seed oil*, Persea gratissima oil*, Hippophae rhamnoides oil*, Cyperus esculentus root oil*, Prunus amygdalus dulcis oleosomes*, tocopherol*. Theobroma cacao powder*.
*Ingredientes ecológicos certificados y el resto son naturales, sin tóxicos, pesticidas ni metales pesados.

Este envase de cristal de 50 mililitros con práctico dosificador lo encontramos en la web de la marca sinthesisdesalud.com por 29,00 euros. También disponible en formato de 3 mililitros por 4,50 euros para probarlo.

Con la línea íntima de Sinthesis Salud hay vida mucho más allá del Durex Play…

nosotras1squared

Suscríbete y recibe nuestra para llevar cuando hagas tus compras

Quizá también te interese…

avatar
  Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...  
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
Close Cookmode
error: El contenido esta protegido!