Los mejores limpiadores ecológicos de Cosmetics Herbera

Hoy os queremos hablar de dos de los mejores limpiadores ecológicos que nos encantan de la marca de cosmética vegana y ecológica Cosmetics Herbera.

Os hemos contado muchas veces lo muchísimo que nos gusta cómo formula Mayte, la farmacéutica que está detrás de la marca Cosmetics Herbera y, de nuevo, nos demuestra que es una de las marcas más alucinantes de cosmética ecológica de cuantas hemos probado.

En este caso hemos probado sus dos últimas creaciones, dos bálsamos multifunción que se han convertido ha en dos de los mejores limpiadores ecológicos que conocemos. 

Los mejores limpiadores ecológicos de Cosmetics Herbera

El primero de los limpiadores del que os vamos a hablar es el Golden Dune, una suavísima manteca que se funde con la piel con un dulce y delicado aroma a lavanda.

Este bálsamo que puedes usar como mascarilla, limpiadora y como vehículo para un masaje facial con laGua-Sha de obsidiana de la marca, es una pequeña joya.

No solo porque elimina cualquier suciedad, incluso los solares con filtros físicos, sino porque deja la piel suave, limpia, humectada, nutrida… Una maravilla, tanto para usar sola como si lo que queremos es hacer una doble limpieza. 

En el caso de hacer una doble limpieza a nosotras nos gusta hacerla suavizada, es decir, aplicamos la Golden Dune (con el tamaño de un garbancito es suficiente) y, en vez de retirarlo para aplicar el jabón, aplicamos el jabón directamente sin retirar la Golden Dune. La piel queda limpia y mucho más nutrida.

Perfecta para personas con pieles dañadas pero que disfrutan de esa doble limpieza.

Después solo tienes que retirar los restos con una muselina humedecida con agua templada. ¡Alucina con la piel que te deja!

Además Golden Dune se adapta a las necesidades de tu piel mes a mes. Esta es otra de las grandes diferencias de la cosmética natural y la convencional. En verano, Golden Dune nos ofrece una versión más ligera, traslúcida, con sus aceites y mantecas atemperados y tibios, es una manteca más fluida, ligera y liviana. Lo que nuestra piel necesita en esos momentos. 

Conforme llega el tiempo los aceites y mantecas sufren cambios químicos (para que luego digan que la cosmética natural no lleva químicos) y se endurecen, se espesan y se vuelven más opacos. 

Tomar ahora una porción de Golden Dune aporta a la piel la densidad que precisa, es más cubriente, más rica. Justo lo que nuestra piel necesita en invierno. 

No es extraño que en verano la naturaleza nos de alimentos más acuosos y en invierno más densos, más nutritivos, más ricos en vitamina C. Podemos desestacionalizar la alimentación todo lo que queramos pero la naturaleza, en su sabiduría infinita, seguirá regalándonos los principios activos que en cada momento necesitamos. 

Y Golden Dune es una muestra de ello.

 

 

mejores limpiadores ecológicos

Entre sus principios activos encontramos la manteca de mango, que evita la pérdida transepidérmica de agua y forma una película protectora sobre la piel que impide la deshidratación pero permite que la piel respire. El karité es nutritivo, emoliente y mantiene la piel elástica, el aceite de brócoli es rico en vitaminas y promueve la síntesis de colágeno.

El aceite de zanahoria es uno de esos aceites que nos maravillan por sus mil y una propiedades. Desde hace mucho se sabe que la zanahoria tiene acción protectora contra el daño UV, ya que no solo previene el daño provocado por el estrés oxidativo, sino que tiene una función reparadora del mismo. No son pocos los estudios que se han centrado en el carácter quimioprotector de este aceite del que cada vez tenemos más información sobre su capacidad para proteger las células del cáncer, además de tener propiedades restauradoras de la barrera cutánea.

Otros dos aceites con propiedades reparadoras y que retienen la hidratación cutánea son el aceite de albaricoque y el de flor de la pasión, que es uno de los aceites más deliciosos del mundo. 

Para redondear este INCI al que no le cabe nada más, tenemos vitamina E y aceite de lavanda. La mezcla entre tanto aceite dulce y el aroma de la lavanda es increíble, ya que es un aroma dulce y herbal al mismo tiempo. Increíble.

Mangifera Indica Seed Butter*, Butyrospermum Parkii Butter*, Gycerin, Caprylic/capric Triglyceride, Brassica Oleracea Italica Seed Oil*, Aqua, Prunus Armeniaca (Apricot) Kernel Oil*, Passiflora Edulis Seed Oil*, Helianthus Annuus Seed Oil*, Ricinus Communis Seed Oil*, Sucrose Laurate, Daucus Carota Sativa Root Extract*, Tocopherol, Squalene, Beta-sitosterol, Sucrose Stearate, Lavandula Angustifolia Oil*. Linalool**, Geraniol**, Limonene** y Coumarin**.

Esta delicada manteca limpiadora ecológica, mascarilla y base para masaje oriental la tienes en la web de Cosmetics Herbera donde, además, tienes un montón de packs bellamente presentados para que no te calientes la cabeza y elijas con acierto.

El segundo de los productos es Black Moon. Si el primero de ellos era el Albus Dumbledore de la cosmética por su dulzura y transparencia, este sería el Severus Snape de la cosmética (lo siento, Leo está en momento friki con Harry Potter y todas las referencias me salen a punta de varita). 

O sea, se trata de un producto que va de duro pero al final te das cuenta de que es el más dulce y suave de todos. Y eso pasa con Black Moon, otro de los mejores limpiadores ecológicos que hemos probado y que, además de limpiar, tiene función exfoliante.

Cuando lo aplicas por primera vez en la piel piensas que será muy astringente dado su alto contenido en Carbón. Pero su poder de limpieza y purificación va de la mano de su suavidad, ya que al contacto con el agua este duro limpiador se deshace en caricias para la piel y revela su verdadera naturaleza.

Entre sus principios activos destacan el reishi, un ingrediente milenario en la Medicina Tradicional China por sus propiedades antiinflamatorias, fortalecedoras del sistema inmunológico y antioxidantes, el aceite de cáñamo, también antiinflamatorio y calmante, el de comino negro, antiséptico, antibacteriano y seboregulador, flor de la pasión, aloe, sacha inchi, rico en ácidos grasos omega y vital para la recuperación de la piel acnéica.

Aquí hago un inciso.

Cuando tenemos acné o cualquier otro proceso inflamatorio, es importantísimo tener un buen aporte de ácidos grasos Omega 3 en el organismo y en la piel. Los Omega son el cemento de las paredes celulares y por ello son vitales para una piel sana y recuperada.

Por último, el carbón vegetal activado de coco, es el activo estrella de este bálsamo por su capacidad de absorción de impurezas, exceso de grasa y toxinas. 

Un limpiador con una gran capacidad para mantener la piel como una patena pero, lo que es más importante, para aportarle aquello que necesita. Un producto que nos ha robado el corazón por resultar ser el más delicado y amoroso de los limpiadores ecológicos. 

Glycerin* (Pongamia Glabra Seed), Aloe Barbadensis Leaf Juice*, Sucrose Estearate, Passiflora Edulis Seed Oil*, Plukenetia Volubilis Seed Oil*, Cannabis Sativa Seed Oil*, Butyrospermum Parkii Butter*, Euphorbia Cerifera Cera*, Nigella Sativa Seed Oil*, Charcoal Powder, Ganoderma Lucidum Extract, Tocopherol, Squalene, Beta-sitosterol, Prunus Amygdalus Dulcis Seedcoat Powder, Olea Europaea Seed Powder, Lavandula Angustifolia Oil*, Gluconolactone, Helianthus Annuus Seed Oil, Xanthan Gum, Aqua, Citric Acid, Potasium Sorbate, Sodium Benzoate, Linalool**.

Y tú ¿conocías estos limpiadores ecológicos harrypotienses?

 

 

Total
22
Shares
Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Artículo Previo

Nos ponemos serias con el gel lubricante ecológico de Münnah

Siguiente Artículo

¿Zona T? la crema ecológica para piel mixta Máyikas te dejará la piel perfecta

Post Relacionados
Total
22
Share
error: El contenido esta protegido!