Naturavia. Línea Caléndula

Naturavia, una marca ecológica con la que tendrás mucha química

Compartir

Sin química. Este es uno de los reclamos más habituales de la cosmética natural y ecológica. Y es totalmente mentira. No existe cosmética sin química. Es más, no existe vida sin química. De hecho, los cosméticos naturales llevan más química que los sintéticos. Porque desde el agua (H2O) a los aceites esenciales (que contienen cientos de sustancias como los hidrocarburos terpénicos, aldehídos, ácidos, alcoholes, fenoles, ésteres, cetonas y un largo etcétera de compuestos), todo en tu bote de crema es química. Y evoluciona, y reacciona y establece sinergias más allá de la estabilidad inerte de una silicona. Hoy derribamos mitos quimicofóbicos con una entrevista a la marca Naturavia, cuya creadora es bióloga molecular y nos cuenta las aplicaciones de la ciencia en la cosmética y cómo la naturaleza inspira su marca ecológica certificada de composiciones limpias y minimales.  

Una Bióloga Molecular que decide crear una marca de cosmética ecológica uniendo investigación y plantas medicinales ¿no es una contradicción?

En absoluto. Las plantas no dejan de ser química y ciencia. Son ingredientes cargados de principios activos con los que trabajar, de los que aprender,  y estudiar.

Yo estudié biología porque tenía claro que me gustaba la naturaleza, la ecología y los animales…, y también porque me interesaba la investigación y la ciencia. Y ninguna de estas cosas está reñida. La ciencia está en la naturaleza, solo que nos hemos alejado de ella. Buscamos las respuestas y las soluciones en los laboratorios, en los ingredientes sintéticos y derivados artificiales y a veces está bien, pero la naturaleza es la fuente de inspiración para todo.  En la mayoría de los casos, los sintéticos no son sino variaciones de los principios activos naturales, creados en laboratorios para simplificar y abaratar los procesos de elaboración.

Así que creo que unir la investigación y las plantas medicinales es una idea estupenda 😉

Nos permite ofrecer y poner a disposición la química natural que la naturaleza nos regala y poner encima de la mesa una alternativa a la cosmética convencional, de calidad, eficaz, innovadora y segura. 

Así que ¿detrás de la cosmética natural hay ciencia de verdad?

Y tanto! Las estanterías de Naturavia están llenas de libros científicos de fitocosmética, fitoterapia, farmagnosia,  química, botánica o aromaterapia… que hablan de sesquiterpenos, flavonoides, taninos cumarinas o polifenoles.

Para formular un producto de calidad y efectivo debemos aplicar conocimientos científicos de diferentes campos: dermocosmética para determinar las características de las pieles a las que va destinado, fitocosmética y fitoterapia para elegir adecuadamente los plantas y principios activos que van a formar parte del producto, farmagnosia para saber qué principios activos son los responsables de esas propiedades que quieres aportar y qué preparación de la planta es necesaria, aromaterapia para seleccionar los aceites esenciales adecuados y toxicidad para prever los posibles efectos adversos de los ingredientes o su interacción. Nos inspiramos en la naturaleza y además contrastamos científicamente cada ingrediente y la fórmula final. 

La cosmética natural y ecológica no es sinónimo de cosmética artesana, casera o ilegal. Que sea natural o ecológica no le resta seriedad o rigurosidad. La legislación europea de cosméticos exige a todos los fabricantes de cosmética que fabriquen de acuerdo con la Normativa BPF (Buenas Prácticas de Fabricación), independientemente de la filosofía que tenga la empresa y de qué tipo de ingredientes utilice (ecológicos o no).

Así que la cosmética ecológica también debe cumplir con la legislación vigente. Además, al estar certificada, tenemos un doble control, ya que anualmente nuestras instalaciones y protocolos de trabajo se someten a exahustivas inspecciones por parte del a certificadora ecológica. En nuestro caso es bio.inspecta que sigue la norma de Biovidasana. 

Cuéntanos un poco de esa unión entre ciencia y naturaleza

Por ejemplo, la aromaterapia es un ejemplo claro de ciencia y naturaleza. 

Los beneficios aromáticos de las plantas se llevan utilizando desde hace miles de año pero es gracias a la ciencia que se ha creado una disciplina seria y rigurosa que estudia, investiga y aplica los aceites esenciales como terapia para multitud de dolencias, no solo orgánicas o fisiológicas, sino también psicológicas o emocionales. 

Otro ejemplo el aceite de rosa mosqueta en la curación de cicatrices tras cirujías. Se está implantando en hospitales de todo el mundo. Muchos grupos de investigación avalan sus beneficios en estudios y ensayos que demuestran las propiedades de este aceite, que parece casi milagroso.

Pero no es cosa de milagros, ni de magia, ni de gurús o chamanes. Son un montón de sustancias químicas concentradas en los frutos de esta planta. Nuestros ancestros sabían de sus propiedades que,  por ensayo y error observaron que mejoraba heridas y que aceleraba el proceso de curación. Pero es la ciencia la que ha permitido determinar exactamente qué moléculas intervienen en los procesos de regeneración de nuestra piel y cómo extraerlos y optimizar su aplicación. 

A mi me parece fascinante este mundo. Como siempre le digo a mi hijo Xacobe (que está en la edad de los superhéroes): las plantas son súperheroínas, tienen un montón de superpoderes increíbles concentrados en sus pétalos, en sus raíces, tallos, hojas…

Y de eso da cuenta la ciencia a través de sus investigaciones, las que nos permite saber cuáles son los activos responsables, dónde se encuentran, qué hacen y cómo se extraen.  

Qué interesante es todo eso…, Entonces ¿cuáles son los ingredientes clave de Naturavia?

Sin duda los ingredientes naturales, que representan más de un 95% de nuestras fórmulas. Además que sean de procedencia ecológica, y cuanto más cercanos mejor. 

Nos gusta trabajar directamente con el productor para conocer cómo trabajan y escoger las mejores materias primas. 

El grado de calidad es importante. Por ejemplo, no es lo mismo emplear un aceite de almendras de primera presión en frío que un aceite refinado. El virgen tendrá mayor contenido de fitonutrientes. La razón es que durante el proceso de refinamiento se calienta el aceite a altas temperaturas  y esto hace que se eliminen muchos de los antioxidantes, vitaminas… 

Luego dentro de la gran variedad de plantas que existen, seleccionamos unas u otras en función de las propiedades que queramos aportar al preparado: aceites vegetales, extractos de plantas, aceites esenciales y mantecas, son los protagonistas.

De todas forma, sean cuales sean los ingredientes elegidos, lo que nos gusta es hacer formulaciones sencillas, honestas, y efectivas. 

Y con qué ingredientes no nos vamos a encontrar nunca en un producto Naturavia

No nos vamos a encontrar con derivados del petróleo, ni conservantes, colorantes, ni aromas sintéticos. Tampoco con fenoxietanol, ni sulfatos ni ningún ingrediente que esté bajo sospecha de ser perjudicial para nosotros o para el medio ambiente. 

Tampoco encontrarás ingredientes relleno, que no aportan beneficios a nuestra piel. Por eso nuestras fórmulas son tan sencillas y tan fáciles de leer y entender para el consumidor final.  

Nosotros creemos en esta forma de hacer cosmética y utilizar ingredientes nocivos sería ir en contra de nuestra propia ética ecológica. Y la ventaja que tiene el consumidor final es que al estar certificados, esta declaración de intenciones no se queda en eso, en una declaración, sino que tiene la total garantía de que esto es así,  porque  para nosotros el uso de ingredientes tóxicos, contaminantes o bajo sospecha está completamente prohibido. Su utilización sería causa de retirada del certificado. 

Háblanos de las líneas de Naturavia y los productos de cada una de ellas

Jabones: estamos muy orgullosos de esta línea. Está al completo certificada en categoría I, que es la que se otorga a los cosméticos con más de un 95% de ingredientes ecológicos certificados. Elaborados con aceites vegetales, extractos de plantas y aceites esenciales, sus formulaciones están cargadas de propiedades para diferentes los tipos de piel y tienen una gran acogida. 

Línea facial: nuestra línea más completa. Tenemos todos los productos necesarios para una rutina de cuidado diaria, para los diferentes tipos de piel. Limpiadora, tónicos florales, hidrantes para los diferentes tipos de pieles y cuidados específicos conforman la línea. 

Línea corporal: Aceites corporales para alimentar la piel. Son formulaciones muy potentes cargadas de principios activos destinados a proteger, cuidar, reparar, arropar y mimar la piel.  Caléndula, rosa de mosqueta, onagra, aguacate, germen de trigo…, son algunos de los ingredientes que empleamos en esta línea.

Vemos que ponéis un especial acento en los aceites ¿por qué?

Son la base de nuestras formulaciones y la forma más extendida de utilizar los beneficios de las plantas. 

Es también la presentación más sencilla, menos intrusiva. Con la presión de los frutos obtenemos la materia prima. Sin más. 

Pero aunque sea nuestra principal materia prima, el resto de los preparados fitocosméticos son imprescindibles: aceites esenciales, extractos, mantecas…

Muchos principios activos no podemos extraerlos en los aceites, bien porque no son liposolubles, bien porque se encuentran en otras partes de la planta como las hojas o los pétalos, y es necesario obtenerlos a partir de extractos glicerinados, o hidroalcohólicos o hidrolatos. 

Saber mezclarlos y combinarlos para obtener un producto que cubra las necesidades de la piel a la que va destinado, ahí está la clave.

Qué certificación tienen vuestros cosméticos

Bio.inspecta siguiendo la norma Biovidasana. Recientemente nos han otorgado la distinción ECOplus por nuestro compromiso con la cosmética ecológica. Esta distinción tiene como objetivo “premiar” o resaltar aquellas marcas que apuestan claramente por la cosmética ecológica y que así lo reflejan en su filosofía de empresa. Para obtener este distintivo es necesario que todas las líneas cosméticas estén certificadas, que en todos sus productos añadan ingredientes bio y que además más de un 80% de esos productos están certificados en categoría I. Como ves, son requisitos  muy potentes, y por eso estamos muy contentos de ser ECOplus. 

Estamos muy contentos porque creemos firmemente en lo que hacemos y esto es un reconocimiento a nuestra forma de entender la vida y a nuestra forma de trabajar. 

¿Creéis que es importante certificar la cosmética?

Sí. Es triste que sea necesario porque para nosotros, con nuestra forma de entender la vida, lo lógico, lo natural sería que las empresas que usan ingredientes perjudiciales para el planeta fueran los que tuvieran que dar explicaciones. Pero dado que el sistema está así montando, rotundamente sí. Es una garantía para el consumidor final que es (somos) tan vulnerables y estamos tan desprotegidos con las leyes actuales. 

Y ¿Por qué creéis que Europa no establece unas normas claras para decir al consumidor lo que es y no es la cosmética natural y ecológica?

Pues yo te diría que por intereses comerciales. Sabemos que si las leyes fuesen claras y rotundas, no había cabida para todo el engaño que se genera en torno  a lo natural. Es un caramelo muy apetecible para la industria. 

¿Qué le diríais a una persona que nunca ha probado la cosmética bio pero quiere empezar a cuidarse?

Que lea, que se informe y reflexione poniéndole mucha consciencia a toda la  información que llega a sus manos. Si lo hace, seguro que decide dar el paso. Y no solo por su piel, también por el planeta. 

Sería  maravilloso que todas y todos tomáramos un poco de tiempo en pensar qué nos ponemos en la piel, qué comemos y de dónde viene nuestra ropa… Si lo hiciéramos, todo sería distinto. 

Este ritmo de locos, que nos viene impuesto, dificulta mucho el que la sociedad tome su tiempo para reflexionar, para cuestionar. Pero tenemos que salir del trance, responsabilizarnos y tomar conciencia de que nuestros actos tienen consecuencias y creemos de verdad que con pequeños cambios podemos hacer muchísimo. 

¿Hacia dónde se dirige Naturavia? 

En Naturavia tenemos muchos planes y muchas cosas por hacer pero lo que tenemos claro es que no  queremos perder nuestra esencia. Vayamos a donde vayamos queremos mantener intactos nuestros principios, nuestra forma de trabajar, nuestro compromiso con la naturaleza y nuestra forma de entender una empresa… nuestro objetivo es avanzar sin perder el alma que nos hizo llegar hasta aquí. 

¿Dónde os gustaría estar dentro de cinco años?

En el mismo lugar. 

Por supuesto con una evolución, propia de 5 años más de experiencia,  pero no muy desalineados de este punto. 

Tenemos muchos retos y objetivos a corto, medio y largo plazo, que nos encantaría cumplir y conseguir,  pero lo que me gustaría es que, pase lo que pase, seamos capaces de tomar mucha consciencia en cada paso que damos, para no desalinernos de nuestro centro.  Cada pequeño avance que siga la coherencia de nuestra ética vital. 

Queremos avanzar pero como límite tenemos el compromiso de seguir elaborando  con el mismo mimo, la misma atención y meticulosidad que ahora. Queremos crecer, pero sin  perder la frescura y  la cercanía. No queremos perder la pasión y respeto por este mundo y por nuestro trabajo y no nos gustaría dejarnos arrastrar por un afán de crecimiento poco focalizado (el crecer por crecer)  que nos ahogue con agendas y listas interminables de quehaceres por el simple hecho de ser más grandes o vender más. 

Y lo cierto es que con Naturavia se mastica ese slow, sus fórmulas limpias y puras nos permiten regresar al principio, volver la vista atrás a épocas más sencillas, más silenciosas, más calmadas. Es como ese momento de quietud en el que deseas que todo se detenga y al que regresas cuando la vorágine diaria amenaza con engullirte. Sí, Naturavia es una marca que inspira quietud y que invita a mimarte, a pararte, a respirar y sentirte. Y cuando todo esta quieto puedes escuchar lo que te dicen tus entrañas, os lo juro. Y tú ¿Cuánto hace que no te concedes tiempo para sentirte?

Compartir

Tal vez te interese

Orgànics Magazine

El primer magazine on line sobre cosmética natural y ecológica, alimentación consciente, tóxicos, moda sostenible y green attitude de España. Porque la ecología es cuestión de actitud ¿Te unes a nosotras?

4
Comentarios

avatar

  Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...  
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
Esther RG
Esther RG

Esta marca es de las primeras q probé al empezar a usar cosmética natural y es estupenda

carla
carla

Gracias chicas!!!

Orgànics Magazine
Close Cookmode
error: El contenido esta protegido!