organicsunscreens

Siete poderosas razones para dejar de usar solares con filtros químicos tóxicos

Compartir

Hoy os traemos siete poderosas razones para dejar de usar solares con filtros químicos tóxicos, para callar de una vez por todas esos dermatólogos y pediatras poco informados y convencidos (porque comprados suena muy mal y desprestigia a toda una maravillosa profesión) por las farmacéuticas de que los solares con filtros químicos funcionan mucho mejor que los ecológicos porque es MENTIRA. Y ya estamos más que hartas de todas las dudas que nos llegan a la sección Help! diciéndonos que el pediatra o el dermatólogo os ha recomendado usar solares convencionales porque los ecológicos no son tan buenos. 

Así que, primero que todo, os agradecemos todas esas consultas porque nos impulsan a investigar más y a hacer artículos como este. Así que si tu pediatra o dermatólogo te dice que son mejores los solares con filtros químicos, puedes remitirle a alguno de los estudios científicos que os vamos a nombrar.

Ah, pero os advertimos que en nuestros especiales sólo hablamos de los solares ecológicos con registro. Y en esto queremos ser muy claras. No compres bajo ningún concepto cremas caseras hechas por alguien que no tiene registro sanitario. No sólo es ilegal, sino que si compramos algo hecho de esta manera (de mercadillo o vendido a través de facebook sin licencia) estamos exponiéndonos a una reacción. Los cosméticos tienen que estar hechos por profesionales en un entorno adecuado y dados de alta en el portar europeo, para poder gozar de todas las garantías. Así que ¡no compres cosméticos naturales ni ecológicos caseros, por favor!

Poderosas razones para dejar de usar solares con filtros químicos tóxicos

1. Porque son probados disruptores endocrinos.

Los filtros químicos basados en los cinamatos, canfenos y benzofenonas son probados disruptores endocrinos e interfieren en la actividad hormonal y no hay umbral seguro, a pesar de que la legalidad los permita. En este caso, como en muchos otros, la legalidad va muy por detrás de la ciencia.

Os dejamos un extenso artículo en el que os hablamos de todos los filtros solares químicos tóxicos permitidos por la UE, pero os dejamos aquí el top three:

  • Cinamatos: el más conocido de todos es el Ethylhexyl methoxycinnamate que L’Oreal usa con una patente suya bajo el nombre de Octinoxate para que al leer el compuesto no podamos saber que se trata de un cinamato… son listos ¿eh?).
  • Canfenos: el 4-Methylbenzylidene Camphor es uno de los más famosos y es muy usado en productos de marcas que practican el greewashing como kiehl’s.
  • Benzofenonas: No sólo se encuentran en solares, sino que éstos compuestos bajo el nombre benzophenone– seguido de un número, es un filtro muy usado en los esmaltes de uñas y en los champús para evitar que las uñas amarilleen y los cabellos rubios se vuelvan verdes con el cloro de las piscinas.

Si tu pediatra o dermatólogo te dice que son seguros, por favor que lea nuestra entrevista a Nicolás Olea. O mejor, que vea alguna de las magistrales conferencias sobre disruptores endocrinos. Si consiguiéramos que los pediatras de este país vieran una sola de sus conferencias la salud de nuestros pequeños estaría mucho más a salvo en sus manos…

Otros filtros tóxicos son el homosalate, octocrylene, Mexoryl (seguidos de letras como S, SX… que no son sino filtros químicos de nombres muy largos que son rebautizamos ‘porque yo lo valgo’), y una larga lista que podéis consultar en el link de este artículo que hicimos donde recogemos todos los filtros solares químicos.

La forma de reconocerlos es fácil, ya que suelen estar al principio de la fórmula, detrás del agua y la correspondiente parafina, aceite mineral… ¡Ojo!, algunas marcas presumiblemente naturales como Jäson o Coola los usan en algunos de sus solares, cosa que no nos gusta nada en absoluto, ya que confunden mucho a los consumidores que confían en estas marcas ¡para comprar un solar tóxico tengo Nivea!, mucho más barato y que no despista al consumidor.

Por eso en las marcas ecológicas certificadas no vas a encontrar ninguno de estos filtros, porque son tóxicos. Ante la duda, siempre un solar ecológico certificado o un solar que aparezca en Orgànics Magazine, donde nunca verás un filtro solar químico 😉

Y también os volvemos a dejar este interesante estudio sobre la función disruptora endocrina de los filtros UV típicos, implicados en la disrupción del sistema hipotálamo-hipofisiario-gonadal.

Porque en Orgànics Magazine siempre intentamos aportar el máximo de documentación científica para que entendáis que hay un abismo entre lo legal y lo saludable.

 melatrufairblanca

2. Porque muchos filtros químicos son inestables y se degradan con el paso del tiempo produciendo, incluso, daño en el ADN.

Un solar con filtro químico comprado en diciembre para ir a la nieve no te cubrirá lo mismo en agosto cuando vayas a la playa porque poco a poco van perdiendo efectividad.

Los filtros físicos al ser partículas minerales y no requerir ninguna reacción química no se degradan. Puede que los aceites poco a poco se vayan enranciando, pero como solares protegen hoy, mañana y dentro de cinco años.

En la lista de filtros solares químico que os hemos dejado más arriba podéis leer sobre su inestabilidad y fototoxicidad. Entre ellos tenemos el Phenylbenzimidazole sulfonic acid, más conocidas como ensulizole. Tiene una protección UVA muy baja y además produce radicales libres cuando se expone a La Luz del sol, es decir, que provoca una de las reacciones más indeseadas de los rayos UV, además de tener la capacidad de dañar el ADN y ser carcinógeno.

De hecho está prohibido para muchas aplicaciones en Japón. Lo puedes encontrar en las famosísimas Nivea Q10 Plus con protección solar tanto la versión para mujer como la versión para hombre, en la crema Olay Total Effects 7-In-1 Anti-Aging con filtro solar y un largo etcétera. 

Son muchos los estudios que se han hecho sobre la toxicidad del ensulizole, y en todos ellos se cuestiona su conveniencia de uso como filtro solar, pero se ve que las grandes marcas no leen estudios científicos… O no les importa, ya que este filtro en concreto permite obtener resultados 100% mates y libres de grasa, un dulcísimo caramelo al que no van a renunciar si no hay una prohibición de por medio. 

También el Terephthalylidene dicamphor sulfonic acid, más conocido por su nombre comercial registrado por L’Oreal como Mexoryl SX, tiene una rápida degradación, ya que a las dos horas se degrada hasta en un 40%, por eso siempre se suele acompañar de otros filtros como el octocrilene y la avobenzona que le aportan estabilidad (y más carca tóxica, claro).

Además está relacionado con reacciones alérgicas, la dermatitis y el acné. Lo peor de todo es que se encuentra en productos tan usados como La Roche Posay, una de las marcas de solares más consumida en nuestro país y que es sinónimo de calidad, y en otras de prestigio como Lancôme

Butyl nethoxydibenzoylmethane, más conocida como Avobenzona: se usa por ser un filtro de amplio espectro, y se conoce también por el nombre de Parsol 1789 (que casi nos suena más a colonia o insecticida que a filtro químico).

Se usa en combinación con el Mexoryl SX y, además de lo que os hemos contado de ser disruptores endocrinos y un ingrediente tóxico, el principal problema es que es muy inestable y la luz solar hace que se descomponga en sustancias químicas desconocidas, sobre todo en presencia de otras sustancias como el octinoxate ¡otro de los filtros de los que se acompaña normalmente!

Para darle mayor estabilidad ha de encapsularse en otras sustancias tóxicas (totalmente legales por otro lado), acompañarse de otros filtros disruptores endocrinos (lo más habitual) o mantenerlo a una temperatura inferior a los 25º (o sea que si te lo llevas a la playa lo tienes que meter en la nevera). Marcas como Estée Lauder, Coopertone o la marca natural Coola usan este filtro solar. 

Podríamos seguir así hasta mañana, pero ya os hacéis una idea de por dónde vamos. De nuevo os remitimos a nuestro artículo sobre filtros químicos solares donde os lo explicamos todo bien…

3. Porque no protegen contra los rayos UVA y UVB igual que los filtros físicos.

Legalmente tiene que haber una correlación de protección entre un filtro UVB (que son los rayos contra los que realmente protegen los solares) y los UVA, pero como habéis visto, algunos de ellos protegen débilmente contra los rayos UVA, mientras que los filtros solares físicos o minerales tienen una protección mucho más eficaz contra ambos tipos de rayos.

Os aconsejamos este estudio muy claro donde se compara la menor efectividad de los solares químicos (que ellos llaman orgánicos porque requieren una reacción en nuestro organismo para activar la protección) frente a los inorgánicos o minerales (o sea dióxido de titanio y óxido de Zinc) y las múltiples ventajas de estos últimos.

 

Los filtros UV inorgánicos (minerales) y orgánicos (químicos) son capaces de proteger la piel de los rayos UVA y UVB. Sin embargo, no todos los filtros UV orgánicos (químicos) absorben ambas bandas UV y muchos absorben solo la radiación UVB. Los filtros UV inorgánicos (minerales como el dióxido de titanio y el óxido de zinc) ofrecen algunas ventajas muy relevantes sobre los orgánicos: brindan protección de espectro más amplio (que cubre UVA y UVB), son fotoestables, mientras que algunos filtros UV orgánicos (por ejemplo, avobenzona) no son fotoestables y provocan alergenicidad y sensibilización (Wang , Balagula, Osterwalder, 2010). Este último factor justifica el amplio uso de filtros minerales en protectores solares para niños (Serpone, Dondi, Albini, 2007), que tiende a causar menos irritación de la piel que los filtros UV orgánicos o químicos (Choi et al., 2011). Además, al absorber los fotones UV, los filtros UV químicos pueden liberar radicales libres y consecuentemente causar daño al colágeno, a la elastina o al ADN de la célula de la piel. Por lo tanto, el uso frecuente de filtros UV orgánicos podría ser cuestionado por razones de seguridad, ya que su derecho de utilización causa reacciones adversas no despreciables (Jain, Jain, 2010).

Por eso, cuando los pediatras os dicen que los solares ecológicos no protegen tanto como los solares convencionales, es totalmente falso, ya que no sólo protegen mejor, sino que además lo hacen frente a los rayos UVA y UVB, cosa que algunos solares convencionales no hacen y deben ser ‘suplementados’ por otros filtros añadiendo así más químicos innecesarios y perjudiciales a nuestra cuerpo.

4. Porque no permiten la síntesis de vitamina D adecuadamente.

Todos sabemos que para que el calcio se fije a nuestros huesos necesitamos tomar el sol diariamente durante 10 minutos. Por eso siempre os aconsejamos ir a la playa en las horas en la que el sol no está en su máximo apogeo y disfrutar un cuarto de hora sin protector solar.

Necesitamos el sol para vivir, no sólo para sintetizar la vitamina D, sino porque el sol es bueno para nuestra psique (por eso en los países nórdicos el índice de suicidios es mucho mayor en las épocas de escasa luz y la terapia con lámparas UV se usa de forma habitual para tratar trastornos de la conducta, no descubrimos nada nuevo).

Pero si usas solares con filtros químicos has de aplicarlos 30 minutos antes de la exposición, por lo que lo más normal es que los apliques antes de salir de casa y crees una pantalla frente a los rayos de sol. Frente a lo malo del sol, pero también frente a lo bueno.

Los solares con filtro físico o mineral te protegen desde el segundo 1 de aplicación, ya que no son filtros que tengan que absorberse y reaccionar con nuestro organismo (de ahí que los filtros químicos representen no sólo un peligro sino también un producto con un importante potencial alérgeno), sino que son como ponerse medias, es una barrera física que le ponemos a los rayos, vistiéndonos con millones de partículas que reflejan los rayos solares. 

Así que puedes estar un ratito sin aplicar tu solar y aplicarlo justo cuando quieras que empiece a actuar, sin tener esa carencia de 30 minutos que puede hacer que te quemes si te aplicas tu solar químico una vez has llegado la playa…

5. Porque no protegen contra los rayos IR.

Los rayos infrarrojos son unos de los grandes olvidados de los protectores solares. Son los rayos que nos permiten sentir el calor y tienen mayor longitud de onda que la luz visible. Hasta ahora se ha despreciado un poco su influencia en el daño solar, pero ahora se empieza a reconocer la necesidad de protegernos de forma eficaz frente a estos rayos ¿sabéis cómo?

Con antioxidantes

Dejadnos pensar un poco sobre qué solares tendrán más antioxidantes, si los solares con filtros químicos elaborados a base de derivados petrolíferos o aquellos elaborados con aceites y mantecas ecológicas y extractos de plantas… 

Y ahora los solares con filtro químico en sus grandiosas campañas de publicidad ponen que protegen contra los rayos IR porque les han añadido una pizca de antioxidantes (vitamina E normalmente o C), mientras que los solares ecológicos, sin campañas de marketing detrás, llevan ingentes cantidades de aceites y mantecas riquísimas en vitaminas y extractos de Granda, té verde, algas y otros ingredientes con potentes antioxidantes, flavonoides y polifenoles como parte de la fórmula, por lo que los solares ecológicos protegen mejor contra el estrés oxidativo (ROS) causado por los rayos solares UVA UVB e IR, y ayudan a restaurar la piel si éste se ha producido. Aunque esto daría para muchos artículos sobre las múltiples ventajas de los solares ecológicos frente a los solares tradicionales.

Pero, claro, las marcas ecológicas de las que os hablamos en Organics Magazine no tienen los presupuestos que aquellos para hacer publicidad en medios de comunicación porque prefieren usar ese dinero en hacer productos de los que se sientan orgullosos, ni en campañas en las consultas de pediatría, donde las farmacéuticas invierten miles de millones de euros en ‘convencer’ a los médicos y farmacéuticos de las bondades de sus solares.

Nos preguntamos si alguno de los formuladores de estas marcas que sepa lo dañinos que son sus productos podrá dormir por la noche…

6. Porque los solares físicos se adhieren mejor a la piel y protegen mejor. 

Sí, sabemos que queréis solares que dejen la piel transparente y mate. Y si Chanel decidiera sacar un solar súper blanco que nos dejara a todos cara de Geisha en la playa… Todas iríamos como locas a comprarlo y no nos importaría ir blancas a la playa.

Habría quienes incluso añadirían pintura de pared a su solar convencional. Sí, como cuando la gente se cosía los cocodrilos al suéter para aparentar que eran un Lacoste. Somos seres absurdos hasta la médula, y nosotras las primeras, que conste.

Pues precisamente esa mantecosidad y esa dificultad de extenderlos es una garantía de que no nos vamos a quemar. Al ser mantecas no se disuelven en el agua como los de base acuosa y para los peques son ideales. Los riesgos que corremos son demasiado altos como para que ir más o menos blancos nos dictamine la compra de un solar con filtros químicos. 

Igual que nos pintamos los ojos y los labios de los colores de moda.

Las marcas ecológicas se devanan los sesos y hacen decenas de pruebas para que sus solares sean, sensorialmente hablando, los mejores. Pero de momento no han llegado a los químicos. 

Pero esa es vuestra elección. Nosotras sólo os presentamos los datos.

7. Porque destruyen la barrera de coral y tienen efectos negativos sobre el plancton.

Aunque es la última, no es la menos importante. Uno de los mayores problemas medioambientales de nuestra era es el blanqueamiento de la barrera de coral, un espectáculo dantesco del que os hemos hablado en otras ocasiones y que es obra de la mano del hombre. De verdad, creemos que somos capaces de las cosas más bellas y más atroces del mundo. Y está demostrado de las benzofenonas son las causantes del blanqueamiento de la barrera de coral, signo inequívoco de la muerte de este animal que tanta vida alberga. 

Tanto es así que en Australia se ha convertido en una de las máximas preocupaciones ambientales. La muerte de la barrera de coral es, sin duda, una tragedia para todo el planeta. Lejos de producirse una muerte lenta, lo asombroso de estos filtros es que producen la muerte de los corales de forma rápida. En este estudio se habla de la toxicidad de los filtros químicos para la vida marina, de su acción como disruptores endocrinos y de su determinante papel en el blanqueamiento de corales, así como para el plancton marino

El primer estudio que os citamos es escalofriante, ya que la muerte de los corales se produce de forma muy rápida y en ese mismo estudio advierten que los resultados reales podrían ser mucho mayores, ya que en las zonas turísticas la concentración que puede haber de filtros solares químicos en el agua es muy superior a la contemplada en el estudio.

Un informe realmente demoledor… Estos son los filtros usados en la investigación, a los que han añadido un parabeno, ya que tiene el mismo efecto:  4-tert-butyl-4-methoxydibenzoylmethane, butyl paraben, benzophenone-3, ethylhexylsalicylate; 4-methylbenzylidene camphor, octocrylene, ethylhexylmethoxycinnamate,  propylene glycol.

Tan preocupante es la situación que en algunos países se prohíbe su uso en zonas de especial importancia marina y ya hay muchos solares que usan su inocuidad para la vida marina como un claim de marca.

Por eso todos aquellos de los que os hablamos aquí, aunque no lo digan, protegen la barrera marina y el medio acuático.

No sé a vosotras, pero a nosotras sólo una de ellas ya nos parece suficiente razón para no usarlos, pero las siete juntas son incontestables.

Siete razones para que nadie, nunca, os vuelva a decir que los solares ecológicos son menos efectivos y peores. 

Compartir

Tal vez te interese

El primer magazine on line sobre cosmética natural y ecológica, alimentación consciente, tóxicos, moda sostenible y green attitude de España. Porque la ecología es cuestión de actitud ¿Te unes a nosotras?

8
Comentarios

avatar

  Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...  
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
Esther RG
Esther RG

Gracias por hacernos más fácil una posible futura charla con la pediatra (la misma q me recomendó la Nivea de caja azul para la dermatitis atópica de la niña)

Barbara
Barbara

Pues si te cuento la charla que me ha echado hoy una dependienta porque decía justo lo contrario, que los solares físicos no dejaban que el cuerpo sintetizara la vitamina D,y que podía provocarle a mi peque hasta raquitismo por este motivo, porque el solar que me ofrecía llevaba en primer lugar del INCI el Ethylexyl Metoccinamate(y aunque yo no había leído este post sí que algo había escuchado al respecto de que podía ser dañino) y le dije que no me convencía mucho este ingrediente porque mis peques tienen dermatitis atópica y miro mucho los ingredientes en la cosmética… Leer más »

Belén
Belén

Hola Nina, me encantan todos tus artículos y éste el que más ya que estoy buscando un solar eco en “formato familiar” y mira por donde, en Idun Nature , que es la web donde hago todas mis compras bio, he encontrado uno de la marca Biocenter SPF 50 y lleva 175ml. ¿Conoces la marca? ¿y el solar? a ver si me ayudas y me das tu opinión que me decida.

Gracias.

Encarna Vega
Encarna Vega

Un artículo extraordinario y claro. Siempre es un placer leerte por la claridad de tus publicaciones y la seriedad con la que documentas tus artículos. Como responsable de una tienda de cosmética natural, te doy las gracias por ayudarnos a difundir las bondades de la cosmética ecológica; cosmética que no daña nuestro organismo y es respetuosa con el medio ambiente.

Orgànics Magazine
Close Cookmode
error: El contenido esta protegido!