Rutina para piel acnéica Esse, un tratado de paz con tu epidermis

Close up beauty portrait of a happy young woman

¿Quieres conocer una rutina para piel acnéica que sea ecológica y suave? pues no te pierdas el artículo de hoy porque vamos a hablar de los productos Esse para tener una rutina para piel acnéica que te haga firmar la paz con tu epidermis (y con el espejo).

Porque durante esta época de incertidumbre sois muchas las que nos habéis preguntado por productos para el acné, porque vuestros hijos e hijas adolescentes están acusando los cambios y las dudas sobre los exámenes, el futuro, la falta de contacto con sus amigos…

Como sabéis, la piel no es solo el órgano más grande de nuestro cuerpo y el que nos envuelve. No es el papel de un caramelo, sino que es parte de nuestro organismo y el mejor intercomunicador que hay. Ella nos cuenta cómo estamos por dentro y nos habla de lo que hay fuera.

Al igual que reacciona a las caricias, el frío y el calor, reacciona a nuestros nervios, estrés y enfermedades.

Sin embargo, y a pesar de todo lo que sabemos ahora sobre la piel y su funcionamiento, sobre la microbiota y su importancia, aún podemos ver cómo los dermatólogos recomiendan a nuestros hijos productos agresivos para cuidar la piel y repletos de tóxicos.

Lo que viene siendo ‘matar moscas a cañonazos’.

Nosotras te proponemos una rutina para piel acnéica bio y, sobre todo, suave y respetuosa con nuestra epidermis.

Para ello contamos con varios productos de la marca Esse que, como ya os contamos en este artículo sobre la rutina para piel sensible de la marca marca Esse, basa el éxito de sus productos en fórmulas muy puras y con la complicidad de los extractos, aceites y mantecas africanos, así como en la inclusión mediante diversas tecnologías de probióticos y prebióticos para la piel.

Paso 1 Rutina para piel acnéica Esse: Refining Cleanser

Lo primero que tenemos que hacer para mantener la piel libre de acné es tener una higiene extrema. Por eso hay que limpiar a conciencia la piel dos veces al día cómo mínimo, incluso más si usas maquillaje.

Eso es incompatible con muchos de los limpiadores para piel acnéica que eliminan por completo el sebo y desequilibran el manto hidrolipídico. Cuanto esto ocurre la piel preoduce más sebo para intentar encontrar de nuevo el equilibrio y compienza un círculo vicioso en el que cada vez los productos que se recomiendan son más agresivos y la piel se desequilibra más.

Eso sin hablar de los problemas que causa a la autoestima tener la piel destrozada, seca, tirante, con grasa y con acné. Todo a la vez ¿os suena?

Tu piel y tú estáis enzarzadas en una pelea de la que ninguna saldrá vencedora. ¿No sería mejor hacer las paces?

Pues este es el primer paso para hacerlo. Porque este limpiador a base de arcilla bentonita y con dos de los surfactantes más suaves del mundo, elimina suavemente el exceso de grasa y ayuda a la piel a regularse, al tiempo que incluye ingredientes hidratantes, como el aloe vera en primer lugar del INCI, y aceites como el de melón de Kalahari o girasol, que aportan ácidos grasos a la piel y vitamina E.

¡Para, para! ¿Qué es eso de aceites para la piel acnéica? Si mi dermatólogo me dice que todo tiene que ser Oil Free…

Pues va a ser que no.

Como os hemos dicho muchas veces, algunos de los compuestos de los aceites como los ácidos grasos omega 3 y 6 son esenciales. Eso quiere decir que nuestro organismo no es capaz de producirlos y debemos obtenerlos a través de la alimentación.

Esos ácidos grasos son vitales para la producción de nuevas células. Son como el cemento de las paredes celulares y sin él no podemos crear nuevas células.

Uno de los errores que más se ha cometido en nombre de la salud dérmica es restringir todo tipo de grasas para controlar el acné. Pero con eso solo logramos que nuestro cuerpo esté carente de herramientas.

Y no solo eso, el aceite de girasol tiene un altísimo contenido en vitamina E, así como más de un 60% de ácido linoléico (más conocido como omega 6). Pues bien, estos dos elementos se han estudiado contra el acné con sorprendentes resultados positivos. Así que si quieres actuar contra el acné ¡dale aceite a tu piel! Pero, claro, el que necesita…

Además de eso, este suave limpiador tiene aceites esenciales de palmarosa, naranja, petitgrain y resina de omumbiri, todos ellos con potentes acciones batericidas, porque ¿sabías que el acné está causado por una bacteria?

Así que si mantenemos la piel sana y le ponemos bactericidas que no la agredan ni sean tóxicos, tenemos una batalla ganada.

Os ponemos la composición de este sensacional producto cuyo aroma, además, es cítrico y delicioso. Desmaquilla y ejerce una levísima exfoliación que, poco a poco, revela la piel más luminosa.

Por ponerle un pequeño pero, nosotras no pondríamos dióxido de titanio a la fórmula, ya que en este caso su función es meramente estética. Menos siempre es más 😉

INCI: Aloe Barbadensis (Aloe Vera) Leaf Extract*, Decyl Glucoside, Bentonite, Sodium Cocoyl Glutamate, Glycerin**, Titanium Dioxide, Citrus Aurantium Dulcis (Orange) Peel Oil*, Citric Acid, Citrullus Lanatus (Kalahari Melon) Seed Oil, Coco-Glucoside, Glyceryl Oleate, Xanthan Gum, Cymbopogon Martini (Palmarosa) Oil*, Commiphora Wildii (Namibian Myrrh) Oil, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Tocopherol, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil, Citrus Aurantium Amara (Petitgrain) Leaf/Twig Oil*, Limonene***, Linalool***, Geraniol***

El precio de este limpiador con aroma a naranja es de 37 euros en la web Bodychita.

Paso 2 Rutina para piel acnéica Esse: Microderm Exfoliator

La primera vez que apliqué este producto, pensé que me había equivocado de bote.
Cuando usas un exfoliante esperas notar partículas más o menos abrasivas (a no ser que sea un exfoliante a base de ácidos AHA, pero no era este el caso). Sin embargo, con el exfoliante refinador de Esse no notas nada.

Solo suavidad en la piel y un envolvente y mágico aroma a naranja dulce que te embriaga.

Es como una crema rica, untuosa y maravillosa que deslizas por la piel. Dan ganas de comerla a cucharadas y podríamos estar usándola todos los días.

Como podéis ver, en primer lugar del INCI tenemosla glicerina, un humectante natural que ayuda a mantener la humedad en la piel, además de suavizarla, seguido del carbonato de calcio, que es el que le aporta la acción abrasiva imperceptible, y el extracto de té rooibos, que no solo tiene acción detox, sino que tiene un altísimo contenido en antioxidantes.

Se sabe que las pieles con dolencias, tanto la que tienen enfermedades autoinmunes (dermatitis, rosácea…) como las que sufren de acné tienen una altísima tasa oxidativa, por lo que usar ingredientes antioxidantes es vital para mantenerlas equilibradas.

Los aceites de jojoba (que como sabéis es el más dermocompatible de todos porque se trata en realidad de una cera, la única cera vegetal que es líquida a temperatura ambiente), coco, marula, oliva y girasol, así como los aceites esenciales de naranja dulce, omumbiri… Haciendo de este exfoliante uno de los más maravillosos que hemos probado nunca, por su extremada delicadeza con la piel y su poder para actuar eliminando células muertas sin agredir la piel sana (algo muy importante, ya que si el exfoliante es muy agresivo puede dañar el estrato córneo de la piel).

El precio de este espectacular producto es de 41 euros en la tienda Delicare.

INCI: Glycerin, Calcium Carbonate, Aspalathus Linearis (Rooibos) Leaf Extract*, Kaolin, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil*, Cocos Nucifera (Coconut) Oil*, Citrus Aurantium Dulcis (Orange) Peel Oil*, Cetearyl Olivate, Sorbitan Olivate, Sclerocary Birrea (Marula) Seed Oil, Hydrogenated Olive Oil, Olea Europea (Olive) Fruit Oil, Olea Europea (Olive) Fruit Oil Unsaponifiables, Xanthan Gum, Astragalus Gummifer (Tragacanth) Gum, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Commiphora Wildii (Namibian Myrrh) Oil, Citric Acid, Tocopherol, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil, Citrus Aurantium Amara (Petitgrain) Leaf/Twig Oil*, Limonene***, Linalool***, Geraniol***

Paso 3 Rutina para piel acnéica Esse: Clay Mask

Una o dos veces por semana (dependiendo de nuestras necesidades) aplicar una mascarilla de arcilla es un paso vital para tener la piel libre de acné. La bentonita y el kaolín absorben de forma natural el exceso de sebo, pero tambien contienen minerales que aportan a la piel nutrientes necesarios y tienen una acción quelante muy interesante, eliminando los tóxicos como metales pesados e impurezas asociadas a la polución medioambiental.

Como podéis ver, en primer lugar del INCI tenemos el extracto de té rooibos, el que os hemos hablado en el producto anterior y que es un dechado de virtudes para las pieles con dolencias.

También el aceite de coco y la glicerina están en los primeros puestos del INCI. El primero de ellos es un agente maravilloso contra el acné por su poder batericida y reparador de la piel (por mucho que te hayan dicho que es malo para el acné por su poder comedogénico), mientras que la glicerina suaviza la piel e impide su deshidratación.

Junto con estos ingredientes tenemos los aceites esenciales de la lavanda, Ylang Ylang, y hierbabuena, que aportan la carga antibacteriana, junto con el poder del aceite de girasol del que ya os hemos hablado y la manteca de karité, un dechado de bondades para todo tipo de pieles.

Sin duda una mascarilla potente en acción y suave con la piel con la que poco a poco se notará cómo se regula el acné y la producción de sebo, al tiempo que se nota una mayor suavidad sin agredir la piel.

INCI: Aspalathus Linearis (Rooibos) Leaf Extract*, Glycerin, Kaolin, Cocos Nucifera (Coconut) Oil*, Bentonite, Butyrospermum Parkii (Shea) Butter*, Cetearyl Olivate, Sorbitan Olivate, Hydrogenated Olive Oil, Olea Europea (Olive) Fruit Oil, Olea Europea (Olive) Fruit Oil Unsaponifiables, Olea Europaea Leaf Extract, Aloe Barbadensis (Aloe Vera) Leaf Extract*, Lavandula Angustifolia (Lavender) Oil*, Canaga Odorata (Ylang Ylang) Flower Oil*, Citric Acid, Eriocephalus Punctulatus (Cape Chamomile) Oil, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Tocopherol, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil, Mentha Viridis (Spearmint) Leaf Oil*, Linalool***, Limonene***

Esta espectacular macarilla la podéis comprar en olorsdenatura por 39,34 euros (y con los 50ml que tiene te da para muchas aplicaciones porque con unca capa muy fina basta).

Paso 3 Rutina para piel acnéica Esse: Repair Oil

Reparar.

Esa es la función más importante para las pieles dañadas. Con cada producto inadecuado, con cada exfoliante agresivo, con cada mal tratamiento, la piel se debilita y pierde su capacidad de autosanación (porque nuestro cuerpo tiende a la homeostasis). Cuando empieza a recuperar ese potencial porque ya no la agredimos, lo mejor es poner en sus manos todas las herramientas necesarias para repararse: ácidos grasos, vitaminas, bacterias buenas, minerales… Es como darle muchas piezas de lego para construir una nueva pared. Si solo le damos un par de tipos de piezas, pues hará lo que pueda con ellas. Pero no le pidamos maravillas. 

Por eso, este Repair Oil provee a las pieles dañadas (y no solo las acnéicas) de todo lo necesario para activar los procesos de recuperación de nuestro organismo, al tiempo que ayuda a eliminar marcas del acné, cicatrices, estrías…

El secreto de este sedoso y suave aceite es la combinación de aceites con diversas propiedades, como el jojoba, rosa mosqueta (el rey de los aceites recuperadores), lino (por su alto contenido en ácido linoléico cuya utilidad demuestra este estudio contra el acné), marula (muy antioxidante y reductor de la tasa oxidativa ROS), melón de kalahari (muy rico en omegas), girasol (no vamos a insistir en las propiedades de la vitamina E del aceite de girasol para combatir el acné), yangu y manketti, que ayudan a recuperar la piel de los daños provocados por los rayos ultravioleta (pero ojo, no es un filtro solar), así como la acción antibacteriana de la lavanda y el geranio.

Por todo esto, este alucinante aceite es perfecto para ayudar a la piel a luchar contra el acné y, al mismo tiempo, ayudar a la piel a recuperar su barrera hidrolipídica, aportándole los ácidos grasos necesarios para reconstruirla adecuadamente.

De esta forma, no solo ayudaremos a nuestra piel a que esté sana, sino que le daremos herramientas para reconstruirla de forma correcta, evitando marcas, cicatrices y demás testigos del paso del acné. Esta es una de las consecuencias de la terrible tendencia Oil Free y del concepto erróneo de que la piel es como un envolotorio.

Os dejamos el INCI de este producto porque es de lujo.

Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil*, Rosa Mosqueta (Rosehip) Fruit Oil*, Linum Usitatissimum (Flax) Seed Oil*, Sclerocarya Birrea (Marula) Seed Oil, Hydrogenated Vegetable Oil, Calodendrum Capense (Yangu) Seed Oil, Citrullus Lanatus (Kalahari Melon) Seed Oil, Schinziophyton Rautanenii (Manketti) Seed Oil, Tocopherol, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil, Lavandula Angustifolia (Lavender) Oil*, Pelargonium Graveolens (Rose Geranium) Oil*, Linalool***, Citronellol***, Geraniol***

El precio de este aceite reparador es de 48 euros en la web Bodychita.

Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
guest
2 Comments
Nuevos
Viejos Más Votados
Inline Feedbacks
View all comments
Hugo
Invitado
Hugo
27 mayo 2020 01:33

Buenas tengo 27 años y durante este aislamiento se ha reproducio en mi cuero cabelludo y parte de la cara un brote de acne. Por este suceso e informandome sobre la cosmetica sin toxicos he decidio cambiar mis prodcutos al completo. Ya tenia parte de los prodcutos elegidos entre ellos de la marca Dr.Hauschka, Mamita Botanical, Naturavia… Al leer este blog me ha surgido la duda si retrasar la compra de estos productos que tenia en mente y centrarme primero es atacar este brote de acne con este tratamiento de Esse. También comentar que mi piel puede presentar rosacea. ¿Este… Leer más »

error: El contenido esta protegido!