The Facial de Ayuna, la revolución llega a tu piel

ayuna the facial

The Facial. Concentrado Refinador Probiótico de Ayuna.

Creo que este es uno de los productos más alucinantes que he testado nunca. Porque es muchas cosas en una. Es un tónico, y un probiótico, es un fluido de limpieza (deja la piel como una patena) y de acabado.

Es un tratamiento anti manchas, anti acné, anti todo lo que no quieras en tu piel. Y es un exfoliante. Pero no es nada de todo esto. Es un sistema coloidal ácido.

Ahí queda eso.

Dicen las creadoras de Ayuna que le pusieron ese nombre porque cuando lo aplicas se te queda la piel del rostro como si te hubieras hecho un tratamiento facial. Y es cierto (puedes leer todo lo que nos contaron en la entrevista a Ayuna)

La luminosidad se nota desde la primera aplicación. Y conforme pasan los días, se notan más efectos sobre la piel.

Pero vamos por orden, que cuando nos apasionamos entra el caos en nuestra redacción.

Ayuna es una marca española de cosmética limpia de alta gama. Sus fórmulas no tienen nada de convencional y sus texturas y productos no los hemos visto nunca dentro del mundo bio. Alguna de sus fórmulas ha llevado casi un centenar de prototipos hasta que ha salido al mercado.

Porque Ayuna lo que nos ofrece es una experiencia sensorial y de resultados radicalmente diferente. Y eso nos gusta, porque abre una nueva ventana de posibilidades. Y sí, es una marca de lujo.

En Orgànics Magazine creemos que la cosmética ecológica ha de estar al alcance de todos, desde los que buscan una cosmética low cost, hasta los que adoran el lujo. Desde una crema de supermercado al tratamiento más exclusivo del mercado.

Es el único camino posible para nosotras: que todos tengamos a nuestro alcance marcas sin tóxicos, vivamos en un piso de VPO o en una mansión en Central Park.

The Facial: los componentes

Lo primero de lo que vamos a hablar, como siempre, son los componentes. El núcleo de The Facial es una tríada de ácidos: diácido succínico obtenido del maíz, alfa-aminoácido glutámico extraído de la yuca y ácido acético procedente del vinagre de frambuesa.

Además, su sistema coloidal hace que se liberen poco a poco, de forma que a pesar de ser un producto ácido no molesta en la piel.

Este trío de ácidos ejerce una micro exfoliación revelando poco a poco una piel más luminosa, sin manchas ni marcas, ayudando a eliminar el acné y previniendo la aparición de puntos negros.

Junto con estos tres ácidos tenemos la glicerina, que ayuda a suavizar la piel y a humectarla.

Otro de los ingredientes clave de la fórmula es el plasma rico en factores celulares de noni. El noni es un fruto fantástico que está siendo ampliamente investigado por todas las propiedades que tiene, desde anticancerígenas, hasta protectoras de los rayos UVA y UVB, pasando por la capacidad para estimular la producción de colágeno de forma natural.

Pues bien, además de todo esto, el noni ayuda a equilibrar el sebo y la microbiota, a minimizar el tamaño de los poros, unificar la tez, afinar la textura cutánea y a mantener una piel más saludable, suave y radiante. Sí, todo eso lo hace una fruta.

Esto es porque este activo de noni actúan contra la disbiosis microbiana, es decir, contra la microbiota cutánea no balanceada, algo que ocurre en los casos de dolencias autoinmunes como la rosácea, la dermatitis de cualquier tipo, o no autoinmunes, como el acné.

Lo bueno de este plasma es que su efecto es bacteriostático y no bactericida. Es decir, promueve el equilibrio bacteriano y no actúa eliminando la flora bacteriana buena.

Esto es especialmente importante, ya que muchos de los productos que se prescriben para pieles grasas o con acné actúan como un elefrante en una cacharrería: arrasan con todo lo que pillan, por lo que tenemos el temido efecto rebote.

Por su lado, la glucolactona, un derivado del ácido glicólico de nueva generación con mejores efectos que el ácido glicólico convencional (mejora la luminosidad y el tono de la piel, tiene una alta capacidad de retención y fijación del agua, es antioxidante y disminuye los signos del envejecimiento y renueva y mejora la textura de la piel). 

La novedad frente al ácido glicólico es que la glucolactona no irrita la piel, por lo que puede ser usada no solo por pieles con acné, sino también con dermatitis, para tratar melasma y manchas de vejez…, además de reforzar la barrera cutánea.

Para rematar este escueto pero conciezudo INCI, Ayuna añade extracto de frambuesa, un gran antioxidante y protector contra la radiación solar, y tres conservantes naturales como el extracto de coco, los fermentos de lactobacillus y los lactobacilos.

Podrían haber usado los universales benzoato de sodio y sorbato de potasio, los conservantes que más se usan en cosmética ecológica, pero en Ayuna querían que cada ingrediente de la composición tuviera un papel para la piel y no solo para la fórmula.

De esta manera, estos conservantes no solo actúan para que la formula no tenga propagación bacteriana perjudicial y se conserve de forma óptima, sino que esos lactobacilos refuerzan nuestro estrato córneo.

Los resultados de uso de este producto saltan a la vista desde el primer momento. La piel está más luminosa, los poros se cierran, las marcas de acné desaparecen y las manchas se volatilizan.

En serio.

Pensé que era por la cantidad de productos que testo y uso, pero desde hace años tenía una oscura mancha debajo de la ojera que no se había eliminado del todo. Algunas veces la mancha se atenuaba después del uso de un tratamiento anti manchas, pero con tiempos mucho mayores de uso y nunca tanto como con el uso de The Facial Low.

The Facial Low y The Facila High

Este producto está en dos versiones. La Low, con una concentración en ácidos del 20% y, por lo tanto, más suave con la piel.

Y The Facial High, con una concentración de la tríada de ácidos del 30%, y por tanto más ácida.

Hemos testado ambos productos, aunque os diré que el que más hemos usado es el Low por varios motivos:

Al empezar a usar el producto, desde Ayuna nos recomiendan empezar por la versión más suave (más suave en componentes y en resultados), y nos quedamos tan encantadas que nos costó animarnos a usar The Facial High.

Nosotras no hemos apreciado diferencia entre una y otra en cuanto a la piel (la high se supone que puede molestar un poco más por su Ph más ácido), pero no ha sido así.

Esto es porque ya llevábamos un par de semanas usando The Facial Low y el paso no fue complicado.

La diferencia más notable entre ambas es la textura, ya que la versión Low es totalmente líquida y se ha de aplicar con un algodón (después de agitar bien ya que es un sistema coloidal con dos fases, una líquida y otra en polvo), mientras que la versión High tiene una textura más viscosa y se puede aplicar directamente en la piel.

La aplicación de la High nos parece más cómoda que la primera, pero es cuestión de gustos.

En cuanto a comodidad, quizá la High nos quede demasiado larga para nosotras que no tenemos ninguna dolencia más allá de la sensibilidad (ni acné, ni dermatitis…) y que solo buscamos ese efecto anti edad y anti manchas que con la versión más suave tenemos sobradamente.

Os ponemos la composición de las dos versiones que es la misma y solo se diferencia en la proporción de los ingredientes.

INCI: water (aqua), vinegar (acetum), glutamic acid, succinic acid, propanediol, glycerin, sodium chloride, glyceryl caprylate, morinda citrifolia callus culture lysate, rubus idaeus (raspberry) fruit extract, lactobacillus ferment*, cocos nucifera (coconut) fruit extract*, gluconolactone, lactobacillus*, helianthus annuus (sunflower) seed oil, tocopherol, beta-sitosterol, squalene fragrance (parfum)**, citric acid.

*Conservantes Naturales y Probioticos
**Fragancia Natural a base de Aceites Esenciales (Gurjum Balsam, Holy Wood, Myrrh, Chamomile, Rosemary, Buchu)

El aroma de este producto tiene el sello de la marca, es un aroma intenso de la mezcla Ayuna que se funde con un aroma avinagrado que no nos parece nada desagradable, al contrario, nos da la sensación de que es el potente producto que es.

El precio de este soberbia soberbia loción (tónico, sistema coloidal, concentrado refinador probiótico…) es de 97 euros los 200ml de producto, en cualquiera de sus versiones, y lo tienes disponible en la tienda de la marca Ayuna.

 

nosotras1squared

Suscríbete y recibe nuestra para llevar cuando hagas tus compras

Quizá también te interese…

avatar

  Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...  
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
Yolanda
Yolanda

¿La versión low es apta para pieles sensibles y con rosácea? ¿Se puede usar durante el embarazo?
Gracias

Close Cookmode
error: El contenido esta protegido!