Wooden Spoon y Fyi, la protección solar bio más completa

Beauty portrait of a pretty half naked woman with short brunette hair looking away isolated over white background

Seguimos hablando de protección solar bio con dos marcas que nos encantan. La primera de ellas la conocimos hace tiempo y nos sorprendió tanto que tuvimos que escribir a la marca para que nos cerciorara que lo que leíamos en el INCI era correcto. Se trata de la marca búlgara Wooden Spoon y sus solares se basan en el óxido de zinc y no en el dióxido de titanio.

Y no es porque uno sea malo y otro bueno , es porque el óxido de zinc, además de proteger del sol, protege y cuida la piel, por eso muchas cremas de pañal lo contienen. No es tóxico para la vida marina y todo en él son virtudes.

El problema de estos filtros es que son muy muy densos. Por eso no nos podíamos creer el INCI que leíamos. Pero sí. La marca nos facilitó toda la documentación (la que le pedimos y la que no), así como los certificados y test. Y nos animó a seguir investigando y a hacer preguntas a los fabricantes. Fue una muy agradable sorpresa.

Además, estos solares, como podrás leer abajo, tienen grandes propiedades antioxidantes, por lo que no solo protegen tu piel contra los rayos UVA y UVB (cosa que no todos los solares convencionales hacen), sino que te protegen contra la luz visible (luz azul) y contra los rayos infrarrojos (IR) proporcionándote una protección global contra los daños solares.

Y desde entonces esta marca tiene un lugar en mi corazón muy especial. Pero supongo que si has llegado hasta aquí lo que realmente te importa es conocer de cerca estos solares tan fabulosos, así que vamos a empezar habalndo de la protección solare ecológica que puedes encontrar en la tienda Organic Skin Care, donde Nancy selecciona, testa y ofrece algunas de las marcas más alucinantes del planeta.

Protección solar bio Wooden Spoon

Sunscreen Lotion Baby & Family SPF50

Pues parece increíble que con un INCI tan puro y con más de un 70% de ingredientes ecológicos se pueda hacer un solar con tan buenos resultados. Es casi magia.

Para empezar el INCI tenemos un aceite de girasol ecológico. Este aceite es uno de los mejores aliados de las pieles delicadas. Su alto contenido en vitamina E y sus propiedades lo hacen idóneo para personas con dermatitis, rosácea…

El óxido de zinc en segundo lugar del INCI obviamente es NO NANO.

Como sabéis Ecocert admitía los nanomateriales en solares pero tras su integración con COSMOS ya no se permite certificar solares (ni ningún otro cosmético) con nanopartículas.

Esto es porque otras certificadoras como Soil Association los prohibieron en 2008 por su falta de información sobre su seguridad de uso y consecuencias (lo que se viene llamando aplicar el principio de precaución que no indica que algo sea demoníaco, sino que como no tienes suficientes datos para asegurar que es bueno, pues lo dejas apartado hasta tener más datos). Las certificadoras que no permitían el uso de nanopartículas expusieron sus argumentos y por eso COSMOS no los permite.

Wooden Spoon está certificada por Soil Association que, para nosotras, es una de las mejores certificadoras del conjuntos COSMOS (compuesto por Ecocert, BDIH, Icea, Cosmebio y Soil Association).

Así que aunque ya no se permitan por la norma COSMOS, la duda siempre está ahí para muchos consumidores, así que es genial que lo indiquen en los envases.

Después tenemos el aceite de coco. El aceite de coco a pesar de su mala prensa por se oclusivo y comedogénico es una pequeña maravilla para la piel. En un recopilatorio de diversoso estudios realizados a una veintena de aceites vegetales, solo el aceite de coco dio positivo en las cinco principales funciones dermatológicas testadas: reparador de la barrera de la piel, efecto antibacteriano, efecto antiinflamatorio, efecto antioxidante, curación de heridas, efecto antiage.

Esto es debido a su compendio de ácidos grasos de cadena media y su alto contenido en ácido láurico (más de un 50%), siendo el único aceite vegetal con este ácido. Un ácido, por cierto, presente en la leche materna donde ejerce un ejecto importantísimo para el sistema inmunológico del bebé.

Pues bien, además de tener un papel inmunológico, el ácido laúrico se ha perfilado como una terapia para muchos virus y bacterias, entre ellas la causante del acné.

Pero es más. Los estudios demuestran la capacidad del aceite de coco para regenerar la filagina, una proteína esencial que se requiere para el desarrollo de las células epiteliales. Se sabe que las personas con dermatitis atópida tienen insuficiente cantidad de esta proteína y el aceite de coco «aumentó el nivel de contenido de filaggrina y nuestros resultados concuerdan con un aumento significativo del potencial de filaggrina, con lo que se hidrató la piel y se mejoró la función de barrera de la piel».

Su efecto anttinflamatorio no solo es útil para personas con problemas dermatológicos o enfermedades autoinmunes, sino que esta propiedad también es buena para personas con acné, ya que además de la bacteria causante del mismo que el ácido láurico mata, hay una alta tasa de inflamación que el aceite de coco rebaja.

Además su resistencia térmica hace que este aceite sea una maravilla, ya que en tu solar aguantará el calor sin degradarse, ya que la degraciónde los aceites genera radicales libres y con el aceite de coco tu piel estará más protegida del estrés oxidativo.

La cera de abeja ecológica está en cuarto lugar del INCI seguida de la vitamina E, que ayuda a incrementar el potencial antioxidante de la fórmula, la manteca de cacao (que le da un aroma indescriptible) y su alto contenido en flavonoides ayuda a la piel a protegerde de los daños del sol, además de ser unos lípidos muy afines a nuestra piel, por lo que esta crema no se siente nada pesada a pesar de ser muy mantecosa.

Cierra este escueto y asombroso INCI la manteca de karité, una de las mejores mantecas que hemos probado nunca, por su capacida de ntrición, baja oclusión, suavidad y gran cantidad de compuestos fenólicos, flavoniodes y antioxidantes que le aportan a la piel nutrientes y armas para luchar contra la oxidación, tanto la natural como la provocada por el sol.

Heliantus Annus (sunflower) Seed Oil*, non-nano Zinc Oxide 25%, Cocos Nucifera (coco) Oil*, Cera Alba (beeswax)*, Tocopherol (Vit Е), Theobroma Cacao (cacao) Seed Butter*, Butyrospermum Parkii (shea) Butter*

En cuanto al uso, esta protección solar bio sorprende por lo densa y blanca que es al aplicarlo, pero al emulsionarla en la piel queda preciosoa y sin rastro blanco. Si notas que en tu piel deja rastro blanco prueba a hidratarla antes y ¡notarás el cambio!

El precio de ese solar SPF50 apto para bebés desde el día 0 (aunque no deberías exponerlo al sol para que lo necesite hasta el añito), es de 25,95 euros en la web Organic Skin Care.

Sunscreen Lotion Baby & Family SPF30

Con idéntica composición al solar de SPF50 pero una menor cantidad de Óxido de Zinc, esta otra protección solar bio SPF30 se nos antoja más nutritiva si cabe. Perfecto para ti si ya tienes un tono morenito y deseas la máxima protección.

Su aplicación es muy cómoda aunque la marca tiene previsto sustituir estos envases de plástico por otros biodegradables elaborados con azúcar de caña ¡la sostenibiliad se mueve!

Creednos si os decimos que es muy complicado hacer determinados tipos de productos en envases sostenibles, pero cada vez la ciencia avanza más y las marcas ecológicas apuestan decididamente por ello.

Os ponemos el INCI en el que como podéis ver sólo hay un cambio en el filtro solar físico empleado.

Heliantus Annus (sunflower) Seed Oil*, non-nano Zinc Oxide 20%, Cocos Nucifera (coco) Oil*, Cera Alba (beeswax)*, Tocopherol (Vit Е), Theobroma Cacao (cacao) Seed Butter*, Butyrospermum Parkii (shea) Butter*

El precio de este solar es de 22,46 euros en organicskincare.es

Crema nutritiva SPF35 de Wooden Spoon

protección solar ecológica Wooden Spoon

Este solar para rostro y cuerpo (aunque nosotras solo lo hemos usado en la cara) tiene un aroma que nos encanta gracias al aceite de naranja sanguina y las mantecas que le dan ese toque ágridulce que nos encanta.

Al contrario de los otros dos protectores solares bio de Wooden Spoon que os hemos presentado con textura cremosa, este solar tiene una textura de leche muy fluido que nos encanta aplicar. Esta marca búlgara ha incluido algunos ingredientes en este solar con un INCI algo más largo pero igualmente puro.

Como podéis ver, en primer lugar del listado tenemos el aceite de jojoba, el más compatible con nuestra piel y de tacto seco, que nos permite disfrutarlo incluso si tenemos la piel mixta. Al aplicarlo la piel queda brillante durante un instante y luego se absorbe, dejando una piel con una pequeña pátina que nos encanta y cero brillos.

Obviamente, la marca podría haber incluido algún alcohol graso para ayudar a tener una sensación más seca y mate, pero han preferido mantener la fórmula lo más pura posible y solo formular con ingredientes activos.

Junto con la jojoba tenemos el aceite de baobab además de tener una composición extraordinaria para nuestra piel y ser muy dermocompatible, tiene una pronunciada acción antitirosinasa, es decir, que inhibe la acción de la tirosina que es la causante de las manchas en la piel. De hecho la acción de este compuesto es comparable a la del ácido kójico que se usa habitualmente para los tratamientos despigmentantes. Junto con el aceite de semillas de frambuesa, uno de los protectores solares naturales más efectivos.

Esto es debido a su abundancia en antioxidantes, no solo por reducir la producción de mediadores pro-inflamatorios de la piel, sino también porque acelera la síntesis del colágeno tipo I y mejora la expresión de antioxidantes citoprotectores. Vamos, que es un ingrediente eficaz para prevenir el fotoenvejecimiento de la piel inducido por los rayos ultravioleta.

De esta forma, con solo 10 ingredientes tenemos una protección solar facial sobresaliente, toalmente transparente y altamente efectiva. Sin duda una de las marcas de solares del año.

INCI: Simmondsia chinensis (jojoba) Seed Oil*, Cocos nucifera (coco) oil*, Helianthus annuus seed oil*, Zinc oxide, Cera alba (beeswax)*, Tocopherol (vit. Е), Citrus sinensis (blood orange) essential oil*, Adansonia digitata (baobab) oil*, Rubus idaeus (raspberry) seed oil*, Cucumis sativus (cucumber) oil*

El precio de esta magistral fórmula en la que todo tiene un por qué es de 21,95 euros en la web de Organic Skin Care.

Protección solar facial Fyi

protección solar ecológica

Muchas de vosotras nos preguntáis por un solar totalmente mate. Y lo cierto es que hay pocas opciones en el mercado.

Hay pocas opciones porque formular un solar efectivo, que actúe bien, que tenga una buena cantidad de antioxidantes, que sea ecológico y que sea mate… es una tarea complicada.

Pero si para ti es importante que el solar sea totalmente mate, Fyi ha conseguido el solar más mate que hemos probado jamás. De hecho para nosotras que adoramos la pátina de los aceites y mantecas ¡es hasta demasiado mate! Pero reconocemos que a pleno sol deja la piel bellísima…

Y su composición es espectacular. Para empezar tenemos el aloe vera. Como sabéis nuestro manto hidrolipídico está formado por agua (sudor) y lípidos (sebo). Este manto ácido forma una barrera contra tóxicos, virus y bacterias y contra otros elementos que pueden desestabilizarla, desde golpes a calor o frío intenso, etc.

Pues bien, el aloe vera le proporciona a la piel la hidratación que necesita y gracias a la glicerina (en tercer lugar del INCI) que tiene propiedades higroscópicas, es decir, que absorbe el agua, retiene el agua del aloe vera que va liberando lentamente en la piel de forma que a pesar de ser un solar muy mate no se nota la piel acartonada y se siente muy cómoda.

Una tríada de aceites: almendra, aguacate y jojoba ofrecen la parte lipídica a este solar, junto con la parte insaponificable del aceite de oliva. Estas fracciones son muy interesantes por sus efectos antiage, por lo que este solar no solo nos protege contra el sol y contra el estrés oxidativo del mismo por su contenido en aceites, sino que incorpora nutrientes para incrementar esa acción, como esta fracción insaponificable de aceite de oliva, el lycopeno (la parte más antioxidante del tomate y que es la responsable de su protección anticancerígena, además de ser un claro protector solar), vitamina E y ácido ferúlico.

El ácido ferúlico es un depurador de radicales libres, causantes del envejecimiento, y  tiene un papel protector de las principales estructuras de la piel: queratinocitos, fibroblastos, colágeno, elastina. Inhibe la melanogénesis, mejora la angiogénesis y acelera la cicatrización de las heridas. Además de tener acción como agente fotoprotector, retardador de los procesos de fotoenvejecimiento de la piel.

En definitiva se trata de una crema muy rica, que cuesta un poco absorber pero su aplicación es sumamente placentera, muy hidratante y al absorberse al poco de aplicar, deja un aspecto totalmente mate. La piel queda muy uniforme gracias a su combinación de dióxido de titanio y óxido de zinc, pero sin rastro blanco.

Esta crema es perfecta para ti si buscas una solar facial antiedad con una muy buena protección solar, ya que su SPF30 se ve reforzado por todos los ingredientes que hemos mencionado y que tienen una acción antioxidante y fotoprotectora.

El precio de esta protección solar bio de generosos 60ml que, además, viene presentado en cristal violeta para preservar aún más su composición, es de 49 euros en la web de organicskincare.es

Aloe Barbadensis Leaf Juice*, Polyglyceryl-3 Cetearyl ether olivate, Glycerin, Prunus amygdalus Dulcis (almendras dulces) oil*, Persea gratissima (aguacate) oil*, Simmondsia Chinensis seed (jojoba) oil*, Zinc oxide (filtro físico), Titanium dioxide (filtro físico), Olea europea (parte insaponificable de aceite de oliva) oil unsaponifiables, Lycopene (licopeno)*, Tocopherol (vitamina E), Ferulic acid (ácido ferúlico), Pullulan, Lysolecithin, Cetearyl Alcohol, Aqua, Parfum**, Polyglyceryl-2 Caprate, Sucrose Stearate, Stearic acid, Alumina, Sclerotium Gum, Glyceryl Caprylate, Squalane, Xanthan gum, Sodium benzoate, Potassium sorbate.

Y si todavía no tienes claro por qué tendrías que elegir un solar ecológico en vez de uno convencional, te contamos las siete razones por las que debes abandonar YA tu solar convencional en este artículo.

Y tú ¿ya tienes tu protección solar de 2020?

¿Quieres tener nuestra mini guía de tóxicos para usarla cuando hagas tus compras? Suscríbete a nuestra newsletter y te la mandamos a tu mail

Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
guest
4 Comments
Nuevos
Viejos Más Votados
Inline Feedbacks
View all comments
Susana
Invitado
Susana
8 julio 2020 01:01

Jolin, no soy capaz de encontrar un solar q no lleve aceite de coco( me producen muchos granos todos los q he probado y lo llevan), y para uno q veo q no lo lleva y q puede dejarme mate mi piel grasosa vale 49€…. Misión imposible lo mio con los protectores solares

Susana
Invitado
Susana
9 julio 2020 15:43

Pues será cuestión de ahorrar pq llevo una lucha con los solares… Menos mal q os tengo a vosotras sino sí que ya no sé q haría… Un abrazo y siempre gracias

error: El contenido esta protegido!