close
Ocho maravillosos solares ecológicos para cuidar la piel
10 junio 20146478Visitas

Ocho maravillosos solares ecológicos para cuidar la piel

Hoy os recomendamos ocho maravillosos solares ecológicos para cuidar la piel, ya que se acerca el verano y tenemos que renovar nuestros solares sí o sí. No es cuestión de obsolescencia programada (os recomendamos este demoledor documental de La Dos), sino que si estamos hablando de filtros químicos (que esperamos desechéis de vuestro neceser) éstos se degradan con el tiempo y dejan de ser efectivos, y si de lo que se trata es de filtros físicos, lo que se degrada son los aceites y mantecas que contienen los productos, ya que el uso exclusivamente de filtros físicos se suele dar en cremas naturales y bio.

Así que, sea como fuere, año tras año hemos de renovar nuestros solares. Aquí las cremas bio tienen una ventaja y es que mientras no se enrancien sus aceites y mantecas siguen siendo útiles, ya que los minerales que actúan como filtro no se degradan, no dejan de ser efectivos mientras que a los solares con filtros químicos lo mínimo que les puede pasar es que dejen de ser efectivos.

Hasta que entró en vigor la ley EC 1223/2009, muchas marcas de cosmética ecológica utilizaban dióxido de titanio y óxido de zinc en nanopartículas pero no como partículas sueltas, sino como aglomerados cuyo tamaño no podía penetrar la barrera cutánea. Es, como nos explicaron desde Provinat, distribuidor de la excelente marca Gamarde, como si se hiciera una croqueta con el nanomaterial hasta que el tamaño del aglomerado no pudiera traspasar la barrera cutánea (normalmente se revestía de silicio).

De esta forma, no era necesario poner que contenía nanomateriales, ya que el tamaño de la partícula resultante era mayor de 100nm y ya no era considerado nanomaterial. Sin embargo, tras las muchas dudas suscitadas sobre la capacidad de las nanopartículas de penetrar la barrera cutánea y dañar las células, sobre todo desatando procesos inflamatorios y autoinmunes, se ha optado por cambiar la forma de discernir lo que es y no es un nanomaterial.

Podéis leer este interesantísimo documento que es la tesis de una farmacéutica colombiana centrado en cosmética y nanomateriales, ameno y explicado de una forma sencillísima de entender para los que somos de letras.

Así, dada la relativa novedad del uso de nanomateriales, la UE ha establecido que sean esas partículas primarias, sin aglomerar, las que determinen si se contiene o no nanomateriales. De esta forma, marcas como Green People (que ya ponían que sus productos contenía nanopartículas) y Gamarde contienen nanopartículas en virtud de esta nueva forma de medir los nanomateriales, pero su formulación no ha cambiado un ápice.

Sabéis que somos contraria al uso de nanomateriales ya que, si bien algunos estudios apunta su inocuidad otros apuntan todo lo contrario, unos y otros coinciden en que su uso por parte de pieles dañadas (dermatitis atópica y seborreica, psoriasis, eccema, quemaduras solares, radioterapia…) sí podría presentar un peligro por su alto índice de penetración en nuestra barrera cutánea. Amén de la preocupación que el uso de este tipo de nanomateriales suscita en el seno de la Unión Europea.

Antes que nada queríamos volver a insistir en la necesidad de dejar de usar cremas solares con filtros químicos, sobre todo en los niños. Por favor, nada de solares con filtros químicos.

Además os invitamos a ver este pequeño vídeo en el que de el doctor Nicolás Olea nos advierte de los peligros de los químicos dañinos: “Desde hace dos años hay una denuncia del departamento de farmacología de la Universidad de Zurich sobre que la mayor parte de los protectores solares tiene actividad hormonal. Los tres grandes grupos químicos que se utilizan en protección solar son benzofenonas, camcenos y oxicinamatos y los tres son antiandrogénicos, se absorben fácilmente por la piel y modifican los comportamientos de las hormonas masculinas. Eso es motivo de un proyecto europeo que se llama Contamed, que ya ha presentado sus resultados y ahora mismo está sobre la mesa la limitación del uso de esos tres compuestos en los protectores solares”.

Por si no os lo hemos explicado bastante, los filtros químicos se llaman así porque una vez son absorbidos por la piel reaccionan con nuestro organismo para crear esa barrera protectora.

Es decir, no son elementos ajenos que nos protegen, como los filtros físicos que si se los aplicáramos a una piedra la protegería del sol porque ellos mismos forman una barrera que refleja los rayos solares e impide que traspasen nuestra piel. No, los filtros químicos necesitan de nuestras reacciones orgánicas para formar esa barrera. Y no sé a vosotr@s, pero eso a mí me da pavor, sobre todo sabiendo lo que llevan…

Ocho maravillosos solares ecológicos para cuidar la piel

Ocho maravillosos solares ecológicos para cuidar la piel

Protectores solares

Alphanova kids SPF 50. Sencillamente delicioso. Huele suavemente a flores de monoï y su textura es muy agradable. Deja un poco de rastro blanco que a los minutos desaparece. Nos encanta para los peques, ya que para los bebés y los nenes me gusta más una textura que deje algo más blanca para saber dónde le hemos aplicado la crema. Deja la piel muy hidratada y con un brillo muy bonito en el cuerpo y un dulce aroma a verano.

NO contiene nanopartículas y waterproof, una tranquilidad añadida para los nenes. Es una de las cosas que mas nos gusta de esta marca, que se puede usar en el agua y, además de protegerte, respeta el medio marino, ya que sus ingredientes son biodegradables y naturales.

Por supuesto está certificada por Ecocert como producto 100% natural con un 32% de ingrediente orgánicos. Lleva aplicador en spray porque es muy líquida por lo que su uso es muy cómodo (si con el paso de los días el spray salpica es porque se ha obturado un poco la canulita, se quita, se le da un enjuague rápido y a funcionar). El precio de los 125ml es de 25,80 euros.

Alphanova Sun. Crema con color para el rostro SPF 50. La adoramos. Con Aloe vera como ingrediente principal del INCI, esta crema con color es perfecta para usarla como maquillaje encima de un serum o una crema ligerita, ya que hidrata bastante por su alto contenido en aceites. El color es muy bonito pero quizá para nuestro blanco tono de piel sea algo subida de color, por lo que nos poníamos tan poca que nos daba miedo de que no hiciera el efecto protector que debiera.

Hasta que decidimos mezclarla con un solar SPF50 pero sin color. Perfecto. Nos parece un producto muy acertado para el día a día, para no tener que usar crema, SPF 50 y maquillaje y sobre todo para las personas a las que por cualquier motivo no les puede dar el sol en el rostro (manchas, tratamientos fotosensibilizantes…) pero no quieren renunciar a un tono bello y bronceado con una altísima protección solar.

De momento es el primer solar con color Bio que conocimos con una alta protección, y su éxito ha sido tal que han aparecido otros muchos. Al igual que el solar para niños, está certificado por Ecocert y el 30% de sus ingredientes son ecológicos (es 100% natural). También es waterproof lo que resulta especialmente interesante no tanto para la playa (en la playa prefiero ir con cremas sin color), sino por el sudor. El precio de los 50gr es de 18,25 euros. Un básico para cualquier neceser.

 

altaprotezione_baby_1294765269077616200

Bema Cosmetici: Crema Alta Protección niños SPF 50. Con un larguísimo INCI repleto de extractos naturales, aceites y mantecas, este producto certificado por ICEA como eco bio cosmético (el rango más alto) es una de las nuevas incorporaciones a la familia Krous que nos ha enamorado. Nos encanta su dulce olor.

Es muy mate y a penas deja rastro blanco (ya que su ingrediente principal es el óxido de zinc, que no deja ese aspecto vampiresco). Casi nos gusta más para adultos que para niños ya que al ser tan mate la piel no queda nada pringosa, un placer si vas a la playa y odias que se te pegue la arena al cuerpo.

Además las tintas usadas para imprimir el packaging no son tóxicas para el medio ambiente (las tintas de la mayoría de los productos, desde la ropa hasta los cartones están repletas de sustancias cancerígenas, neurotóxicas y disruptores endocrinos).

Sin embargo nos extraña que ni en el producto, ni en la caja (lleva en su interior un prospecto con los ingredientes destacados y consejos de aplicación) se ponga el tanto por ciento de ingredientes orgánicos. Siquiera en la web de ICEA donde te pone la certificación de cada uno de los productos de esta marca lo especifica. El producto contiene 150 ml y cuesta 23,95 euros.

Es un bote bastante grande y la textura de esta crema es densa, lo que permite que a pesar de lo grandísimo que es el agujero del bote aplicador no salga demasiado producto. Por supuesto NO lleva nanopartículas. Ningún producto de la línea las llevan, así que seguridad garantizada.

Bema Cosmetici: Crema solar facial alta protección SPF 30. Otra de las novedades que Krous ha incorporado con su gama de solares. Nos parece maravilloso que cada vez haya más productos solares en el mercado con INCIs tan estupendos. Para que podamos elegir, para que los productos con filtros solares químicos puedan ser erradicados de nuestro neceser.

En este caso es una crema facial con protección solar SPF 30. Es un factor suficiente para no quemarte la piel en la ciudad, pero creo que un poco bajo para personas que no puedan tomar el sol y que necesiten una protección total. Además de proteger de la radiación solar, esta crema protege la piel del envejecimiento, ya que está formulada especialmente para el rostro y para combatir los radicales libres. Huele tan bien como la de bebés y, al igual que la otra, es muy muy mate (pero no matificante) y se extiende muy bien por la piel.

Al tener un factor de protección menor deja todavía menos rastro blanco y me gusta mucho, muchísimo cómo queda la piel, ya que parece que no llevemos nada puesto. Nos parece una opción maravillosa para la playa, ya que además de para la cara es idónea para las zonas sensibles (si haces top less es una buena opción para cuando ya has cogido algo de color o eres morenita, antes siempre SPF 50 por favor, crema a capazos y siempre bio).

También es una buena opción para poner debajo del maquillaje si tienes un evento en una terraza o una boda o algo así, ya que te permite ponerte tu maquillaje habitual encima (espero que sea bio…) y sentirte cómoda todo el día. Eso sí, si te va a dar mucho sol y eres blanquita el sol elige un factor más alto…, que tienes hasta siete tipos de solares diferentes de esta marca.

Al igual que la de bebés está certificada por ICEA. El precio de los 50ml es 16,10 euros y su envase es como el anterior pero, en este caso al necesitar menos producto, has de ir con más tiento no te salga más del necesario.

502281119_product_1

The Organic Pharmacy Cellular Protection Sun Cream. Vale, con esta crema se ha roto el molde. Hecha con un 75% de ingredientes orgánicos este solar con SPF 50 es el más transparente que jamás hayamos probado y está certificada por Soil Association (aunque en el envase no pone nada del certificado, nos consta que toda la gama lo está).

Además, están hechos bajo los principios de la homeopatía, esa terapia holística que siguen miles, millones de personas en el mundo, y que constantemente está siendo desprestigiada por médicos y científicos. Dicen que son placebos. No hemos profundizado lo suficiente en el tema para emitir un juicio riguroso, y puede que sí, que su eficacia no se base más que en el poder de nuestra propia mente, pero conocemos a muchas personas a quienes les funciona.

¿Placebo? ojalá todos los males se arreglaran con placebos como aseguran los millones de personas que usan estas terapias. Una de las cosas que dicen de la homeopatía es que con dosis tan bajas es imposible que puedan funcionar. Sin embargo ya se sabe que con otras sustancias, como los disruptores endocrinos se obtienen mayores efectos negativos cuanto más bajas son las dosis, por lo que se está poniendo en entredicho eso de los límites seguros con dosis bajas ¿por que no puede pasar lo mismo con las cosas buenas? Ahí lo dejamos.

Pues bien, todos los productos de The Organic Pharmacy usan altas concentraciones de tinturas que la propia creadora, farmacéutica de profesión, se encarga de hacer. Este solar lleva como segundo y tercer ingrediente Aloe vera y manteca de karité, antes incluso que el filtro solar más usado que es óxido de zinc, mientras que el dióxido de titanio esta en la parte baja del INCI, por eso no deja ningún rastro blanco.

La piel queda perfecta, como si no hubieras puesto nada: ni brillo ni mate, pero profundamente hidratada. Con extracto de caléndula, rosa mosqueta y agua de naranja, protege la piel de los estragos del sol tanto por formar una barrera física como por los ingredientes que calman la piel y la regeneran.

Una auténtica joya para estar protegidos bajo el sol que incluso los bebés grandes y los niños pueden usar por su suavidad (porque a los bebés menores de seis meses NO se les debe poner protección solar de ningún tipo porque NO deben tomar el sol). El envase trae 100ml que cunden muchísimo porque se extiende con mucha facilidad, y su precio es de 45 euros.

Captura de pantalla 2014-08-02 a las 15.39.23

Anthyllis: Este ha sido el último descubrimiento del año (hasta el momento) y nos ha gustado mucho. Lo primero es porque es bio (certificado por ICEA), lo segundo porque no deja a penas rastro y lo tercero es que está testada en metales pesados.

Así tenemos la total seguridad de que ni el óxido de zinc ni el dióxido de titanio llevan metales pesados tóxicos para nuestro organismo. Además estos solares han obtenido el nivel máximo de ecocompatibilidad con el medio marino. Es decir que sus ingredientes no alteran la vida en el mar (hay preocupantes estudios sobre las alteraciones de la vida marina con los filtros químicos. Filtros que al diluirse en el mar afectan a las especies marinas vegetales y animales).

Este solar me ha gustado mucho para el cuerpo de Leo y para el nuestro, ya que a penas deja blanco (los solares que más rastros dejan suponen un pequeño problema para la barba de tres días de mi marido, ya que se le queda muy blanca y parece copito de nieve).

Para lo único que no nos acaba de gustar es para el rostro, ya que la notamos un poco grasa con el solar pero el cuerpo queda precioso con ese pequeño velo brillante. A pesar de ese brillo no es una crema que quede untosa, aunque, por supuesto, no es tan seca como la de Bema Cosmetici, pero cada una tiene sus puntos fuertes y sus flaquezas.

Con aceites de karanja, una planta que contiene filtros naturales UV, extracto de pongamia, un árbol cuyo extracto también supone un filtro contra los rayos solares, y aceites de arroz, jojoba, argán, girasol o lino, aseguran una hidratación y nutrición óptima, al tiempo que el extracto de caléndula ayuda a aplacar las pieles más sensibles.

Es tan suave que se podría usar incluso en recién nacidos, aunque ya sabéis que hasta los seis meses no se le debe poner ningún filtro solar a los bebés, ni ecológico ni nada. Sombrita, gorrito y un poquito de sol sin filtros, a lo bravo, para que el calcio que le damos con la leche se pueda fijar a los huesos. Función imposible de realizar sin vitamina D que nuestro cuerpo sintetiza gracias a la luz del sol.

Así que tan malo es la obsesión por el sol y esos cuerpos morenos acartonado como la fobia al mismo, impidiendo que nuestra piel y la de nuestros nenes disfruten del sol. Por eso, una vez mas, es importantísimo usar filtros solares físicos.

Mientras los químicos se han de aplicar una hora antes de la exposición solar (si los aplicas al llegar a la playa, puede ser demasiado tarde para evitar la quemadura), los físicos actúan desde el minuto cero. Eso nos permite dosificar el sol a nuestro antojo. Es decir, si venimos del norte, tras una racha de lluvias como la de este año, podemos esperar cinco o diez minutos (dependiendo de nuestro fototipo) antes de aplicar el solar.

Nuestro cuerpo tendrá su dosis de sol necesaria para sintetizar la vitamina D y nuestra piel estará cubierta desde el momento que decidamos aplicarla.

Otro consejo que os damos. Poned de moda el sombrero, la pamela, la gorra. Cubrir la cara y la nuca del sol nunca fue tan importante en verano. Ahora tomamos más el sol que hace unos años. Los solares y la venia que nos han dado para alargar las jornadas de playa hace que algunas partes de nuestro cuerpo pasen desapercibidas para los solares, como los labios que, por más protección que lleven siempre se va, y la nuca, donde el sudor hace que sean menos efectivos y el melanoma en ellos ha crecido una barbaridad (como siempre os remitimos al sabio Olea).

Este solar lo podéis encontrar en muchos lugares. En esta web del distribuidor Biocenter encontraréis un listado para poder localizarlo en vuestra ciudad. En su tienda los 100 ml cuestan 23,90 euros. Por poner una pega, pequeñita sólo, os diré que el aplicador no es de lo más cómodo.

A pesar de no ser tan grande como el de Bema Cosmetici, es una crema muy líquida y al ponerla boca abajo sale mucha cantidad. Quizá una cánula más pequeña sería mejor. Por el resto es una maravilla de producto. Como todos de los que os hablamos en este espacio 😉

Aftersun

Ocho maravillosos solares ecológicos

Aftersun hidratante Green People: Como todo lo de esta marca, este after sun, es 100% natural y 94,5% orgánico  ¡94,5%! certificado por la Organic Foof Federation. Con extractos y plantas con propiedadades calmantes, como el aloe, la lavanda, caléndula o la manzanilla, esta densa y rica crema es una delicia para las pieles quemadas

Además de todos los magníficos ingredientes, una cosa que nos gustó mucho es su densidad, es una crema muy untuosa pero que se absorbe enseguida sin dejar brillos. El envase es de 200 ml y tiene un precio de 16,95 en Cocunat.

Leche aftersun Lavera: Mucho mas liquida que la de Green People, esta leche para después del sol es una delicia. Se absorbe enseguida y la piel queda con un olor maravillos, aunque no hidrata tanto como la anterior al ser menos densa.

Esta leche solar tiene un INCI maravilloso con abundantes aceites y mantecas, pero también bastantes alcoholes, así que ojo con las pieles atópicas aunque no se nota en la piel que deshidrate nada en absoluto… No consta el tanto por ciento de ingredientes naturales ni ecológicos. En la tienda de Essentia Box cuesta 12,70 el bote de 150 ml.

Esperamos que este artículo os haya servido para tener más variedad donde elegir solares y para que no digáis que no hay donde elegir. Así que este verano, disfrutad del sol, de la playa, de los vuestros, de esos pequeños placeres que no tienen precio… e id por la sombra…

Kids writing in sand

Source:
Nina Benito

Nina Benito

Soy periodista y tras dos años y medio al frente de elblogdeninabenito me embarco ahora en Orgànics Magazine, un magazine donde queremos contar que el lado bio de la vida está lleno de glamour, diseño, vanguardia, ciencia y moda. Porque la #RevoluciónBio sólo implica renunciar a las estructuras mentales anquilosadas y estancadas en el siglo XX ¿Te unes a nosotras?

David Reccole: “Un kilo de parabenos vale 10 euros”

Margo Marrone: “Nuestras fórmulas son 100% naturales y la mayoría 95 % orgánicas”

284 Comentarios

1 2 4 5 6
Página 6 de 6
  1. Hola Nina, muchas gracias por facilitarnos una información tan buena, me encanta tu blog. En referencia a los protectores solares comentarte que la Anthyllis por lo visto no protege de los UVB, únicamente lo hace frente a los UVA (de hecho así lo indica en el propio bote) y esto es un handicap. Creo que me lanzaré a probar la de Alphanova con color ya que no tiene nanoparticulas, pero he leído que es bastante grasa…. También compartir que he probado las nuevas que han lanzado en Freshly Cosmetics, pero no me han convencido porque deja la piel como con una película plastificada que después no se disuelve ni en la ducha con jabón y esponja. También me sorprende que si No lleva nanoparticulas tal y como aseguran, no dejen ni el más mínimo rastro blanco y sean transparentes y de fácil absorción…no me da confianza. No sé si las has probado, ya nos contarás!! Muchas gracias 😊
    Una cosa más….como protector capilar bio, qué opciones hay para proteger el cabello en la playa de los rayos del sol?
    Mil gracias

    1. Hola Arantxa. Tengo delante el solar de la marca en formato spray SPF50 y sí protege contra los dos tipos de radiaciones…, pero ya nos contarás cómo te va el solar de Alphanova. El de Freshly lo estamos testando (el corporal, no el facial) y no nos ha dado problemas. Respecto a lo de las partículas blancas la Ley es muy clara al respecto y ninguna de las marcas que conocemos engañaría a sus clientes. A nosotras también nos han sorprendido algunas de ellas de las que os hanlaremos más adelante… Protectores capilarles el de Bjobj nos gusta mucho. Pero, por favor, para la príóxima vez las consultas sólo las respondemos en la sección Help! correspondiente

      1. Muchísimas gracias por tu respuesta. Disculpa, no sabía que lo tenía que preguntar en la otra sección, pero me lo apunto para la próxima 😅 mil gracias.
        Arantxa

  2. Me encanta tu blog! Muchas gracias por todo el trabajo que haces y nos facilita un poco las cosas entretanta información. Tengo una duda, entre la crema de Anthyllis y la Alphanova cuál me recomiendas para un niño de 16 meses? Es muy blanquito ya que vivimos en Reino Unido.

    Muchísimas gracias,
    Miriam

    1. Hola Miriam. Ambas son grandisimas opciones. Alphanova tiene un aroma dulce que nos vuelve locas, Anthyllis es un poco menos dulce, más neutro el aroma, pero ambas son espectaculares. Ya nos diréis cómo le va al peque.

  3. Hola!
    El año pasado utilicé la crema infantil anthyllis 50 para mi bebé y este año en la tienda donde la compraba me han dicho que no la van a traer porque por lo visto la han pillado que utlizaban algun compuesto quimico, pero no encuentro ninguna información al respecto sobre ese tema.
    Y esa crema me encantaba por que se le quedaba la piel super hidratada .
    No sé cual comprarle ahora….sabes algo sobre ese tema?…de que han pillado a anthyllis con algun procducto quimico?
    Me han dicho que van a traer la de algamaris que el años pasado la traian y otra nueva

    1. Hola Cristina. Tras consultar con la distribuidora puedo confirmarte que es absolutamente falso lo que te han dicho. Me parece muy pero que muy mal que las tiendas bio donde tendríais que tener una información fiable os digan esas cosas sin daros más información. No sólo no lleva tóxicos, sino que han mejorado la fórmula para hacerla mejor, que se absorba mejor y deje menos rastro. La tienda podría haber consultado sus dudas con el distribuidor, que es de total confianza para nosotras, en vez de hacerse eco de informaciones que no sabemos de dónde han salido pero que sólo hacen daño a todo el sector. Un saludo.

1 2 4 5 6
Página 6 de 6

Dejar comentario

error: El contenido esta protegido!