chocolate-31eqpzq5rydpkcu4tiaups

Chocolate ecológico, una delicia para los paladares más exigentes

Compartir

Que el chocolate es una delicia no es una novedad. Pero cuando se trata de ingredientes ecológicos certificados, además de deliciosos y saludables, estamos poniendo con cada bocado de placer, nuestro granito de arena para hacer de este mundo un mundo mejor. Podemos comprar un chocolate normal y paladearlo sin saber quién y bajo qué condiciones ha cultivado ese cacao. Sin saber si ha sufrido explotación y un pago irrisorio por su trabajo y su materia prima. O podemos conocer la historia que se esconde tras ellos y tener la seguridad de que desde el sofá de tu casa mientras ves la tele, en la merienda de tus hijos o en la sobremesa con los amigos estás haciendo que este mundo sea un poco mejor. Quizá no lo cambiemos de la noche a la mañana, pero podemos apostar por el tipo de sociedad que queremos en cada una de nuestras acciones. 

Y sí, sabemos que cuando hay tanto por hacer y nuestros salarios son tan pequeños nos puede vencer la actitud derrotista que nos dice ‘es imposible, no puedo llegar a todo’, pero cada acción cuenta. Cada chocolate ecológico que compras es un logro, cada tóxico que dejas de usar es una victoria. Y cada producto no ecológico que compras sabiendo que no es lo correcto no es una derrota. En absoluto. Dejemos de culparnos por todo lo que no podemos hacer y alegrémonos por el camino que hemos decidido transitar y sembrar, poco a poco, con los verdaderos brotes verdes. Los únicos que harán que este mundo sea posible. Y para celebrar lo bien que hacemos las cosas nos merecemos un buen trozo de chocolate ¿no?

Chocolates negros con cítricos

1. Chocolate con jengibre confitado de Biosuit. 74 % cacao. El chocolate está endulzado con azúcar integral de caña. Es de color marrón muy oscuro casi negro, brillante. Sonoro, se parte bien el chocolate ya que lleva los cuadraditos marcados. Aroma a suave manteca de cacao y fruta escarchada. En boca el picante del jengibre ataca primero pero luego como se deshace muy fácilmente la boca se llena de untuosidad que calma el picor. Después de deshacerse todo el chocolate los trocitos de jengibre confitado están muy ricos, aunque conservan su punto picante.
La tableta de 100 gramos envuelta en un film transparente dentro de una mona cajita protectora con el sello de agricultura ecológica de la UE, la podemos encontrar en consumoeco.com por 2,39 euros.

2. Chocolate a la naranja confitada de Biosuit. 74 % cacao. Es de color marrón oscuro, satinado. Sonoro, se parte muy bien el chocolate ya que lleva los cuadraditos marcados. Aroma a suave manteca de cacao y corteza de naranja. En boca los mini trocitos de naranja ácida combinan muy bien con el chocolate untuoso que se deshace fácilmente en la boca.
La tableta de 100 gramos envuelta en un film transparente dentro de una mona cajita protectora con el sello de agricultura ecológica de la UE, la podemos encontrar en izarbide.com por 2,69 €

3. Chocolate negro 72% con limón de Tierra Dulce de Moraleja del Vino (Zamora). Esta empresa chocolatera fue fundada en 2012. Se trata de un pequeño taller familiar donde trabajan el chocolate ecológico de manera artesanal, sin ningún añadido ni aditivo químico, en una cantidad limitada, y de forma respetuosa con el medio ambiente.

Prefieren vender directamente sin intermediarios tanto en su tienda física, donde también imparten cursos de chocolate para adultos o niños, como en su tienda on line, por eso es imposible ver sus chocolates en grandes superficies y sólo se encuentra en contadas tiendas, lo que aún lo hace más especial. El envase de sus productos es el mínimo necesario para general menos residuos.

Este chocolate está elaborado con la variedad Hispaniola de la República Dominicana. El chocolate catado es de color marrón muy oscuro casi negro, brillante. Sonoro, se parte algo mal ya que no lleva cuadraditos sino un bonito dibujo de hojas y maracas grabados en la tableta que hacen que las porciones sean aleatorias. Aroma intenso a manteca con notas florales. En boca se deshace muy bien, deja la lengua suave, leve amargo, retrogusto con mucho aroma a limón que nos recuerda a la puntita chocolateada de los helados Colajet de nuestra infancia, pero en su versión bio y saludable ¡delicioso!

La tableta de 95 gramos, que está envuelta en plástico con una banda de papel verjurado con bonito dibujo lleva el sello del CAECyL (Consejo de Agricultura Ecológica de Castilla y León ), el de agricultura ecológica de la UE y el de Tierra de Sabor de Castilla y León, la podemos encontrar en la web de la marca chocolateecologico.com por 3,25 €.

4. Chocolate Negro al estilo tradicional con naranja y canela de Ecorganic. Mínimo 70 % cacao. El chocolate catado es de color marrón muy oscuro casi negro, brillante. Sonoro, se parten bien los cuadraditos lisos de la tableta, porciones de tamaño ideal para la cata o degustación. Aroma canela y luego a manteca. En boca más vainilla que canela, ligeros toques ácidos de la naranja, se deshace con facilidad, algo terroso, retrogusto con aroma a naranja. Un chocolate muy navideño con esos toques de la caliente canela…
La tableta de 100 gramos, que está envuelta en un papel de plástico, con una sencilla etiqueta, con el sello del CAEVC, el AB de agricultura biológica de Francia, el BIO de Alemania y el de la Unión Europea la podemos encontrar en ecorganicweb.com por 2,75 €.

5. Chocolate con aceites esenciales de naranja y mandarina de Conscious. 65% cacao mínimo. Esta empresa casera nació en 2006 en la cocina de Emma Jackman. Con solo una cuchara de madera esta chef vegana, maestra de yoga y chocolatera de East Grinstead (ReinoUnido) comenzó a crear chocolates saludables pero con sabor celestial y hechos con amor que vendía en pequeñas porciones de cuarenta gramos a pequeña escala en tiendas y mercados de su alrededor.

Su calidad es tal que solo un par de años después sus chocolates se venden en más de 50 tiendas de Reino Unido y en algunas web. Todos sus chocolates son raw, veganos, elaborados y empaquetados a mano, sin gluten, sin leche, sin soja. Los envases son reciclables y compostables, todo un alarde de ecología.

Este chocolate de cacao de origen ecuatoriano está endulzado con sirope de ágave. De color marrón, mate, está dividida en 6 porciones. Sin ruido ya que es blanda, similar a un toffee. Aromas intensos a cítricos, mantecas y canela final. En los dedos y en la boca se deshace con facilidad, muy fundente ya que además de manteca de cacao también lleva manteca de coco, mucho cítrico.
Esta chocolatina de 50 gramos va envuelta en papel metálico dentro de una cajita con diseño minimal, con el sello de agricultura ecológica de la UE la podemos comprar en la web de la marca consciouschocolate.com por 3,00 £ (unos 3,40 €)

6. Chocolate negro con uvilla y piña de Perla Organic Chocolate. 65 % cacao mínimo. Esta marca ecuatoriana es el sueño hecho realidad de Carol Marcial una joven mujer empresaria que tras realizar su tesis sobre la elaboración de chocolates y su valor añadido en la Universidad San Francisco de Quito decide aplicar todos esos conocimientos en una finca agrícola de sus padres donde hay, entre otras, plantas de cacao.

Primero comenzó vendiendo el grano de cacao pero en 2016 tras su graduación decide darle todo el valor añadido posible a su excelente materia prima. Empieza a elaborar su propio chocolate ecológico y semielaborados como la manteca, y consciente de lo importante que son los sellos que certifiquen cualquier calidad de su producto, consigue los sellos USDA Organic, el de agricultura ecológica de la UE, el de la Unión Ortodoxa Kosher, y la Denominación de Origen Cacao de Arriba.

Además como son sus propios cacaoteros puede controlar al 100% la producción lo que da confianza a sus compradores. Una vez recolecta los granos de cacao el resto de la elaboración se hace en la fábrica de Quito. Otro valor añadido de sus chocolates son las interesantes mezclas de sabores que hace como este de uvilla (physalis) y piña.

De color marrón casi negro, brillante. Suena al partirse por caca uno de los triángulos que lleva marcados haciendo un bonito dibujo. Aroma sutil a manteca. En boca muy fundente, mucha fruta tanto de la piña como del physalis que le dan un toque más acido y original, realmente delicado y diferente.

Esta alargada tableta de chocolate de 50 gramos viene empaquetada en un colorido papel metalizado dentro de una caja de moderno diseño que lleva también un nib de cacao. En la caja hay una línea de nivel de chocolate que tiene la tableta y el semáforo de la buena alimentación. La encontramos en perlaorganic.mi.tienda por 55,00 $ (unos 46,35 €) 10 unidades. Sin duda una marca internacional que ha conquistado nuestros corazones por la excelencia de su productos y por el amor por la tierra que destilan.

7. Chocolate negro con jengibre y limón de Naturata. 57 % cacao mínimo. El chocolate catado es de color marrón oscuro, satinado. Corte sonoro, se parten muy bien los cuadraditos rallados de la tableta, porciones de tamaño ideal para la cata o degustación. Aromas a manteca y limón. En boca se funde rápido, micro granitos de jengibre azucarado algo picantes, muy sutiles, delicado aroma a limón.

La tableta de 100 gramos, que está envuelta en una funda de papel de plástico y luego con un papel decorativo FSC en el exterior, lleva el sello de Fairtade y el de agricultura ecológica de la UE, la podemos encontrar en tastaris.com por 3,20 €.

 

Chocolates negros con bayas

1. Chocolate con higo y naranja de Pana Chocolate. 70% cacao. Pana Barbounis fundó Pana Chocolate en Melbourne (Australia) con la intención de crear un rico y lujoso chocolate que todo el mundo pudiera disfrutar. Empezó hace cinco años produciendo, empaquetando y montando en su scooter para entregar cada tableta, hoy en día cuenta con más de 80 empleados y vende sus chocolates ecológicos a casi 30 países.

Cada año plantan 10.000 árboles para devolverle a la Tierra todo lo que les da. Todos sus chocolates son raw, veganos, sin gluten, sin lácteos, sin soja. Utilizan materias primas ecológicas de todo el mundo: chocolate de Bolivia, coco de Filipinas, manteca de cacao prensado en frío de Perú, néctar de coco de Indonesia, agave negro mexicano, algarroba de España, canela orgánica de Sri Lanka… así que decidió que todo el packaging seria 100% australiano, ecológico, con tintes naturales. Y no sólo eso, sino que son lujosos y preciosos ¡lo tienen todo!

El chocolate catado esta endulzado con néctar de coco, es de color marrón oscuro, mate. Corte sin apenas sonido pues es algo blando, ya que lleva además de la manteca de cacao aceite de coco, se deshace en los dedos, 6 porciones algo grandecitas para la cata o degustación. Aromas lácteos, pero no lleva leche, dulces, manteca, fruta madura. En boca se deshace, es fundente, se nota el sabor a fruta madura y algo de naranja.

La chocolatina de 45 gramos, que está envuelta en un papel decorado a juego con el dibujo de la caja, lleva el sello de ACO (el sello eco de Australia) y la podemos encontrar en snackgods.com por 3,99 €.

2. Chocolate Negro al estilo tradicional con Frambuesas de Ecorganic. Mínimo 65 % cacao. El chocolate catado es de color marrón muy oscuro casi negro, brillante. Sonoro, se parten bien los cuadraditos lisos de la tableta, porciones de tamaño ideal para la cata o degustación. Aroma a manteca y fruta. En boca se deshace con facilidad, algo terroso, el toque ácido de los trocitos de frambuesa hacen que no sea empalagoso, sino delicioso y refrescante. Perfecto para la merienda o para después de cenar y concederte ese capricho goloso. La tableta de 100 gramos, que está envuelta en un papel de plástico, con una sencilla pero bonita etiqueta con el sello del CAEVC, el AB de agricultura biológica de Francia, el BIO de Alemania y el de la Unión Europea la podemos encontrar en ecorganicweb.com por 2,75 €.

3. Chocolate negro con bayas de goji & açai de Torras Organic de Cornellà de Terri (Girona). 52 % cacao. Fundada en 1890, Chocolates Torras es una de las más antiguas empresas chocolateras de España. Hoy en día cuenta con unas instalaciones de 5.000 m2 y una plantilla media de 30 personas.

La chocolatera se puede visitar y cada año más de 20.000 personas que tienen así la oportunidad de conocer en directo el proceso de fabricación sus chocolates. El chocolate que hemos catado es de color marrón oscuro, mate. Sonoro, sus cuadrados son algo grandes para cata pero se muerden sin problema. Aroma intenso frutas del bosque y manteca. En boca se deshace muy bien, deja la lengua suave, se aprecia mucho la fruta roja.

Esta tableta de 100 gramos envuelta en un papel metálico dentro de una caja de bonito diseño con algunos relieves, que se abre tipo sobre y lleva el logo de la UE de agricultura ecológica la encontramos fácilmente en la web de la marca chocolatestorras.com por 2,20 €

4. Chocolate de guinda y vainilla de Pana Chocolate. 60 % cacao. El chocolate catado es uno de los cuatro que componen la cuca cajita I love you, ideal como regalo. Esta endulzado con néctar de coco, es de color marrón oscuro, mate. Corte sin apenas sonido pues es algo blando, también lleva aceite de coco, se deshace en los dedos, porciones algo grandes para la cata o degustación. Aromas a manteca, algo de fruta y sobretodo vainilla. En boca se deshace, muy fundente, sabor a fruta madura y retrogusto de vainilla. La chocolatina de 45 gramos, que está envuelta en un papel decorado a juego con el dibujo de la caja, lleva el sello de ACO (el sello eco de Australia) y la podemos encontrar en snackgods.com por 3,99 €.

5. Chocolate de rosa de Pana Chocolate. 60 % cacao. Este chocolate está endulzado con sirope de agave negro. Es de color marrón oscuro, mate. Corte sin apenas sonido como el resto, y se aprecian claramente los aromas a rosa. En boca al ser muy fundente, la rosa lo envuelve de forma delicada. Perfecto para regalos originales.
La chocolatina de 45 gramos, que está envuelta en un papel decorado a juego con el dibujo de la caja, lleva el sello de ACO (el sello eco de Australia) y la podemos encontrar en snackgods.com por 3,99 €.

6. Chocolate de coco & goji de Pana Chocolate. 50 % cacao. El de menor proporción de cacao de todos los que componen la caja de regalo. Se aprecian los aromas a manteca, vainilla y sutilmente el coco. En boca se deshace, es muy fundente, se notan los trocitos de goji y las láminas crujientes del coco, ligeramente menos dulce que los anteriores de Pana a pesar de contener menos cacao. Perfecto para los más golosos de la casa y para los amantes de coco, como nosotras 😉
La chocolatina de 45 gramos, que está envuelta en un papel decorado a juego con el dibujo de la caja, lleva el sello de ACO (el sello eco de Australia) y la podemos encontrar en snackgods.com por 3,99 €.

Chocolates negros mentolados

1. Chocolate Negro al estilo tradicional con espirulina de Ecorganic. Mínimo 65 % cacao. El chocolate catado es de color marrón muy oscuro, satinado. Buena sonoridad. El menos aromático de los cuatros catados de Ecorganic, con un aroma a manteca manteca. En boca se aprecia muy sutilmente la espirulina, pero sólo si la has probado y conoces su sabor, si no es difícil apreciarlo, lo que es un punto a favor, se funde con facilidad.
La tableta de 100 gramos, que está envuelta en un papel de plástico, con una sencilla etiqueta, con el sello del CAEVC, el AB de agricultura biológica de Francia, el BIO de Alemania y el de la Unión Europea la podemos encontrar en ecorganicweb.com por 2,75 €.

2. Chocolate ecológico a la menta de Rawr. 68 % mínimo de cacao. Esta marca surgió en Cambridge ante la falta de un chocolate raw que fuera lo más delicioso del mundo. Decidieron hacerlo ellos y tras muchas pruebas dieron con el chocolate que querían y se lo llevaron al mercado, y a la gente les gusto tanto como a ellos.

Este chocolate es de color marrón claro, mate, con buena sonoridad. Aroma a menta sutil pero presente. En boca le cuesta deshacerse un poco, se aprecia más la menta y de post gusto más menta. Apto para veganos. Esta chocolatina de 60 gramos va envuelta en un papel metalizado y luego en un colorido papel con un 10% de cascara de cacao con ilustraciones de Nancy Voak, con el sello de la Soil Association, el de agricultura de la UE y el de comercio justo Fairtrade. La encontramos en vita33.com por 3,99 €

3. Chocolate de menta de Pana Chocolate. 60 % cacao. Este delicioso chocolate está a medio camino entre el cacao y un caramelo de menta. Endulzado con sirope de agave negro al ser tan fundente y blanco se asemeja a un Sugus más que a una tableta de chocolate, pero es precisamente lo que diferencia a esta marca: su suavidad y sus envolventes sabores. Se aprecia claramente la menta nada más destapar el envase. El aroma es balsámico y te envuelve. Es un aroma limpio y maravilloso. Perfecto para los amantes de estos acentuados contrastes.
La chocolatina de 45 gramos, que está envuelta en un papel decorado a juego con el dibujo de la caja, lleva el sello de ACO (el sello eco de Australia) y la podemos encontrar en snackgods.com por 3,99 €.

Chocolates blancos

1. Chocolate blanco con fresas de Tierra Dulce de Moraleja del Vino (Zamora). Este chocolate está elaborado con la manteca de la variedad criolla. El chocolate catado es de color crema con motitas granates de las fresas deshidratadas, con brillo. Sonoro, se parte también algo mal ya que no lleva cuadraditos sino un bonito dibujo de hojas y maracas grabados en la tableta que hacen que las porciones sean difíciles de igualar. Aroma intenso a manteca, lácteo, notas fruta ácida. En boca se deshace muy bien, deja la lengua suave, se rehidratan las fresas y entonces se potencia el sabor cítrico de la fresa que inunda el paladar envuelto en la manteca de cacao. Sin duda una armoniosa sinfonía que cautivará a los muy golosos, como nosotras…
La tableta de 95 gramos, que está envuelta en plástico con una banda de papel verjurado con bonito dibujo lleva el sello del CAECyL (Consejo de Agricultura Ecológica de Castilla y León ), el de agricultura ecológica de la UE y el de Tierra de Sabor de Castilla y León, la podemos encontrar en la web de la marca chocolateecologico.com por 3,35 €.

2. Turrón de Chocolate Blanco con almendras de Biosuit. De color crema, mate, se ven perfectamente las almendras enteras, cosa que nos encanta. Como todos los turrones duros se parte mal con la mano siendo o trozos muy grandes o muy pequeños. Aromas a manteca, leche condensada y frutos secos, algo de vainilla. En boca es muy dulce, untuoso, se nota la almendra tostada a vainilla. Una combinación que nos ha conquistado.
Esta tableta de 200 gramos envuelta en una funda de plástico y luego en una caja con ventana y motivos navideños lleva el sello de CAECV y el de agricultura ecológica de la UE la encontramos en la web de la distribuidora Dispronat.com

Y hasta aquí nuestra pequeña cata de chocolates ecológicos. No sólo ha sido un placer catarlos, sino que es maravilloso conocer los proyectos que hay detrás de estos productos y la diferencia que éstos marcan, no sólo en nuestra salud, sino en la vida de los pequeños productores locales, ya que suponen una clara apuesta por un mundo mejor, más justo, más solidario, con menos tóxicos. Y además son (y están) deliciosos. 

Tags:
Compartir

Tal vez te interese

Orgànics Magazine

El primer magazine on line sobre cosmética natural y ecológica, alimentación consciente, tóxicos, moda sostenible y green attitude de España. Porque la ecología es cuestión de actitud ¿Te unes a nosotras?

Comentarios

avatar
  Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...  
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
Orgànics Magazine
Close Cookmode
error: El contenido esta protegido!