mirada luminosa

Mirada Luminosa, el contorno de ojos perfecto para las pieles sensibles

Compartir

El ser humano no deja de sorprendernos con la capacidad que tiene de concebir los que ve como la realidad absoluta. Un día siquiera prestas atención a los anuncios de cosmética y al día siguiente, como si alguien hubiera trucado el espejo, nos vemos patas de gallo, ojeras, bolsas y todos los signos de la edad concentrados en nuestro rostro. Y nos entran las prisas por actuar y por conseguir resultados de hoy para hoy. Y aunque los milagros no existen (ni en cosmética bio ni en la convencional, por mucho que se inventen las moléculas nosecuantos que reducen las arrugas en treinta días un 90%), sí podemos echar mano de algunos ingredientes que nos van a ayudar, y mucho, a que el espejo nos devuelva una imagen más acorde con la niña que llevamos dentro 😉 Y para eso hoy queremos hablar de Mirada Luminosa, el contorno de ojos de Terai Cosmética, una marca que sabéis adoramos en Orgànics Magazine. No sólo por sus excelentes productos (por favor, no dejéis de probar su exfoliante), sino por la filosofía que hay tras ella, por el buen quehacer de Verónica y todo su equipo, y por ese je ne sais quoi que desprenden sus productos que con solo verlos nos transmiten calma.

Hemos comentado que este otoño e invierno ha sido intenso en cuanto al testeo de contornos de ojos. Y este es, sin duda, un todo terreno. Su perfecta textura de nata batida hace que se extienda y absorba fácilmente. Sin dejar rastro de grasa, sin tiranteces (como algunos sérums), con un confort e hidratación absoluta. La presentación, como todos los productos de la marca, es excelente. En este caso se trata de un tarro de vidrio transparente esmerilado con un tapón de bambú. La pegatina del producto se quita fácilmente para poder reutilizarlo cómodamente, acercándonos a ese maravilloso concepto del zero waste que tanto nos gusta.

Entre sus ingredientes destacan los hidrolatos de lavanda y geranio le dan un aroma entre herbal y terroso muy sutil (el primer día nos pareció muy intenso pero por su volatilidad se ha ido suavizando con los días hasta un ligero aroma a monte soleado (el monte huele muy diferente cuando hace sol, por la noche y cuando llueve, ¿no?). En cuanto a los aceites tenemos el de sésamo y el de jojoba justo después de los hidrolatos. Estos aceites son los más indicados para las pieles dañadas y se ajustan perfectamente a todos los tipos de pieles al ser aceites bastante secos.

Aunque los dos aceites clave de este producto (para nosotras) son los que vienen después del alcohol graso, como el aceite de perilla, una de las maravillas de la naturaleza de la que la ciencia sólo está empezando a atisbar los usos que desde hace centurias se le da a su aceite y a sus extractos. La grandísima suerte que tenemos de vivir en el siglo XXI es que ahora disponemos de instrumentos para medir la tradición, para dar constancia de que eso que se usa desde hace cinco mil años en oriente tiene un por qué. Y la perilla se perfila como un ingrediente clave en el tratamiento de algunas dolencias como las alergias, las neurosis y, incluso, determinados tipos de cáncer, ya que inhibe el crecimiento tumoral en diversos tejidos. 

Pero ¿Qué hace tan especial a este aceite? La perilla tiene una altísima concentración en tres sustancias altamente antioxidantes que ayudan en los procesos inflamatorios autoinmunes, por lo que en casos de alergias y otras enfermedades que cursen inflamación en la piel y eccema es una planta casi mágica. Estos compuestos son las antocianinas (responsables del color morado de las plantas), la quercitina (un flavonoide como el resveratrol) y los polifenoles. Todos ellos son altamente antioxidantes y juntos ayudan a inhibir la respuesta inflamatoria por su capacidad antioxidante, ya que una  de las cosas que se sabe de los procesos autoinmunes es que las personas afectadas por ellos tienen una oxidación celular muy superior a la de las personas sanas, por lo que los antioxidantes ayudarían a rebajar esa respuesta inmunológica cuyos mecanismos y por qué aún no han sido desentrañados por la ciencia. Mientras tanto ¡antioxidantes al poder!

El otro de los aceites clave de este producto es el aceite de semilla de higo chumbo, conocido por ser el botox de la mujer bereber. Pero si no os suena de nada este ingrediente, tranquilas, dentro de poco lo podréis ver anunciado por las marcas convencionales como una panacea recién descubierta por ellos como ya lo hicieron con el argán, el goji y todos esos maravillosos ingredientes que añaden a sus productos como reclamo publicitario y que, obviamente, no producen efecto alguno en los consumidores que terminan por pensar que nada de eso funciona y fomentando el descrédito sobre esos maravillosos ingredientes naturales. 

Y de un plumazo consiguen dos cosas. Eso es trabajar bien el marketing.

Pero en Terai Cosmética los INCIS son claros como el agua y el aceite de higo chumbo se encuentra en el medio de este. Hemos de reconocer que hemos estado probando durante tiempo el aceite de higo chumbo puro y nos ha maravillado, por eso le tenemos especial cariño a este ingrediente (eso sí, para ver resultados hay que ser constante, por lo que eso del el botox bereber es cierto a la larga…). Otros aceites que incluye la fórmula como el de nuez de albaricoque, son tremendamente suaves y muy ricos en ácidos grasos omega 3, 6 y 9. Estos ácidos forman parte de las membranas celulares haciéndolas flexibles, por lo que son vitales para nuestro organismo. De ahí su nombre de ácidos esenciales. 

Además de todos estos ingredientes Terai Cosmética trabaja con Flores de Bach, una controvertida terapia que tiene tantos detractores como defensores. 

En Orgànics Magazine estamos en el punto medio. Es decir, somos conscientes de los tremendos fallos de la medicina occidental (entre ellos la prepotencia de erigirse como la única y verdadera medicina por encima de otras que llevan milenios practicándose y habiendo renegado de su madre la fitoterapia). Somos muy críticas con ella, lo cual no tiene nada que ver con el sistema médico español del que reconocemos sus muchas virtudes (y creemos que es el mejor sistema médico occidental del mundo), pero también sus tremendos fallos. 

Cuando en Orgànics Magazine os hablamos de las propiedades de las composiciones de un producto, no nos lo sacamos de debajo de la manga. No somos políticas pretendiendo saber de todo. No. Yo, Nina, soy periodista y Dolo es Ingeniero Técnico Agrícola (con todas las especialidades) y licenciada en Enología. Punto. No somos dermatólogas, ni médicos, ni enfermeras. Pero leemos e investigamos. Mucho. Así que todo lo que decimos en este espacio viene avalado por estudios científicos publicados en portales de medicina serios (no en el blog de ciencia de Perico de los Palotes). Por eso cuando nos decís que vuestro pediatra os ha dicho que los productos naturales no tienen garantías sanitarias, que no funcionan y que son malos… Uf… Demuestra que son (a nuestro modo de ver) poco profesionales, que no les interesa un comino (por no decir algo más fuerte) renovarse o conocer otras realidades para mejorar la vida de sus pacientes… Quizá seamos nosotras pero si fuéramos dermatólogas, con lo que cuesta sacarse la carrera, y nuestra consulta fuera un interminable desfile de dermatitis atópica no nos quedaría con el talonario de prescripciones de corticoides como única alternativa. Y eso, por desgracia, es lo que hacen la mayoría de los dermatólogos. Convertirse en meros expendedores de medicamentos ‘recomendados’ por las farmacéuticas. 

Si la naturaleza pudiera pagar sus propios visitadores médicos y simposios otro gallo nos cantaría…

Y luego tenemos la parte de las medicinas ‘alternativas’. Nos están instruyendo sutilmente para echar a correr cuando escuchamos eso de ‘medicinas alternativas’ metiéndolas todas en el mismo saco. Por eso si enfermamos de cáncer y alguien nos propone una alternativa a la quimioterapia correremos tan rápido que Forest Gump será una estatua a nuestro lado. Y de eso hablaremos más adelante. Pero si nos hablan de integrar, de ayudar, de mejorar… Todo lo que sume, bienvenido sea. Porque nuestra experiencia con algunas de esas medicinas ha marcado un antes y un después en nuestra vida. Donde nada funcionó, ellas lo hicieron. Por eso, como mínimos, les concedemos el beneficio de la duda. Sin prejuicios. 

Os dejamos el INCI completo de Mirada Luminosa:

Pelargonium graveolens Water, Lavandula angustifolia Floral Water, Sesamum indicum (Sesame) Seed Oil*, Simmondsia chinensis (Jojoba) Seed Oil*, Potassium palmitoyl hydrolyzed wheat protein, Glyceryl stearate and Cetearyl alcohol, Perilla ocymoides Seed Oil*,  Prunus armeniaca (Apricot) Kernel Seed Oil*,  Opuntia ficus-indica Seed Oil*, Benzyl alcohol, Dehydroacetic acid, benzoic acid, sorbic acid (conservantes aprobados por Ecocert), Tocopherol* (Vit. E), Helianthus annus (Sunflower) Seed Oil* & Rosmarinus officinalis (Rosemary) Extract* (antioxidante), Alcohol denat.** (flores de Bach), Citric acid (ajustador de pH).

* Ingredientes de origen ecológico.
** Flores de Bach (origen ecológico)

Con esta composición podréis entender por qué nos tiene enamoradas este contorno. Primero porque lo puedes usar de día y de noche. Se absorbe completamente, no deja rastro graso, hidrata y nutre muchísimo, aporta luminosidad a la mirada y sí es cierto que día a día notamos la zona mejor. Mucho mejor. También hemos de puntualizar que no tenemos arrugas en el contorno de ojos. Si nos miramos al espejo se empiezan a marcar una par de líneas en el rabillo del ojo. Pero nada más. Eso sí, al sonreír nos sales por decenas 😉 Y este contorno ha hecho que se suavicen y que tengamos la piel mucho más hidratada y nutrida. Sin duda uno de nuestros must a partir de ahora, sobre todo porque es uno de los pocos contornos que no molesta nada de nada si te acercas mucho a la línea de las pestañas. Y eso se merece una oda. 

El precio de este sensacional producto es de 34,90 euros en la web de la marca Terai Cosmética.

Tags:
Compartir

Tal vez te interese

Orgànics Magazine

El primer magazine on line sobre cosmética ecológica, alimentación orgánica, moda sostenible y green living de España ¿Te quedas con nosotr@s?

Comentarios

avatar

  Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...  
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
Esther+RG
Esther+RG

Esta marca es la primera en cosmética natural a la que mi madre no la ha puesto peros para la crema de día, y eso es porque es muy muy buena, que no conseguía que dejara de usar cosmética convencional hasta que probó Terai, así que me apunto vuestra recomendación

Terai Cosmética
Terai Cosmética

¡Cómo nos alegramos Esther! Un abrazo para ti y para tu madre.

Orgànics Magazine
Close Cookmode