Receta secreta de mermelada de naranja ecológica anticaries

Nuestra receta familiar secreta de mermelada de naranja ecológica. Apta para diabéticos y con un ingrediente clave contra la caries.
Mermelada de naranja ecológica

Dicen que febrero es el mes más dulce del año. Podríamos hacer unos deliciosos bombones para celebrarlo, pero hoy os hemos querido traer una receta secreta de mermelada de naranja ecológica que nos vuelve locas por varios motivos.

Primero porque se trata de una receta sencilla a más no poder.

Segundo porque es muy dulce pero a penas lleva azúcares (de hecho no los lleva, pero sí contiene xylitol que es un poliol del que os hablaremos ahora) y es apta para diabéticos por su bajo índice glucémico.

Tercero porque nos permite aprovechar la fruta o verdura cuando la tenemos en grandes cantidades, en nuestro caso cítricos made in Valencia.

Y cuarto porque esta es la receta secreta de mi madre y eso es lo que más nos gusta a todos en casa. Porque cuando el mundo bio entró en casa, ella fue la primera que se puso manos a la obra para reconvertir sus antiguas recetas en otras más saludables. Y no solo lo ha conseguido, sino que esta es, probablemente, la mejor mermelada que he probado en mi vida.

Pero antes quiero hacer una advertencia.

Mucha gente piensa que darle mermelada a sus hijos o zumos caseros es como comer fruta. Pero, lamentablemente, no es nada de eso.

Un zumo o una mermelada son dulces por su alto contenido en azúcares (algunas mermeladas llevan solo 30 gramos de fruta por cada 100 gramos de producto, el resto es azúcar), y como tal deben tratarse.

Sí son más saludables que una chuchería, pero no por ser fruta, sino porque no contienen la cantidad de ingredientes, muchos de ellos petroquímicos, que las gominas convencionales o los refrescos.

Pero no nos llevemos a engaño, una mermelada solo puede ser equiparada a un dulce, nunca a una fruta.

Peor aún es cuando se trata de confitura, donde se elimina la piel y las partes duras de la fruta para dejar solo la pulpa, por lo que eliminamos gran parte de la fibra que nos permite reducir la absorción de los azúcares.

En el nivel más bajo de todos estaría la jalea, que no es más que zumo de frutas con azúcar. O sea, lo peor de lo peor, sobre todo porque en el imaginario de las mamás y papás está el hecho de que es fruta.

Pero no. Un zumo no es fruta. Una mermelada no es fruta. Una gominola hecha con fruta no es fruta. Solo la fruta entera es fruta.

Teniendo todo esto en cuenta, nuestra receta de mermelada tiene un alto contenido en fibra y muy bajo en azúcares.

De hecho, hemos usado xylitol, o azúcar de abedul, por lo que esta receta es apta para diabéticos. El xylitol es un un polialcohol y a pesar de ser más dulce que el azúcar (y, por lo tanto, necesitas menos cantidad para edulcorar) no requiere insulina para ser metabolizado y, por lo tanto, es perfecto para los diabéticos.

Además contiene 1/3 de las calorías del azúcar y cuando se metaliza lo hace lentamente.

Por si esto fuera poco, es anticariogénico, es decir, no provoca caries, ya que tiene un efecto bactericida e inhibe la acción del Streptococcus mutans la principal bacteria causante de las caries. Y no solo eso, ayuda a remineralizar el esmalte dental, por lo que es muy recomendable comprar pastas de dientes que lo contengan.

Pero, además de todo esto, su sabor es maravilloso, el más similar al azúcar blanquilla al que todos los seres humanos somos adictos por eso es ideal para los peques. Eso sí, tiene efectos laxantes si se consume en grandes cantidades (unos 400 gramos al día) ¡y es muy tóxico para los perros!
Dicho todo esto os contamos nuestra mejor receta de mermelada de naranja, con solo 14 gramos de xylitol por cada 100 gramos de fruta, algo muy por debajo de las cantidades habituales de edulcorantes en las mermeladas.

Vamos ya con la receta de mermelada de naranja ecológica de Lola

INGREDIENTES

ELABORACIÓN PASO A PASO

  • Tomamos una de las naranjas y con un pelador de patatas pelamos la corteza sin que quede ninguna parte blanca de la piel, ya que amargaría la mermelada. La cortamos en trozos más o menos grandes según nos guste más o menos notarlos. A nosotras nos gusta cortarlas en tiras.
  • Pelamos y troceamos las naranjas, retirando toda la parte blanca.
  • Lavamos bien las zanahorias, las rallamos y las mezclamos con la naranja.
  • Añadimos el zumo de 1 limón y los 100 gramos de xylitol.
  • Lo ponemos todo en un cazo y lo ponemos a fuego lento removiendo de vez en cuando.
  • Cuando alcance el punto de escritura (cuando levantas la cuchara y se queda meloso), apagamos el fuego y metemos en un frasco que hemos hervido previamente durante 15 minutos. ¡Cuidado que quema!
  • Cerramos el frasco y lo dejamos enfriar antes de meterlo en la nevera

    ¡Buen provecho!

TIPS

Si tienes grandes cantidades, lo mejor es envasarlos en conserva. Para eso has de hervir los botes y rellenarlos, pero tras cerrarlos los vuelves a meter en la olla con agua hirviendo durante 20 minutos. Después apagas el fuego y los dejas allí hasta que se atemperen. Cuando puedas meter la mano en el agua y sacarlos ya están listos para ser almacenados.

Usa siempre tapas nuevas para estos botes, es muy importante hacer bien la conserva para reducir posibles contaminaciones.

Total
2
Shares
Despliega para ver las opciones de suscripción a este artículo...
¿Te suscribes a los comentarios de este artículo?
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Artículo Previo

Nos ponemos muy serias con la cosmética tóxica

Siguiente Artículo

Jabón negro ecológico de Loelle, perfecto para pieles problemáticas

Post Relacionados
Total
2
Share
error: El contenido esta protegido!